El Ayuntamiento cruza el trazado de las tuberías de agua no potable entre Juan XXIII y Peset Aleixandre

JuanXXIIIEl Ayuntamiento procede al cruce del trazado de las tuberías de agua no potable entre las avenidas Juan XXIIIy doctor Peset Aleixandre  

  

Ramón-Llin: “Valencia utiliza el agua subterránea para usos secundarios, como el baldeo, fuentes ornamentales, y riego de parques y jardines

El Ayuntamiento de Valencia, a través del servicio del Ciclo Integral del Agua, procederá a partir de este lunes, día 19 de agosto, al cruce del trazado de las tuberías de agua no potable entre las avenidas Juan XXIII y Doctor Peset Aleixandre de Valencia


 Las obras, en coordinación con el servicio de Circulación y Transportes y el resto de servicios municipales, han sido programadas para esta semana de agosto, a fin de minimizar las molestias al tráfico, especialmente en estas dos grandes avenidas de la ciudad.

Enmarcado en el proyecto anual de “Renovación y mejora de la Red de Distribución de Agua Potable y Baja Presión 2013″, estas obras permiten la integración de la red de agua subterránea, no potable, de los distritos de La Zaidía y Benicalap a la red de abastecimiento de baja presión de la ciudad.

En su visita a las obras esta semana pasada, la Alcaldesa en Funciones, Mª Àngels Ramón-Llin, ha explicado que este proyecto, con un presupuesto de 350.000 euros, tiene prevista la finalización para el próximo mes de octubre, y supone la instalación de aproximadamente 1.150 metros de nueva tubería, de entre 200 y 315 milímetros de diámetro, que conectará el pozo sito en el PAI de Benicalap Sur con la red de agua no potable existente en la calle Periodista Llorente, de modo que permita su abastecimiento a la red municipal de baja presión de toda la ciudad.

Las obras se localizan en la avenida Juan XXIII y en las calles Pedro Cabanes, Río Segre, Doctor Olóriz, San Pancracio, y Periodista Llorente. Dada la envergadura del proyecto y la longitud de la tubería a instalar, las obras se ejecutan en varias fases, a fin de minimizar las molestias a los vecinos y reducir la afección al tráfico.

Según Mª Àngels Ramón-Llin, la implantación de la red de baja presión tiene como finalidad “emplear el agua que transporta esta red, agua de origen no superficial y no potable, para usos secundarios, como el riego de parques y jardines municipales, baldeo de calles y fuentes ornamentales, de modo que uso permite un ahorro de agua destinada a consumo humano”.

Valencia Notias/Redacción

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.