Champions | Real Madrid 2-2 Bayern Múnich




FICHA TÉCNICA:

2 – Real Madrid: Keylor Navas; Lucas Vázquez, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kovacic (Casemiro, m.72), Modric, Kroos, Marco Asensio (Nacho, m.87); Cristiano Ronaldo y Benzema (Bale, m.72).

2 – Bayern: Ulreich; Kimmich, Süle, Hummels, Alaba; Tolisso (Wagner, m.74), Thiago, James (Javi Martínez, m.84), Ribery; Müller y Lewandowski.

Goles: 0-1, m.3: Kimmich. 1-1, m.11: Benzema. 1-2, m.46: Benzema. 2-2, m.63: James.

Árbitro: Cüneyt Çakir (TUR). Amonestó a Modric (62), Lucas Vázquez (65), Varane (88) y Casemiro (89), por el Real Madrid.

Incidencias: encuentro de vuelta de semifinales de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 80.500 espectadores (lleno).

descargaEl campeón de las dos últimas ediciones de la Liga de Campeones defenderá su trono en Kiev. El Real Madrid jugará su tercera final consecutiva tras desbancar al Bayern en semifinales en un partido de vuelta desquiciado, en el que el equipo alemán llevó la iniciativa y se quedó a un gol del billete a la final. Sin embargo, el Madrid, con dos goles de Benzema, se llevó el gato al agua.

Y lo hizo tras un sufridísimo final de partido en el que Keylor Navas detuvo las acometidas de un Bayern volcado al ataque. El portero costarricense se erigió como protagonista con paradas determinantes y compartió los galones de su equipo con Karim Benzema, que volvió al once de Zidane para marcar los dos goles que han certificado el pase del Madrid a una nueva final de Champions.

Un logro impensable para un equipo que no está viviendo su mejor temporada ni está, pese a todo, en su mejor momento en Europa, donde ha sufrido lo indecible en estas semifinales. Pero, a veces, el fútbol va por un lado y el resultado por otro. El equipo blanco, como en Múnich, volvió a hacer valer su pegada y se deshizo de un Bayern peleón que también repitió sus regalos atrás.

En un partido de vuelta y vuelta, con ocasiones en ambas porterías y con escaso brillo defensivo, el Madrid sacó tajada de los desajustes defensivos del equipo de Heynckes. Especialmente sangrante fue el clamoroso error de Ulreich en el segundo tanto de Benzema. Un error imperdonable para unas semifinales de Champions que acabó con la vida del equipo bávaro.

El Bayern sale como un toro

El Bayern, como en la ida, cayó por sus errores y por su falta de definición arriba. Llegó al Bernabéu plagado de bajas pero se colocó 0-1 a los tres minutos de partido con un arranque espectacular. Müller colgó un balón al área y Ramos, en un error en el despeje, deja el balón muerto para que Kimmich la envíe a la red.

El miedo entró en el cuerpo de un Madrid que había partido de inicio con un novedoso centro del campo del que se cayó Casemiro y entró Kovacic. Un experimento inesperado que no le salió bien a Zidane. La espalda del croata fue un coladero continuo por el que Thiago metió todos los balones que quiso, pese al trabajo incansable de Modric.

Pero el Madrid en Champions tiene vidas infitinas y a los diez minutos de partido puso las tablas por medio de Benzema. El francés se descolgó de su defensor y cabeceó a placer un pase de Marcelo. El 1-1 no cambió los parametros del partido, convertido en una ruleta rusa sin pausa. A la media hora el Bayern tuvo el segundo en una gran jugada iniciada por Hummels, que metió para el disparo de Lewandowski sobre Keylor. El rechace lo mandó fuera James Rodríguez.

Con el intercambio de golpes se llegó al filo del descanso, cuando un pase al área de Kimmich golpea claramente en la mano de Marcelo. El colegiado dejó seguir, no señaló penalti y los jugadores bávaros se lo comieron camino de la caseta. Lo que no esperaban era que a la vuelta regalarían la final al Real Madrid.

Regalo de Ulreich y recital de Keylor

En el primer minuto de la segunda mitad, la presión blanca provoca una peliaguda cesión de Tolisso para Ulreich, que se hace un lío al intentar despejar y deja pasar un balón que Benzema, muy atento, empuja a la red para colocar al Madrid por delante (2-1). El tanto borraba cualquier posibilidad de prórroga y obligaba al Bayern a meter dos goles para conseguir el pase a Kiev.

La eliminatoria, pese al mal partido del Madrid, se ponía muy de cara para los de Zidane. Pero el Bayern se volcó todavía más al ataque y continuó el recital de Keylor Navas con una mano prodigiosa a disparo de Alaba. No pudo hacer nada, sin embargo, en el gol de James. Le paró el primer disparo pero no pudo atajar el rechace. El colombiano, el mejor de los suyos, pidió perdón a la grada y acercó a su equipo a la final.

Pero, aunque llovía, y mucho, sobre el Real Madrid, nunca llegaría el tercer tanto del Bayern. Las paradas y despejes de Keylor Navas mantuvieron en pie al equipo de Zidane y, tras un final de infarto, con seis minutos de añadido, el Real Madrid cerró su pase a su tercera final consecutiva. Una gesta más para el inamovible Rey de Europa.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.