¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar un renting para mi empresa?

 

Hace tiempo que la compra de un coche dejó de ser casi la única fórmula del transporte privado. Cada vez son más populares fórmulas alternativas, y los expertos en automoción creen que seguirán creciendo en los próximos años. El transporte público, compartir coche o los coches de renting son fórmulas más ecológicas y más baratas de moverte en la ciudad.

En este sentido, no es de extrañar que siete de cada diez conductores crean que estas modalidades acabarán sustituyendo al vehículo en propiedad a corto o medio plazo, según un informe reciente.

De entre todas estas fórmulas, el renting parece estar al alza. El renting de un vehículo consiste en alquilar a largo plazo ese vehículo. Una de las grandes ventajas es que se trata de un sistema muy simple: una empresa que se dedica al renting compra un vehículo, atendiendo a las necesidades y peticiones del cliente, y lo pone a su disposición. A cambio, el cliente se compromete a pagar una cuota mensual por un determinado plazo. Al final del plazo, el contrato puede prever (o no) la posibilidad de que el usuario adquiera el vehículo. Además del uso del coche, suelen incluirse en la cuota de renting la prestación de servicios para el mantenimiento del coche o la póliza de seguro.

Los datos más recientes indican que en 2019 las empresas de renting matricularon más de 300.000 vehículos (un 13,14% más que en 2018), hasta alcanzar un parque de vehículos de unos 760.000 vehículos, según la Asociación Española de Renting de Vehículos. La demanda aumentó entre las pymes, los autónomos y los particulares.

car-1149997_1920__1_
image-643503

¿En qué conviene fijarse antes de firmar un contrato de renting?

Hasta aquí, la definición básica de en qué consiste el renting. Muchas empresas ofrecen este servicio a particular, empresas y autónomos, y si te has decidido por este servicio, tendrás que optar por una de ellas. Ahora bien, ¿qué debes tener en cuenta a la hora de contratar un renting? Aquí van algunas claves.

– Fíjate bien en los servicios que incluye. No todos los contratos de renting incluyen los mismos servicios para el usuario. La cuota del renting incluye casi siempre los gastos de matriculación del vehículo, mantenimiento, impuestos, cambio de neumáticos, seguro, ITV y posibles reparaciones. A veces pueden añadir cambio de neumáticos, gestión y recurso de multas, coche de sustitución si se necesita, pago de peajes o tarjeta para gasolina. Deberás hacer la comparativa de precios teniendo en cuenta cuáles son los servicios que incluye.

– Revisa el kilometraje máximo y posibles restricciones. Si se establece un máximo, deberás pagar una cantidad extra en caso de superarlo. Además, cuanto mayor sea el número de kilómetros que puedes hacer, mayor será la cuota. Conviene calcular de antemano cuál es el uso previsible del vehículo para ajustar el kilometraje máximo a las necesidades que tengas. Además, algunos contratos pueden incluir restricciones a circular fuera de territorio nacional o a quién puede conducir, si bien lo habitual es que baste con tener el permiso de circulación.

– Revisa cuál es el estado en el que debes devolver el vehículo. Al final del contrato deberás devolver el coche, a no ser que quieras ejecutar la cláusula de compra, en el caso de que se incluyera en el contrato. Pues bien, todo contrato incluye también las condiciones en que debe devolverse. Si no se cumplen, tendrás que abonar una multa.
 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.