Desarticulada una organización criminal que asaltaba a traficantes para robarles la droga y luego venderla

. Hasta el momento se han detenido a 24 personas, 15 de las cuales han ingresado en prisión por orden judicial
 
. El delincuentes también participaban en la sustracción de vehículos de alta gama, extorsiones, robos con fuerza y ​​estafas

 

Agentes de la Policía de la Generalidad – Mossos del Área de Investigación Criminal (AIC) de la Región Policial Metropolitana de Barcelona detuvieron, el pasado 4 de junio, 24 personas con edades comprendidas entre los 24 y los 58 años y nacionalidades española, búlgara y marroquí como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas, robos con violencia, robos con fuerza, extorsiones, estafas, usurpación de funciones públicas y pertenencia a organización criminal.
La investigación se inició a principios del mes de noviembre de 2013 cuando, agentes de la AIC localizaron en el interior de un parking de Barcelona un vehículo sustraído y con placas de matrícula falsas, en el maletero del cual había dos fardos de hachís con un peso de 60 kg.
Robos a traficantes
A medida que la investigación avanzaba los agentes constataron que estaban ante una organización criminal, perfectamente estructurada, que se dedicaba al tráfico de sustancias estupefacientes. Una de las características de esta organización es que, para obtener el hachís, asaltaban a narcotraficantes del sur de la Península para quedarse con su droga.
El funcionamiento de la organización era muy meticuloso: primero hacían una laboriosa investigación para localizar a personas vinculadas al tráfico de drogas. Con la persona seleccionada, hacían vigilancias y seguimientos para averiguar cuando hacía viajes a Marruecos para transportar el hachís. Para llevar a cabo estos seguimientos se habían asesorado con un detective privado de Barcelona.
Una vez tenían la certeza de que la persona en cuestión disponía de cantidades importantes de droga, los ladrones simulaban un operativo policial con la única finalidad de sustraer la droga. Para dar mayor certeza a su auto usaban ropa de policía, luces prioritarias de vehículos policiales así como credenciales falsas. En la ejecución del robo llegaban a participar unas 14 personas y usaban vehículos de gama alta y furgonetas previamente sustraídas. Una vez con la mercancía robada, la vendían a otros traficantes y obtenían un beneficio neto de unos 1.000 euros por cada kg de hachís.
Estructura de la organización criminal
 
El grupo estaba fuertemente jerarquizado, bajo las órdenes de una persona con negocios en la compraventa de vehículos. También disponía de una notoria importancia dentro del grupo una segunda persona que tenía mucha experiencia tanto en los robos de vehículos de alta gama como en los empotramientos en establecimientos comerciales. Precisamente estas tipologías delictivas son las que realizaban mientras esperaban los movimientos de sus objetivos antes no bajaran al sur de la península a por la droga.
Otro de los delitos en los que estaban especializados estaba relacionado con la importación de vehículos de Alemania. Primero de todo apalabrado con clientes de Cataluña la venta de vehículos, con importantes descuentos. Entonces, una vez llegaban los vehículos, los bajaban notablemente el kilometraje del cuentakilómetros y, además, utilizaban un método de matriculación a través de un testaferro para ahorrarse el pago del IVA en el Hacienda Pública.
En cuanto a los robos con fuerza utilizaban vehículos sustraídos para empotrar los mismos contra los establecimientos comerciales, además de participar en extorsiones por encargo.
Explotación de la investigación
 
Durante la investigación se intervinieron más de 300 kg de hachís y, a mediados del mes de mayo, una colaboración con el equipo EDOA de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cádiz permitió la intervención de más de 1.230 kg de hachís. La banda investigada había alojado en Alicante y Cádiz esperando el cargamento que finalmente se intervino.
El pasado 4 de junio se planificó un operativo policial para desmantelar toda la organización criminal. Con la participación de más de 170 efectivos de los Mossos se hicieron un total de 23 entradas y registros en las localidades de Barcelona, ​​Badalona, ​​Sant Adrià, Mollet del Vallés, Sant Feliu de Llobregat, Gavà y Tarragona. En el grueso de la operación los agentes intervinieron 1.565 kg de hachís, 26 vehículos, armas, ropa policial, luces prioritarias de vehículos policiales, 54.000 euros, así como una gran cantidad de objetos sustraídos procedentes de los robos en establecimientos comerciales.
Hasta la fecha se han detenido a un total de 24 personas, entre las que se encuentran los jefes y principales miembros de la organización. De éstos, 15 han ingresado en prisión.
Aunque dar la organización para desmantelada, no se descarta que se puedan hacer nuevas detenciones.
La investigación ha estado tutelada por la Magistrada titular del juzgado de instrucción n 18 de Barcelona con la coordinación de la Fiscalía de Crimen Organizado de Barcelona.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.