El pasado 4 de agosto, el BOE publicó la constitución del sindicato Organización de Trabajadoras Sexuales (Otras) después de que la Dirección General de Trabajo comprobase que reunía los requisitos legales.

Tras conocer la noticia, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, reconoció que le habían “colado un gol por la escuadra”, que “desconocía por completo” que su Ministerio había dado el visto bueno al sindicato, y que haría lo posible por anularlo lo antes posible.