Donuts, rosquilla o dona

dunkin donuts, donuts caseros, receta donuts, Una dona, también llamada dónut rosquillaberlina o berlín es un toro o rosco de pan dulce que tradicionalmente está frito en grasa de cerdo.

 

INGREDIENTES

520 g. de harina
140 ml leche
90 ml agua tibia
1 huevo
50 g. de azucar
25 g. levadura fresca
Extracto de vainilla

Preparación de la receta

1.- Coloca la leche y el agua en un recipiente, añade la levadura fresca desmenuzada y remueve con una cuchara hasta que se disuelva por completo.

2.- Prepara la masa. Coloca la harina en un bol y añade el azúcar y la sal. Mezcla bien y haz un pequeño hueco en medio para incorporar la leche en la que acabas de disolver la levadura. Añade también la mantequilla a temperatura ambiente, la vainilla y el huevo. Mezcla bien con la espátula hasta que te resulte imposible seguir trabajando la masa con la espátula.

3.- Pasa la masa al mármol. Amasa con las manos hasta obtener una masa muy esponjosa y muy lisa. Si tienes amasadora, robot de cocina o panificadora para amasar, te recomiendo que hagas el amasado a máquina. Pero yo voy a amasar a mano para que veas qué fácil es. A pesar de que la masa es muy pegajosa, poco a poco va tomando consistencia y se va poniendo lisa y esponjosa. Amasa durante aproximadamente 10 minutos.

4.- Forma una bola con la masa. Unta un recipiente con un poco de aceite de oliva, coloca la masa dentro y cubre el recipiente con film de cocina. Déjala reposar, aproximadamente 2 horas, hasta que doble o triplique su volumen.

5.- Espolvorea el mármol con harina y vuelca la masa encima. Estira la masa con el rodillo y, cuando tenga un grosor aproximado de 1 centímetro, ya se puede cortar.

6.- Corta los donuts. Puedes utilizar un aro de emplatar para hacer el borde exterior aunque, si no tienes, puedes usar un vaso. Para cortar el agujero del medio, puedes utilizar la boca de una botella de agua. (Mira en el vídeo cómo lo hago). Retira la masa sobrante y los agujeritos. Amasa un poco la masa sobrante y haz más donuts hasta acabar con ella.

7.- Deja los donuts sobre una bandeja encima de papel vegetal. Manipúlalos con cuidado para que no se deformen. Déjalos cubiertos con un trapo, durante aproximadamente media hora, hasta que aumenten de volumen.

8.- Fríe los donuts. Coloca abundante aceite de girasol, o el que habitualmente utilices para freír, en una sartén al fuego. Introduce los donuts. El aceite tiene que estar caliente, pero debes de tener mucho cuidado porque se pueden dorar demasiado. Baja un poco el fuego cuando el aceite esté burbujeando. Dales la vuelta cuando estén dorados por una cara para que se doren por la otra. Fríelos a fuego moderado para que se cocinen bien por dentro. Retíralos a un plato con papel absorbente.

9.- Prepara el glaseado. Mezcla en un bol el azúcar glas con unas cucharadas de agua, añade media cucharadita de zumo de limón y un poco de ralladura de limón. Mezcla bien con un tenedor hasta obtener la consistencia deseada.

10.- Aplica el glaseado. Introduce el donut en el bol de glaseado y, con un pincel de cocina, retira el exceso. Déjalos sobre una rejilla hasta que se seque el glaseado.

Las donas son un postre consumido mayormente por los jóvenes, gracias a sus sabores y combinaciones dulces y/o salados. Hay muchos tipos de donas: algunas están glaseadas con varios colores y a veces llevan confites (ocasionalmente también toppings como coco rallado o maní troceado), otros están rellenos de mermelada o natillas. Las tres clases de donuts son el tipo pastel, los leudados (fermentados con levadura) y los tradicionales. Un dónut tiene en promedio aproximadamente 300 calorías y 25 g de grasa.

Las donas con forma de anillo se hacen juntando los extremos de un pedazo largo y delgado de masa o usando moldes que cortan simultáneamente los pedazos externos e internos, quitando la masa en el centro. El pedazo restante es cocinado o devuelto a la masa para hacer más unidades. Un dónut en forma de disco puede ser puesto en un molde toroidal para que aparezca el agujero central.

Mi consejo para preparar donuts caseros:

Si los quieres guardar, congélalos justo cuando se enfríen porque las masas de levadura caseras al día siguiente se secan. Si los guardas congelados, al descongelar, te quedarán perfectos.

Puedes decorar con sprinkels, chocolate o como más te guste. Yo he elegido la versión clásica porque me encantan con el glaseado de azúcar.

– Es fundamental preparar una esponja o poolish. El prefermento ayudará a conseguir una buena esponjosidad en la masa, massabor y mayor duración del donut. No queremos que nuestros donuts se queden duros como una piedra a la vuelta de la esquina.

– Para conseguir ese sabor, y tras múltiples experimentos, mi donut ideal lleva una pizca de vainilla y aroma de naranja. Ojo que no podréis distinguir el sabor de la naranja porque es muy sutil, pero a la vez deja un regusto a donut de toda la vida.  He probado también con cardamomo, incluso con canela, pero….. sigo prefiriendo la naranja.

– Es importante la incorporación de miel o azúcar invertido, para conseguir una mayor humedad y conservación de la masa.

– Los levados deben permitir a la masa crecer bien, doblar o incluso casi triplicar su volumen. Esa es una de las claves de la esponjosidad de la masa, el tiempo de levado. La paciencia. En mi caso aconsejo el levado en frío durante toda la noche, porque además concede mejor sabor y os permite degustar esos donuts por la mañana o incluso para la hora del postre.

– A la hora de estirar la masa y recortar los donuts, debemos enharinar la mesa, y sobre todo el cortapastas. Tened en cuenta que al cortar la masa, en las zonas de corte queda expuesta y esa masa es pegajosa, así que un buen enharinado, nos impedirá que los laterales del donut se nos peguen al cortapasta y se nos deformen.

– Para no desformarlos tampoco a la hora de freírlos, porque una vez levados son muy delicados, es conveniente que los introduzcamos en el aceite con el papel de horno donde ha levado. Recortamos y listo, al cazo. El papel se despegará solo en contacto con el aceite,  y lo podremos retirar de inmediato con unas pinzas, pero nuestro donut no se deformará en el trayecto de la bandeja a la sartén. ¿Os ha gustado el truco de esos donuts caseros con forma perfecta?

– El recipiente con el aceite debe ser hondo, ya que debe permitir al donut flotar, y no tocar el fondo de la sartén o cazo.  Hay quien recomienda freidora. Para mi gusto prefiero un cazo hondo, que me permite freír donut a donut, controlando la temperatura de forma exacta y sin despistarme.

– El aceite a la hora de freír los donuts, debe estar a una temperatura entre 160-165ºC para que nos queden de ese bonito color dorado, y a la vez bien cocinados en el interior. Hay blogs que recomiendan 180ºC, temperatura que a mi parecer hace que el donut, lejos de dorarse, tome un color muy oscuro en muy poco tiempo y unos donuts preciosos de forma, parezcan que han pasado el verano en el caribe

Para controlar la temperatura durante toda la fritura, utilizo un termometro que sujeto entre los dientes de un tenedor de palo que mantengo cruzado sobre el cazo durante toda la fritura. Como veréis, es mas difícil explicarlo que verlo en la foto que os aporto.

– Mi truco  para conseguir ese dorado, es ir dándoles vueltas cada minuto mas o menos, viendo como se doran poco a poco. En un minutito largo o dos por cada lado, suelen estar listos. Pasan rapidísimo de dorado a tostado fuerte.

– El glasedo para mi gusto debe incorporar vainilla, y es crucial que no lo apliquemos hasta que el donut esté frío y bien escurrido de grasa. De lo contrario nos quedará viscoso, y el glaseado no conseguirá secarse. Si por el contrario quereis un glaseado húmedo podéis aplicarlo cuando aun estén tibios.

– El glaseado no debe ser excesivamete liquido, pues de lo contrario costará mucho que se seque. Tened en cuenta que el glaseado es lo que ayudará en parte a nuestro donut a conservarse fresco mas tiempo, y en definitiva a mantener su jugosidad interior.

Para mi gusto prefiero el glaseado de azúcar, antes que el de mantequilla, pero os dejo la receta de los dos, para que elijáis.

– La bollería y especialmente los donuts, aun cuando estos llevan poquita levadura y es el tiempo el que se encarga de su esponjosidad, están mucho mas ricos en el día. Eso si, se pueden congelar, si os sobranpero para meter calorías en el cuerpo, yolos prefiero del día.

Y expuesto cuanto antecede, como dirían SS, vamos sin mas con la receta.

Los orígenes de los donuts se disputan. Unos historiadores afirman que sus precursores se pueden encontrar entre la gente medieval del norte de Europa; pero la forma popular que se asocia hoy en día con el término doughnut se realizó por primera vez en 1847, cuando un marinero llamado Hanson Gregory, hiciera el famoso agujero con la tapa de un pimentero de un barco,4​ para solucionar el problema de que la masa no se friera bien en el centro. Se considera generalmente que el origen del dónut viene del dulce navideño holandés oliebollen (bolas de aceite), que éstos trajeron a Nueva Ámsterdam (futura Nueva York) en el siglo XVI. En los siglos siguientes evolucionó hacia el dónut que hoy en día se conoce.

En España, en 1962 el empresario y panadero Andrés Costafreda constituyó la empresa Donut Corporation, tras un viaje a Estados Unidos.5​ Comenzó a fabricarlos y comercializarlos bajo la marca registrada Donuts, sobre la que mantiene la propiedad exclusiva en España.6​ Actualmente, tras la unificación del Grupo Panrico en 1999, es esta corporación la que produce y comercializa bollería bajo este nombre comercial.7​
 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.