Dos provocaciones, una buena, otra mala

JUAN FERRER. Economista. Ex concejal del PSPV del Ayuntamiento de Valencia.

Pocas horas después de la publicación de la Reforma Laboral por el Gobierno de Rajoy (PP), ha habido dos declaraciones, ambas muy provocadoras, una en el buen sentido de la palabra, provoca el debate y la búsqueda de oportunidades y soluciones, la otra en el peor sentido de los posibles, promueve la demagogia para justificar lo que no tiene sentido.

La primera, lamentablemente fue la segunda, aquella declaración de Esperanza Aguirre diciendo algo parecido a que la reforma acababa con los últimos restos del franquismo. Francamente, no teníamos pensado que la reforma la licenciaba a ella y algunos mas, unos cuantos mas.

La afortunada, aunque no tanto, era una declaración de Aurelio Martínez, en la que invocaba como posible salida de la crisis “la generación de excedentes exportables” asegurada por a depresión de la demanda interna y desde luego, gracias al mantenimiento de la demanda externa.

Como fue mi profesor de Estructura económica en 3º de económicas, la cantinela me sonaba. Efectivamente era parte de su descripción/análisis del Plan de estabilización del 59, tal cual, una nueva enunciación de la ficha con la que acudía al aula.

No solo me sonaba, incluso yo en 2008 afirme que esa era, sería la salida, pero después de tres años de crisis hay que marcar las diferencias.

En el 59 el plan de ajuste se parecía al actual, pero la demanda externa, la de los países europeos, recientemente constituidos en “Mercado Común” a tenor del Tratado de Roma, era pujante y expansiva, cosa que ahora no es.

Si se prefiere, la propuesta de Aurelio es  correcta si Europa, al norte de los Pirineos, tuviera una demanda “musculada”, es decir, si la depresión fuera exclusivamente nuestra y nuestros vecinos estuvieran en expansión o si se prefiere, crecimiento. Eso pensaba en 2008, pero lo cierto es que las recetas Merkozy han sido fatales. Tanto la Sra. Robinson como Mr. Galbraith insistían en sus análisis de la crisis del 29 y sus consecuencias como era posible que las soluciones que el pensamiento económico patrocinado por la derecha asentaba su eficacia en lo amargo y repugnante que su pócimas podían resultar a las distintas ciudadanías. Eso es lo que está ocurriendo ahora.

No hay posibilidad de que la depresión de la demanda interna sirva para salir de la crisis si la demanda externa está igualmente deprimida. Los excedentes exportables no se producirán si a la segunda ola de fabricación no se pueden colocar en ningún mercado, simplemente provocaran el colapso de las industrias que siguiendo esa expectativa, no ha dejado de producir, es decir, cerrado.

Merkel no puede evitar tener la formación que tuvo y obtuvo. Es el resultado de la aversión ideológica a lo que se consideró “economía planificada” y sobre todo, aversión a todo lo que suena a izquierda económica, cuando ella misma se presenta como campeona contra la RDA (República Democrática Alemana) pero formada/educada/adiestrada en la RDA.

Ha forzado mediante el desprestigio calculado de las economías de la Eurozona, la devaluación del Euro como factor motriz de las exportaciones manufactureras alemanas. Desde hace mas de 25 años se sabe que Alemania no avanza principalmente en investigación o innovación, sino en mejora de su producción manufacturera tradicional, que no es poco. Hacen planchas, pero cada vez mejor. Hacen coches, pero cada vez mejor, ventiladores, cada vez mejor…… y así todo lo que se pueda incluir en la lista. Basta con acudir a unos grandes almacenes y componerla.

La devaluación de facto del euro, no la puede hacer el BCE, le ha servido para relanzar sus exportaciones, pero los desequilibrios comerciales que le resultan favorables no los pone al servicio de la Eurozona mediante la expansión de su demanda al resto de socios y “recolocando” y “compensando” los déficit comerciales. La actitud de Alemania recuerda la de Japón en los 80 y así les ha ido. El comercio es un sistema de compromisos múltiples. Si un país vende todo a todo el resto y no les compra nada ¿con qué ingresos ajenos espera cobrar sus ventas?.

Este es el talón de Aquiles de Merkel. Educada en una economía sin libre comercio no sabe los mecanismos de su ajuste, ni las obligaciones de los “partners” para producirlos.

En cuanto a la declaración de Esperanza Aguirre, aseguro, si los responsables de VLCciudad me lo permiten, una saga de artículos, no muy larga, pero desde luego no corta, para explicar lo que de cierto, y falso, hay en su aserción.

Este país es el resultado de su historia, lamentablemente algunos de sus episodios muy gravosos, ignoralos puede parecer moderno, pero desde luego es un error.

Un amigo me preguntaba en 2009 que alguna razón habría para que el paro español fuera el doble que la media europea. Efectivamente la hay, pero tal vez no es la que todos querrían que fuera, sobre todo los que no quieren recordar la economía en el franquismo.

Aurelio, estoy seguro que no la olvida y eso es Estructura Económica. Cuando se dice “paro estructural” se hace referencia a la “Estructura Económica” no a un cuento o leyenda urbana. Y esa estructura económica es la que ahora, por razones políticas, ignorancia supina de los actores del debate o malicia encubierta de los provocadores, como Esperanza Aguirre, se quiere ignorar. La diferencia con el resto de Europa existe y existe desde 1945. La pervivencia del régimen de Franco es la diferencia que marca la diferencia.

Seguirá, si me dan cancha, estoy seguro que la tendré.

 
 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

One Response to "Dos provocaciones, una buena, otra mala"

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.