Dramático: un avión se quedó sin combustible y cayó en el Pacífico

El piloto iba rumbo a Hawaii a bordo de un Cirrus SR-22, pero el motor se detuvo a 400 kilómetros de Maui y comenzó a caer a pique.

El piloto era el único tripulante del pequeño avión, de un solo motor. Un mal cálculo de la distancia que debía recorrer lo hizo quedarse sin combustible a mitad de camino, lo que lo obligó a desplegar maniobras de emergencia.
Había partido el domingo de Tracy, California, y se dirigía a Maui, Hawaii. A las 12.30 se comunicó con la torre de control del archipiélago para comunicar que ya estaba consumiendo el tanque de reserva y que no llegaría a destino.
La Guardia Costera se hizo cargo de la emergencia. En primer lugar, le dijeron que cambiara su rumbo y se dirigiera hacia un crucero que navegaba por la zona.
El piloto obedeció, y una vez que estuvo cerca de la embarcación, se preparó para el amerizaje.
A las 16.45, el motor se detuvo. Entonces, accionó el paracaídas de emergencia. Para ese momento, las cámaras de la Guardia Costera empezaron a registrar todo.
El avión comenzó a caer a pique, y de haber continuado así el impacto con el agua habría sido letal. Pero el piloto se las ingenió para enderezar la aeronave y hacerla planear. Así, logró aplacar la intensidad del amerizaje.
Cuando el avión estaba ya flotando, salió rápidamente y se subió a un bote salvavidas. Allí aguardó unos minutos, hasta que una lancha proveniente del crucero lo rescató. Estaba en perfectas condiciones de salud.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.