Reeducar a la sociedad de consumo, clave para la sostenibilidad

shopping-cart-1275480_1280

Los recursos no son infinitos. Esto lo sabemos y nos lo han dicho mil veces, pero es difícil hacerse a la idea, porque cada vez que vamos al supermercado hay un stock enorme de productos. Cuando acudimos a nuestras tiendas favoritas siempre hay cosas nuevas y cuando queremos cambiar el teléfono móvil siempre hay mil opciones entre las que escoger. Pero el consumo desenfrenado está provocando un impacto ambiental, económico y social enorme. Y por esto los especialistas recomiendan hacer un cambio de costumbres lo antes posibles, pero no será fácil.

Pensemos por un momento: ¿realmente necesitas un teléfono nuevo? ¿No te bastaría con reparar la batería del que tienes para que funcionara mejor? ¿Ralamente necesitas gastar tanta electricidad? El secado de ropa se puede realizar al aire libre, no necesitas una secadora. ¿Es necesario coger el coche para ir al trabajo si está a 20 minutos andando?

 

Reeducar a la sociedad del consumo

Hacer un cambio en este sentido es muy complicado. No solo porque nos hemos acostumbrado a una forma de vivir y de hacer las cosas, sino porque muchas veces la industria también nos pone las cosas difíciles. Aunque cada vez hay más voluntad por apostar por lo local, por los productos reutilizables y por los menos dañinos para el medioambiente, hay personas que son adictas a las compras.

Y aquí entra un factor muy importante. Antes de comprar cualquier cosa es necesario reflexionar en si lo necesitamos o no. En Francia ya se ha empezado a multar a las empresas que usan esta vieja táctica de la obsolescencia programada, es decir, programar a los aparatos para que dejen de funcionar llegado cierto momento y así obligar a los consumidores a comprar de nuevos. La lavadora, la nevera o el teléfono dejan de funcionar muchas veces porque están programados para hacerlo. Pero esto tiene que acabar. Porque esta práctica fomenta la sociedad del consumo aún más. Acabamos por tirar los aparatos viejos y compramos de nuevos, cuando no haría falta.

Los aparatos electrónicos generan miles de toneladas de basura al año. Basura que contamina de una forma exagerada. Además de que pueden seguir siendo útiles, sus piezas son en la mayoría de casos reutilizables. A partir de ellas se pueden elaborar productos nuevos. Imagínate que pudieran reparar tu lavadora por un precio asequible. Sería más barato y tendría menos impacto ambiental.

 

Consejos para ahorrar

Siempre se puede ahorrar, aunque no te lo imagines. No solo para mejorar tus finanzas sino para ayudar al medioambiente.

Por ejemplo, la ropa se puede limpiar, tender de forma adecuada y utilizar más de lo que uno espera sin necesidad de comprar cada año tantas cosas nuevas. También debemos ahorrar en suministros. La calefacción o el aire acondicionado deben tener unos máximos y no nos debemos pasar. Ahorrarás dinero y no contaminarás tanto.

Tampoco necesitas llevar a cabo duchas de 20 minutos ni secarte el pelo con secador cada día. Son pequeños detalles que a la larga determinarán un cambio de costumbres muy importante para la sociedad y el planeta.
 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.