El ADN de un hombre que asesinó a su pareja en 2016 permite condenarle por violar a otra mujer hace 15 años

descarga (4)La Audiencia deTarragona ha condenado a un hombre a 19 años de cárcel por violar a una mujer en 2003 -cuando faltaba solo un mes para que prescribiese el delito- gracias a las muestras de ADN que los investigadores tomaron de él tras asesinar a su pareja hace año y medio.

Javier Mora Muñoz está en prisión preventiva a la espera de juicio por este asesinato machista y por agredir sexualmente a su hijastra de 15 años en diciembre de 2016. El juicio tendrá lugar el próximo mes de septiembre, según informa Efe.

Las muestras de ADN tomadas para esclarecer este crimen permitieron identificarle como autor de la violación que estaba sin resolver. La Audiencia de Tarragona considera probado que Mora, la madrugada del 18 de abril del 2003, abordó a una conductora que acababa de aparcar, entró en el coche, la amenazó con un destornillador en el cuello y le robó 30 euros.

Luego, la obligó a conducir hasta un descampado cerca de la estación de la ITV, a quitarse la ropa bajo la amenaza de “o la vida, o te desnudas”, y entonces la violó y la forzó a conducir de nuevo hasta el centro urbano.

Estrés postraumático tras la violación

Allí, la amenazó de nuevo con que no avisara a la policía y, como resultado de los hechos, la mujer contrajo una enfermedad venérea, ya curada y, entre otras secuelas psicológicas, sufre estrés postraumático.

La Sección Segunda de la Audiencia de Tarragona no da crédito alguno a la versión del procesado conforme se trató de relaciones sexuales consentidas.

“Tampoco podemos dejar de lado las circunstancias de haber sometido a una persona a tan deleznables actos de naturaleza sexual, inmediatamente después de haberla sometido a un robo con intimidación y uso de arma bajo amenaza de quitarle la vida”, destaca la sentencia.

Indemnización de 30.000 euros y orden de alejamiento

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, condena a Mora a catorce años y tres meses de cárcel por el delito de violación, otros cuatro por robo con intimidación con uso de instrumento peligroso y a un año por amenazas.

También le condena a devolver los 30 euros que robó a la víctima antes de violarla y a indemnizarla con 30.000 euros por los daños psíquicos y morales que sufrió.

Además, decreta una orden de alejamiento de 1.000 metros de la víctima durante 24 años y le impone las costas judiciales, aunque le absuelve de los delitos de detención ilegal y coacciones que solicitaba la acusación particular.

El abogado de la acusación particular, David Rocamora, ha señalado a Efe que “espero que, con la sentencia, la víctima pueda rehacer su vida, porque el juicio ha supuesto reabrir heridas que lleva quince años intentando cerrar“.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.