El Armario de Lulú se materializa en Valencia

Hoy se celebra una fiesta en pleno Centro de Valencia, más concretamente en el Mercado de Colón. Una auténtica superestrella de la moda en Internet, El Armario de Lulú, toma forma corpórea de boutique en una de las zonas más nobles de nuestra ciudad. La calle Conde de Salvatierra tendrá el privilegio de albergar el feliz alumbramiento. Y ayer tuvimos el enorme placer de departir durante un buen rato con Soraya y Hugo, Hugo y Soraya que, además de acompañarnos con unas estupendísimas viandas en el restaurante La Pitanza -que os recomiendo-, desnudaron para nosotros y unos pocos privilegiados más, la historia, vicisitudes, filosofía y arte de un exitoso proyecto como El Armario de Lulú.

SCF5047

“El Armario de Lulú es Soraya y Soraya es El Armario de Lulú. Si vierais nuestra casa, veríais que es El Armario de Lulú, total”, nos comentaba un orgullosísimo Hugo que, para quien no lo sepa, además de ser la mitad ‘terrestre’ del proyecto El Armario de Lulú es el marido de Soraya que, por supuesto, es la mitad ‘artística’, la mitad ‘sastresa’. Para ellos la moda es su vida y, como nos confesaban durante el primer plato, “El Armario de Lulú es nuestro hijo”. Y escuchándoles la pasión con la que nos cuentan sobre su trayectoria, es totalmente cierto.

SCF5038

“Empezó siendo un blog con las ideas que no quería dejar que se perdieran mientras comía, cuando trabajaba en Marie Claire”, nos contó Soraya. Y es que mientras los demás se iban a comer fuera, ella se quedaba delante de la pantalla y allí mismo saciaba el hambre, escribiendo. De un exitoso blog salió la oportunidad de vender bisutería a través de sus páginas, y de ahí, sin darnos cuenta, llegamos a donde estamos ahora. Y ahora están, sencillamente, en el ‘Salón de Ilustres’ de la moda valenciana.

SCF5046

Dos detalles nos llaman poderosamente la atención de este maravilloso par de personas, ya que no me atrevería a llamarlos solo ‘matrimonio’ -que lo son-, pero trascienden más allá de la mera relación de pareja para envolverlo todo con un halo de magia difícil de explicar. El primero, que “siempre me preguntan que quién está detrás de El Armario de Lulú… A veces se creen que yo soy el inversor y Soraya la que trabaja. Pues no. Estamos solo el trabajo, la dedicación y la ilusión de cuatro personas”, comenta Hugo. Lo demás lo hace un magnífico proceso de distribución y contar con los mejores para ello. Y saber crecer. El segundo, que empezaron en Valencia, siguen  en Valencia, y seguirán en Valencia. “No se lo creen, pero es que como Valencia no hay nada”, nos señalan.

Una anécdota nos ilustró de qué modo ha calado la estética Lulú en la sociedad, cuando una clienta que no los conocía se tropezó con El Armario de Lulú en un evento y se puso a llorar. “Tanto tiempo buscando lo que quiero y está delante de mí”, le explicó la chica.

SCF5039

Un estilo de vida más que un negocio, gestado desde la nada y con el tesón y el talento como baluarte, que como pasa solo unas pocas veces a lo largo de décadas, consigue no solo hacerse un lugar en el primer plano de la actualidad -El Armario de la Tele, María Castro y otros artistas de la pequeña pantalla lo saben muy bien- sino ubicarse en el ‘Olimpo’ del buen vestir y el buen gusto. Una de esas historias que rompen con la norma, saliendo desde lo más humilde y sencillo, y luchando hasta conseguir el éxito, uno de esos testimonios que inspiran a tanta gente que aún cree en la filosofía del ‘self-made’ americano. Ellos lo han hecho. Enhorabuena.

VLC Noticias | Javier Furió. Fotos: VLC Noticias

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.