El autor de la masacre en Las Vegas tenía un mecanismo para acelerar los disparos




This undated photo provided by Eric Paddock shows his brother, Las Vegas gunman Stephen Paddock. On Sunday, Oct. 1, 2017, Stephen Paddock opened fire on the Route 91 Harvest Festival killing dozens and wounding hundreds. (Courtesy of Eric Paddock via AP)
This undated photo provided by Eric Paddock shows his brother, Las Vegas gunman Stephen Paddock. On Sunday, Oct. 1, 2017, Stephen Paddock opened fire on the Route 91 Harvest Festival killing dozens and wounding hundreds. (Courtesy of Eric Paddock via AP)

Dos funcionarios enterados de la investigación revelaron que Stephen Paddock podría haber agregado unas culatas especiales a dos armas semiautomáticas para convertirlas en totalmente automáticas

Stephen Paddock, el hombre armado que disparó cientos de balas contra una multitud que asistía a un concierto en Las Vegas, había añadido mecanismos a dos armas semiautomáticas para convertirlas en totalmente automáticas, informaron dos funcionarios enterados de la investigación.

Estos dispositivos que se adosan a la parte posterior del arma ya habían llamado la atención de las autoridades en los últimos años.

 El artefacto sustituye la parte posterior de un arma con un soporte que abarca hasta el lugar donde se encuentra el gatillo. El dispositivo coloca el dedo del usuario en contacto con el gatillo y aprovecha el retroceso de los disparos para que el arma salte de atrás a adelante, manteniendo pulsado el gatillo.

Técnicamente, eso significa que el dedo acciona el gatillo en cada disparo, lo que permite que el arma continúe siendo semiautomática y por tanto legal, ya que la compra de armas totalmente automáticas está muy restringida en Estados Unidos desde la década de 1930.

Un fusil semiautomático dispara un proyectil por cada vez que se acciona el gatillo. En un arma totalmente automática, un solo accionamiento del gatillo hace que todos los cartuchos sean percutidos hasta que se acabe el cargador.

Dos funcionarios enterados de la investigación dijeron a la AP que Paddock tenía dos de esos dispositivos para acelerar el fuego, y se investigaba si se habían utilizado para modificar armas empleadas en la masacre. Ambos funcionarios recibieron la información de la policía y solicitaron el anonimato porque la investigación estaba en marcha.

En efecto, según Massad Ayoob, un experto consultado por The Guardian, el ruido de la balacera no sería el de un arma automática.

“El ritmo de las balas es un poco errático. En algunos momentos es más lento que en otros”, afirmó.

Por otra parte, las autoridades aún no divulgaron qué armas usó Paddock, quien tenía 23 armas en su habitación en el hotel.

A broken window at the Mandalay Bay resort and casino is seen in the aftermath of a mass shooting on the Las Vegas Strip, Monday, Oct. 2, 2017, in Las Vegas. (AP Photo/Marcio Jose Sanchez)
A broken window at the Mandalay Bay resort and casino is seen in the aftermath of a mass shooting on the Las Vegas Strip, Monday, Oct. 2, 2017, in Las Vegas. (AP Photo/Marcio Jose Sanchez)
Las ventanas rotas del piso 32 del hotel Mandalay Bay desde donde Stephen Paddock disparó hacia las 22 dos mil personas reunidas para un concierto de música country (AP Photo/John Locher)

La senadora de California Dianne Feinstein lleva tiempo haciendo campaña en contra de esos aditamentos. Hace varios años, Feinstein había dicho a The Associated Press que le preocupaba la aparición de técnicas para hacer que un arma de fuego fuera totalmente automática.

“Esta culata de recambio convierte un fusil semiautomático en un arma que puede disparar entre 400 y 800 cartuchos por minuto”, explicó.

En 1986, la Ley Nacional de Armas de Fuego, que es federal, fue enmendada para prohibir la transferencia o posesión de metralletas entre civiles, salvo las fabricadas en fecha anterior y que estuvieran registradas.

Los numerosos intentos para diseñar dispositivos que convirtieran las armas de fuego semiautomáticas en totalmente automáticas habían fracasado hasta que salieron al mercado esas nuevas culatas.

El hecho ocurrió durante un festival de música country. El responsable se atrincheró en el piso 32 de un hotel cercano y desde allí disparó. Fue identificado como Stephen Paddock, de 64 años

Un hombre armado con varias ametralladoras descargó una lluvia de balas sobre un festival de música country el domingo en Las Vegas, matando al menos a 59 personas antes de suicidarse, en el que ha sido el tiroteo más mortal en la historia moderna de Estados Unidos.

El tirador, llamado Stephen Paddock y residente de Mesquite, a poco más de 100 kilómetros de Las Vegas, disparó desde el piso 32 del cercano hotel Mandalay Bay y se suicidó al verse rodeado por la policía en la habitación que ocupaba. Por el momento las autoridades no tenían claridad sobre el motivo del ataque. Agregaron que creen que actuó solo.

Más de 527 personas resultaron heridas, algunas por los disparos y otras pisoteadas en el pandemonio cerca de Las Vegas Strip, la avenida más famosa de la ciudad, cuando la policía trataba de encontrar al ataca

El presidente Donald Trump dirigió un mensaje a la nación en el que señaló que los investigadores a cargo del ataque serán los encargados de dar precisiones. “Melania y yo oramos por las víctimas”, dijo el mandatario.

El asesino tenía 64 años. Se creyó, primero, que estaba acompañado por una mujer asiática llamada Marilou Danley, quien fue buscada con intensidad por la policía. Más tarde comunicaron que fue ubicada y descartaron que fuera cómplice de Paddock.

En los videos que se conocen del hecho se puede ver cómo en medio del recital comienzan a oírse los disparos de un arma automática. Poco después, el pánico era general, los asistentes se arrojaron cuerpo a tierra, otros corrían y otros simplemente no sabían qué hacer. El espectáculo se interrumpió.

La policía dijo que no había información sobre los motivos de Paddock, quien no tenía antecedentes criminales. El atacante se suicidó en la habitación desde donde disparaba antes de que entrara la policía, dijo a periodistas el alguacil del Condado de Clark Joseph Lombardo. “No tenemos idea de cuáles eran sus creencias”, destacó.

Funcionarios federales dijeron que no hay evidencia de que Paddock tuviera vínculos con grupos militantes y descontaban el comunicado de Estado Islámico, que se atribuyó el ataque.

El tiroteo se desató durante el festival de música country Route 91 Harvest, a alrededor de las 22:30 horas locales (05:30 GMT). Era la tercera y última noche del festival, que se celebra desde hace cuatro años delante del hotel-casino Mandalay Bay.

Agentes de la policía le pidieron a las personas que busquen refugio durante el tiroteo ocurrido cerca del hotel Mandalay Bay de Las Vegas

La balacera sobre una multitud de 22.000 personas duró varios minutos..

Las autoridades dijeron que había 23 armas en la habitación de hotel donde Paddock se suicidó y a la que había entrado el jueves. El arsenal incluía varias ametralladoras. La policía encontró al menos otras 19 armas cuando registraron la casa de Paddock en Mesquite, que está a unos 145 kilómetros al noreste de Las Vegas.

Jason Aldean estaba en la tarima cuando se escuchó la primera ráfaga de disparos.

Dramáticos videos subidos en las redes sociales captaron el momento en el que se desató el tiroteo. En la secuencia se escucha la música y luego el ruido de un fusil automático. La música se detiene. “Al suelo”, grita uno. “Quédense en el suelo”, se oye decir a otro.

“Sonaba como fuegos artificiales. La gente simplemente se tiraba al suelo. Simplemente no paraba”, dijo Steve Smith, un visitante de 45 años de Phoenix, Arizona, quien había viajado a Las Vegas para asistir al concierto. Añadió que el tiroteo se extendió por un tiempo considerable.
“Probablemente hubo hasta 100 tiros por vez. Sonaba como si estuviera recargando para empezar de nuevo”, dijo Smith. “Muchas personas recibieron los disparos cuando intentaban escapar”, agregó.

La Policía cerró parte del strip de la ciudad, la calle por donde están los principales hoteles-casinos, y pidieron a los transeúntes “no transmitir en vivo o compartir (por redes sociales) la posición de los oficiales en el lugar”.

“Es una noche triste para Las Vegas”, escribió la alcaldía en Twitter.

Estas son las ventanas desde las que se perpetró el ataque. El asesino debió romperlas a tiros

El tiroteo se registra siete meses después de otro que dejó un muerto y un herido y en la misma calle, Las Vegas Strip.

El sitio Gun Violence registra una estadística de 272 tiroteos masivos en lo que va de 2017, sin contar este.

Hace una semana exacta, un hombre armado mató a una mujer e hirió a otras siete personas en una iglesia de Nashville, al sur de los Estados Unidos.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.