BANCA_QUE_ET_TOCA_980x90

El fraude de iDental vuelve a poner en cuestión a las clínicas de bajo coste

4736927Tratamientos dentales inacabados, implantes y empastes que se caen, endodoncias infectadas y como remate, llamadas de una entidad financiera reclamando la deuda contraída por una atención dental que nunca se produjo. El primer caso fue Funnydent, en 2016, ese mismo año los propietarios de Vitaldent fueron detenidos por fraude fiscal -aunque las franquicias siguieron atendiendo a los pacientes- y el fraude ha vuelto a producirse con iDental.

La estafa se ha vuelto a repetir mientras la burbuja de las clínicas dentales de bajo coste no ha cesado de crecer en los últimos años. Cerca de 400.000 personas, según los datos provisionales aportados a Sanidad por las comunidades autónomas, se han visto afectadas por el cierre de las 24 clínicas de iDental que la Policía ha registrado este jueves en 14 comunidades autónomas en el marco de la investigación que dirige el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

La publicidad sanitaria “engañosa” y la falta de una “aplicación estricta” de la ley de sociedades profesionales para exigir que solo un odontólogo pueda ser propietario de una clínica dental hacen de los tratamientos dentales “un nicho de mercado muy goloso para los fondos buitres”, según el presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro, que denuncia por un lado el interés de grandes entidades financieras que respaldaban los créditos de iDental y por otro, la “permisividad” de las administraciones tras reunirse en “innumerables” ocasiones en el Congreso de los Diputados ante las distintas comisiones de Sanidad para advertir de la peligrosidad de esta situación.

“Nos choca que miles de préstamos se aceptaron con datos falsos”, señala el vicepresidente de la Asociación de Afectados por iDental (Adafi), Gonzalo Flores, que pone como ejemplo como había personas que figuraban como propietarias de una vivienda y pagando una hipoteca en los documentos del crédito concedido, cuando no tenían casa ni podía pagar una hipoteca.

Acabar con la publicidad “engañosa”

Flores coincide en señalar como el principio de este problema la publicidad “engañosa” porque hablaban de “subvención” en sus anuncios, con precios hasta un 70% por debajo del precio del mercado y “enganchaban así a muchísima gente con bajos recursos”.

Los nuevos tratamientos han hecho que se vea más rentable la colocación de un implante que la conservación de un diente, explica el presidente del Consejo General de Dentistas, que advierte de una burbuja dental y de que son los desfavorecidos los más afectados porque las personas estafadas tienen en general una capacidad “muy justa” para afrontar la financiación de los tratamientos.

José Óscar acudió a una clínica iDental porque le ofrecían un descuento del 70% sobre un presupuesto de 37.000 euros para ponerse implantes, por lo que el precio final se quedó en 4.700 euros. La financiera tardaba en concederle el crédito porque es parado de larga duración y en la clínica le sugerían decir que era para su madre que es pensionista, a lo que se negaron y decidieron pagar en dos cuotas que tuvieron que dar por adelantado.

Subían el volumen de la música para no oír mis gemidos de dolor

“Tengo una dentadura maravillosa pero no puedo comer”, cuenta José Óscar, antes de explicar que los materiales usados en los implantes de la mandíbula inferior son tan “pésimos” que no puede masticar nada sólido. A esto se suma el “calvario” de la operación porque en un solo día le extrajeron todas las piezas dentales superiores e hicieron lo mismo con las inferiores. “Subían el volumen de la música para no oír mis gemidos de dolor y la ayudante tuvo que salir de la sala”, cuenta este afectado de iDental en Valladolid que asegura sentirse afortunado frente a aquellos que han sufrido el contagio de hepatitis por la falta de higiene.

La portavoz de la Plataforma de Afectados por Cadenas Dentales (Adafi), Isabel Palomino, explica que estas personas se han encontrado con materiales de “mala calidad” que se rompían, algunos se han quedado solo con los tornillos durate dos años porque no les ponían piezas provisionales, otros han sufrido la extracción de piezas dentales en buen estado sin su consentimiento y muchos de estos casos han terminado en depresión.

Vigilancia de las administraciones

El vicepresidente de Adafi, Gonzalo Flores, ve una “omisión de responsabilidad” de las administraciones autonómicas y pone como ejemplo Andalucía, donde asegura que no se tomaron medidas cuando ya había un millar de denuncias ante consumo antes de que las clínicas cerraran. “Sabíamos que eran las comunidades autónomas las que tenían que regir en la vigilancia de estas prácticas, de hecho hay miles de historiales que se abrieron y que no tenemos, pese a que son indispensables para denunciar porque en ellos figura el número de colegiado del dentista”, señala.

Cinco de las 24 clínicas de iDental cerradas se encontraban en la Comunidad Valenciana, una de las comunidades con más afectados,  con 120.000 historiales de pacientes custodiados por la conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública. La Directora General de Alta Inspección, María Victoria Garrido, ha explicado que en estos momentos trabajan en una norma autonómica para controlar la publicidad, dado que se trata de la vía más utilizada por estas grandes cadenas de clínicas para atraer a los clientes.

Los afectados por el caso de iDental, denuncia el vicepresidente de Adafi, están “muy desatendidos” y “no creen en la justicia”. Muchos piensan que esto “se quedará en nada” y que “el dinero jamás se recuperará”. De hecho, en Andalucía, la quiebra de la cadena todavía no ha entrado en fase de concurso de acreedores en Andalucía, señala.

Precarización del empleo

El presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro, señala además las clínicas dentales de bajo coste como una de las causas de la precarización del empleo al encontrar el empresario un momento ideal para poder lucrarse empleando mano de obra “barata”. “Ahora mismo no es que haya mileuristas en la odontología sino que hay seiscientos euristas”, denuncia.

José Óscar asegura que cada vez que acudía a la clínica le atendía un profesional diferente y no duda en hablar de un “atentado contra la salud” en este fraude. “Es una clínica dental no están vendiendo pantalones, estamos hablando de la salud de la gente, ¿es que cualquiera puede montar una clínica? ¿por qué no lo han vigilado más si ya había denuncias?”, se lamenta.

Las clínicas dentales se multiplican porque hay muchos médicos dentistas en España, más de 35.000, señala Óscar Castro para explicar su auge, aunque al mismo tiempo España es el país de Europa donde la gente menos acude al dentista y donde se colocan más implantes, matiza.

El presidente del Consejo General de Dentistas recuerda la estafa de Funnydent y advierte de que ellos solo pueden denunciar hechos y advertir de los peligros pero no pueden “precintar clínicas”. Por eso, tras el caso de iDental vaticina que “se volverá a producir” un fraude similar si la administración no pone coto“.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.