Kylie Minogue ha sido objeto de fuertes críticas por parte de sus millones de seguidores que afirman que editó de forma muy burda una de las imágenes de su nuevo calendario.

La estrella, de 49 años, compartió la portada del material para 2018. En la imagen en Instagram aparece agachada y exhibiendo su trasero con unos pantalones cortos y de talla alta.

Los usuarios de Instagram se apresuraron a señalar que la pared detrás de ella estaba sospechosamente curvada, mientras que el respaldo de la silla parecía haber desaparecido.

“¿Por qué la pared es curva?”, “Kylie, es horrible el Photoshop de la portada, por favor arregla eso”, fueron algunos de los comentarios que le dejaron a la cantante.

La australiana recientemente hizo su regreso a la esfera pública después de mantener un perfil bajo tras su abrupta separación del actor Joshua Sasse en febrero.