El Ministerio del Interior quiere mostrar el mayor de los reconocimientos a las víctimas del 11-M

OGC_5161.JPG

Jorge Fernández Díaz: “El Ministerio del Interior quiere mostrar en nombre de todos los españoles el mayor de los reconocimientos a las víctimas del 11-M”

X aniversario (2004-2014) 

“Con este homenaje queremos mandar un mensaje a los españoles y al mundo de que las víctimas de la crueldad y del horror terrorista deben permanecer para siempre en nuestro recuerdo”, ha  afirmado el ministro del Interior

“Es deber de los gobernantes perpetuar el recuerdo y atender las necesidades de que quienes fueron víctimas de los atentados”

“Saben que pueden contar con el total apoyo del Gobierno de España”, ha dicho el ministro del Interior a las víctimas del terrorismo en el acto de entrega de 365 condecoraciones con motivo del X aniversario del 11-M

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha presidido hoy el emotivo y conmovedor acto de entrega de condecoraciones de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo a 365 víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004 con motivo del X aniversario “del más salvaje atentado –así lo ha definido- que hemos sufrido en nuestra historia en territorio español”.

Además, esta entrega de condecoraciones ha contado con la asistencia del Secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez; del subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, y de la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, entre otros altos cargos del Ministerio del Interior y autoridades.

Fernández Díaz ha comenzado su intervención subrayando que, con la organización de las entregas de las Encomiendas de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo, “el Ministerio del Interior quiere mostrar en nombre de los españoles el mayor de los reconocimientos a las víctimas del 11-M”. “Quienes injustamente fueron arrebatados de nuestras vidas, quienes dejaron un hueco que nadie ha podido llenar -padres, hijos, nietos, parejas o amigos-, todos ellos han pasado a formar parte de nuestra memoria colectiva, ocupando para siempre un lugar destacado en la historia de nuestro país. Aquel día quedaron muchos sueños frustrados, demasiados proyectos de vida cortados de raíz, innumerables ilusiones rotas”.

Tras referirse al doloroso e irremplazable vacío dejado por los perdieron la vida, Fernández Díaz ha dicho que “los que hoy nos acompañan nos recuerdan día a día que es deber de los españoles, especialmente de sus gobernantes, mantener la memoria presente de todos ellos”.

El día de la mayor injusticia

El ministro del Interior ha recordado que en la sociedad española, pocos días después de los atentados, se acuñó un solidario mensaje: Todos íbamos en esos trenes. “Es cierto. Los 192 fallecidos y los más de 2.000 heridos son una representación de España. Mujeres y hombres; jóvenes y mayores; trabajadores y parados; niños y jubilados; licenciados y estudiantes, y españoles de nacimiento y extranjeros de más de 30 países que habían visto España como un nuevo hogar esperanzador. Todos sufrieron aquel día la mayor injusticia y la mayor violación contra los derechos de las personas y el propio ser humano: la pérdida de la vida”.

El ministro del Interior también ha elogiado la respuesta generosa de  la sociedad española. Y en este sentido ha dicho que “el impacto emocional” de los atentados “hizo sacar a la luz, una vez más, esas características tan intrínsecamente españolas como son la solidaridad y el altruismo. Aquellos días fueron una lección al mundo de un pueblo que, llorando unido, pretendió dar todo el calor posible a quien lo necesitaba, un calor humano que paliara un dolor desgarrador e inconsolable”.

Por ello, el ministro del Interior ha ensalzado la labor que realizaron los sanitarios, al igual que la de los miembros del Samur, del Cuerpo de Bomberos, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de la Policía Local, de los servicios funerarios, de Protección Civil y Emergencias, y del resto de personas y administraciones, “que hicieron de la ayuda al prójimo el leitmotiv de sus vidas durante aquellas jornadas”.

El ministro del Interior ha subrayado que “los españoles hemos sufrido mucho y durante mucho tiempo por culpa del terrorismo. Jamás nos llegamos a acostumbrar al dolor, pero hoy es el día en que el recuerdo y la memoria de todos ellos permanecen entre nosotros. Y es deber de los gobernantes perpetuar dicho recuerdo y atender las necesidades de que quienes fueron víctimas de aquellos hechos”.

Fernández Díaz ha destacado que en el Ministerio del Interior no sólo “estamos siempre a disposición” de las víctimas del terrorismo, sino que nos “ocupamos muy específicamente de su atención” a través de la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, “cuyo equipo humano, al que reconozco su ingente labor, trabaja atendiendo y haciendo seguimiento a las víctimas del terrorismo”. “En estos años –ha añadido- se han volcado en orientarlas sobre los recursos disponibles y les han informado sobre las posibles soluciones a sus necesidades”.

El ministro del Interior ha destacado que, además de homenajear a las víctimas del 11M, con este acto “hemos querido mandar un mensaje a los españoles y al mundo de que las personas que han sido víctimas de la crueldad y del horror terrorista, deben permanecer para siempre en nuestro recuerdo. Saben que pueden contar con el total reconocimiento y apoyo del Gobierno de España, ya que su presencia constante en nuestra labor diaria como gobernantes y, por extensión, en nuestras vidas como personas nos hará mejores a todos”.

Elogio a las asociaciones de víctimas del terrorismo

Minuto de silencio por las víctimas del 11-M antes de comenzar el acto de entrega de 365 condecoraciones a las víctimas de los atentados de Madrid en el Teatro Real


En este acto también ha intervenido la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, quien, además de expresar “nuestro apoyo incondicional” y elogiar la extraordinaria labor realizada por las asociaciones de víctimas del terrorismo, dijo que “no podemos evitar el daño ya causado, sin embargo, los poderes públicos e instituciones podemos atenuarlo a través del reconocimiento de vuestro dolor y de la deuda moral que la sociedad tiene con las víctimas del terrorismo. Todo ello con la mirada en un futuro de convivencia pacífica y solidaridad”, concluyó Sonia Ramos

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.