El TS confirma 15 años de cárcel para tres hombres por la violación grupal a una mujer en un cuarto de contadores

El TS confirma 15 años de cárcel para tres hombres por la violación grupal a una mujer en un cuarto de contadores
image-650205

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado las condenas a 15 años de prisión impuestas a tres hombres que agredieron sexualmente a una mujer en el cuarto de contadores de un edificio de València en 2017. La sala entiende que en este caso hubo violencia e intimidación, ya que amenazaron a la víctima de muerte y con la advertencia de que la llevarían a Francia a ejercer la prostitución si no se callaba.

De esta forma, la sala desestima los recursos de casación interpuestos por los tres condenados contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, que confirmó las penas por violación pero absolvió de un delito leve de lesiones por el que también fueron condenados por la Audiencia Provincial, según informa el alto tribunal en un comunicado.

Según se consideró probado, los condenados mantuvieron relaciones sexuales con la víctima por vía vaginal, anal y bucal, permitiendo que cada uno de ellos pudiera hacerlo mientras los otros no dejaban que la mujer, que resultó lesionada, pudiera impedirlo. Sus lesiones y su declaración, valorada como creíble, han determinado la condena.

Los tres condenados emplearon la fuerza física para quitarle la ropa y cogerle por las manos, los pies, los pechos, la cadera y otras partes del cuerpo hasta el punto de inmovilizarla y agredirla sexualmente. Con carácter previo, la mujer había conocido a uno de los agresores en un local y éste, aprovechando el consumo de alcohol que presentaba ella, la llevó al edificio a donde se dirigieron los dos condenados también para consumar la violación.

Los recurrentes alegaron la actitud previa de la mujer o cómo vestía en su recurso, argumentos que en la sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Vicente Magro, rechaza: “No puede, por ello, hacerse responsables a las mujeres de que por una pretendida actitud de la víctima alegada por el autor de una agresión sexual sirva como salvoconducto o excusa para perpetrar un delito tan execrable como el de una violación, y, además, en este caso grupal”.

“ARCO DE LIBERTAD”

El ponente añade en la resolución que el agresor sexual “no tiene legitimación alguna para actuar, sea cual sea el antecedente o la actitud de la víctima, la cual tiene libertad para vestir, o actuar como estime por conveniente. Y ello, dentro de su arco de libertad para llevar a cabo la relación sexual cuando le parezca, y no cuando lo desee un agresor sexual. No puede admitirse, en modo alguno, que el agresor sexual se escude en una pretendida provocación previa de la víctima para consumar la agresión sexual. Y ello no convierte en consentida la relación, como propone el recurrente”.

Frente al alegato alternativo de los recurrentes de que los hechos pudieran ser constitutivos de abuso sexual y no de agresión, el TS lo descarta al considerar probado la existencia de violencia e intimidación, por medio de amenazas y añade que las modalidades de ejercicio de una “fuerza no física”, sino mental, deben ubicarse en el entorno de la agresión sexual por la presión psicológica que se ejerce sobre el sujeto pasivo del delito.

El tribunal afirma que está claro que la frase declarada probada es “intimidante” y que la agresión se produce, así como el acceso sexual a la víctima por las pruebas señaladas, sin que hubiera consentimiento de ella “en modo alguno”.

Respecto al alegato de que, en momentos anteriores, pudiera existir algún tipo de acercamiento no determina que, en cualquier otro momento y con distintas personas, pueda entenderse que existe un consentimiento presunto a juicio del agresor, ya que el consentimiento “no puede entenderse desde un punto de vista presunto o subjetivo del agresor, sino que lo es de la propia víctima, y expreso y evidenciado de forma clara, no presunta”.

La Sala recuerda que el juicio de voluntades “es mutuo en el acceso carnal, no unilateral por el propio agresor” y es esta “unilateralidad del acto unido al empleo de violencia e intimidación lo que determina la existencia de la agresión sexual”, y no el abuso que se propone como alternativa.

Y frente al alegato de uno de los recurrentes de que no agredió sexualmente, el TS descarta su absolución porque “los actos amenazantes y la violencia fue grupal y se atribuye a los intervinientes que, de forma orquestada” estaban en un lugar “recóndito”, donde llevaron a cabo la agresión sexual, “ejerciendo la violencia y la intimidación y aprovechándose al mismo tiempo, y como adición, del estado de la víctima”.

 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.