El ministro británico del Interior, Sajid Javid, exigió el lunes que los gigantes de internet refuercen sus medidas contra la pornografía infantil en línea, afirmando que 80.000 internautas en el Reino Unido representan una amenaza para los menores.

“Estoy impresionado por los progresos realizados por Google, Facebook, Microsoft, Twittery otros en la supresión de los contenidos de carácter terrorista en sus plataformas”, afirmó el ministro durante un discurso en Londres ante la Sociedad Nacional de Prevención de la Crueldad hacia los Niños (NSPCC).

“Ahora, quiero ver el mismo nivel de compromiso por parte de estas empresas contra la explotación sexual de niños“, agregó. “La amenaza evoluciona más rápido qpornografia-infantilue la respuesta aportada por las empresas, estas no siguen el ritmo”.

El número de imágenes de pornografía infantil que fueron señaladas a las autoridades se multiplicó por ocho en cinco años.

Sajid Javid exige así que las empresas de internet bloqueen los intercambios de tales contenidos, identifiquen a los depredadores sexuales y les impidan actuar en las redes sociales, y que pongan fin a la difusión en directo de vídeos que muestren comportamientos reprobables.

El ministro anunció que su gobierno impondrá medidas obligatorias si las empresas de internet no refuerzas las políticas al respecto por sí mismas.

El ministerio también advirtió de que la transmisión en vivo de abusos está en aumento, debido a una mayor velocidad del internet y la tecnología de la telefonía inteligente.

El titular de Interior, en un discurso que pronunciará este lunes y adelantado a los medios, afirma que un policía del NCA que trabajó en el pasado en la unidad antiterrorista le reveló que nunca se había sentido tan conmocionado por la gravedad de estas imágenes.

Otras cifras divulgadas indican que las fuerzas del orden en Inglaterra y Gales han registrado unos 23 delitos sexuales a través de la red todos los días entre 2017 y 2018, 15 casos más por día frente a los doce meses anteriores.

Javid también difundió cifras de la Agencia Nacional contra el Crimen (NCA) según las cuales 80.000 usuarios de internet en Reino Unido representan “una amenaza de orden sexual” para los niños.

Según el Centro sobre los Abusos Sexuales a Menores (CSA), 15% de las niñas y 5% de los niños han sufrido algún tipo de abuso sexual antes de los 16 años en el Reino Unido.

Los medios dicen que esta situación ha puesto de manifiesto la necesidad de que los gigantes tecnológicos tomen medidas para frenar el acceso a imágenes y vídeos de abusos sexuales de menores.

El responsable policial de protección de los menores a nivel nacional, Simon Bailey, ha advertido de que las nuevas tecnologías han abierto “oportunidades” para los pederastas y ha pedido a las compañías de internet que reconozcan su “responsabilidad social” y hagan un esfuerzo por impedir los abusos en sus plataformas.