Estos son los seis puntos de la costa valenciana con Bandera Negra según Ecologistas en Acción

 

fotonoticia_20180629141727_800VALÈNCIA, El litoral de la Comunitat Valenciana acumula un total de seis ‘Banderas Negras’ –dos por provincia– que otorga Ecologistas en Acción para denunciar el mal estado de algunos puntos de la costa. La desembocadura del río Segura, el “Manhattan de Cullera” o las playas de Surrach-Aiguadoliva y Els Peixets son algunos de los parajes que figuran en esta lista.

La organización ecologista ha presentado el informe anual ‘Banderas Negras 2018’, en el que se analiza la situación ambiental del entorno litoral del territorio español. Continuando con el formato usado desde el año 2016, se han seleccionado dos banderas para cada provincia litoral, más Ceuta y Melilla.

Las dos banderas se corresponden a casos de contaminación y de mala gestión ambiental y dan como resultado un total de 48 banderas en todo el Estado, que ofrecen una visión homogénea de estas dos “problemáticas recurrentes en los casi 8.000 kilómetros de costa”.

En el caso de la Comunitat Valenciana, el informe refleja casos tanto novedosos como reiterados. En la provincia de Alicante, la bandera por contaminación se da a la desembocadura del río Segura y a la red de azarbes que alimenta, debido a la cantidad de residuos y vertidos que se acumulan en esta franja desde hace décadas, al principio con restos orgánicos, y de un tiempo a esta parte, con residuos plásticos de origen doméstico en su mayoría.

La distinción por mala gestión ambiental es para “la falta de planificación de la ampliación de la piscifactoría de la Vila Joiosa, que pretende aumentar la producción intensiva a 3.800 toneladas de pescado anuales, y cuya actividad se desarrolla a tan solo 1,5 km de la costa”, explican.

Por lo que respecta a la demarcación de Castellón, por contaminación repite bandera la playa de Surrach-Aiguadoliva (Benicarló), “ya conocida como la más sucia de litoral de Castellón, debido a la insuficiente depuración de aguas y la dejadez en el cuidado de la costa, ya que por norma sistemática, no se realizan tareas municipales de limpieza”, según los ecologistas.

En cuanto a la mala gestión ambiental, se destaca el proyecto de regeneración costera que se pretende desarrollar en la playa de Casablanca, en el municipio de La Llosa-Almenara, último tramo sin espigones entre Valencia y Castellón, “proyecto que, contra toda lógica, contempla la construcción de espigones y el relleno artificial, lo que destruirá las dinámicas naturales y las especies asociadas que se desarrollan en esta área”, critican.

“MURO DE ESCOMBROS”

Finalmente, en la provincia de Valencia se concede la Bandera por contaminación a la playa de Els Peixets, en Alboraia, como “ejemplo de espacio periurbano maltratado que tendría que ser un espacio natural de gran biodiversidad, y que actualmente se encuentra muy degradada debido al muro de escombros que sustituye al cordón dunar y las aguas contaminadas que recibe de la actividad agraria”.

La Bandera por mala gestión ambiental va a parar al proyecto de urbanización PAI de la Bega-Port, “conocido como Manhattan de Cullera, en el cual, se insiste en el modelo de balearización, regalándole a la desembocadura del Júcar un megaproyecto de rascacielos y puerto que el río no podrá asumir”. “La construcción del Manhatan de Cullera, hará que se supere la capacidad de carga que tiene el río para regenerar aguas y playas”, agregan.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.