Juzgan a un exvicepresidente de la Federación de Tiro Olímpico en Castellón por almacenar más pólvora de lo permitido

 

fotonoticia_20190306164807_800CASTELLÓN, La sección primera de la Audiencia de Castellón ha juzgado este miércoles a un exvicepresidente de la Delegación de Castellón de la Federación Valenciana de Tiro Olímpico, acusado de almacenar cantidades de pólvora y pistones superiores a las legalmente permitidas y falsear los apuntes contables en el libro de registro de venta de cartuchería de la entidad.

La fiscal pide para el acusado dos años y medio de prisión y una multa de 3.600 euros por un delito continuado de falsedad en documento oficial y seis años de cárcel por un delito de tenencia o depósito de sustancia o aparatos explosivos, inflamables, incendiarios o asfixiantes.

Durante su declaración, preguntado por algunas anotaciones que él mismo habría realizado en el libro de registro de venta de cartuchería, el acusado ha señalado que se equivocaría, puesto que tomaba medicación y a veces estaba mareado. Así mismo, ha asegurado que la pólvora y pistones hallados en su domicilio los tenía de cuando la venta era libre.

Según ha apuntado, esta investigación tiene que ver con un enfrentamiento que tuvo en una de las tiradas con un Guardia Civil “que venía al campo a montar bronca y la pagó conmigo”, ha dicho.

La fiscal, en su escrito de conclusiones, el acusado, desde fecha intederteminada y hasta septiembre de 2014, aprovechando su condición de vicepresidente de la Delegación de Castellón de la Federación Valenciana de Tiro Olímpico, en virtud de la que había sido designado responsable de la custodia y control de la cartuchería y pólvora de la entidad para su distribución entre tiradores con licencia, vendió municiones y pólvora a tercera personas, incumpliendo las condiciones normativamente previstas para su adquisición, transporte, custodia y venta y sin contar con habilitación legal.

Para ocultar estos hechos, el procesado realizaba anotaciones no veraces en el libro registro de venta de cartuchería de esta entidad, simulando ventas de cartuchería a personas que no la habrían adquirido.

Según el ministerio público, el acusado habría almacenado cantidades de pólvora y pistones superiores a las legalmente permitidas. Así, en el registro de su domicilio, en Castellón, se hallaron 10.601 gramos de pólvora y 5.542 pistones para la recarga de cartuchería metálica, además de 8.300 euros, procedente de su ilícita actividad.

ARMAS NO REGISTRADAS

En dicho registro y en la vivienda de los padres del acusado se encontraron también varias armas que no estaban registradas. Finalmente, en un registro en la sala de la Federación Valenciana de Tiro Olímico en Castellón se encontraron 700 cartuchos de munición subsónica de punta hueca, no utilizada para el deporte de tiro y para cuya compra no estaba autorizada dicha federación.

TESTIGOS

Algunos de los testigos han negado comprar cartuchería a pesar de figurar sus nombres en el libro de registro, mientras que otros han señalado que le dejaron al acusado su autorización de recarga de cartuchería para que éste comprara la munición.

Un agente de la Guardia Civil que instruyó las diligencias ha relatado que la investigación se inició tras conocer que una persona vendía fuera del mercado legal munición y pólvora. Incluso ha dicho que les llegaron una fotos en las que en algunas competiciones se premiaba con munición e, incluso, con pólvora.

Así mismo, según el testigo, comprobaron que en algunas anotaciones había irregularidades y que una persona podía tener material almacenado en su domicilio u otros, y es cuando se comenzó a vigilar al acusado. Además, ha explicado que en el domicilio del procesado se intervino pólvora en botes precintados y en envases que estaban abiertos.

RIESGO “MUY ALTO”

Dicho agente ha subrayado que “es imposible” que alguien tenga autorización para tener la cantidad de pólvora que tenía el acusado en su domicilio, y ha añadido que el hecho de que hubiera pólvora y pistones hace que el riesgo que se genera sea “muy alto”.

Otro agente de la Guardia Civil ha destacado que el reglamento sólo permitía que se tuviese un kilo de pólvora y 100 pistones y, sin embargo, el acusado tenía más cantidad en su domicilio y no estaba dentro de ningún armero, como dice la normativa.

En su informe final, la fiscal ha solicitado que la sentencia sea condenatoria, y ha indicado que todo pone de manifiesto que el propósito del acusado era “traficar” con la munición y la pólvora y que las anotaciones ficticias fueron para “justificar la salida de la munición”.

Por su parte, la defensa, ha pedido que, en caso de condena, se contemple la atenuante de dilaciones indebidas como muy cualificada. El letrado ha destacado que todo se reduce a una infracción de tipo administrativo, pues -según ha dicho- “mi defendido no es un terrorista y tenía munición porque ha sido armero y tirador”. El juicio ha quedado visto para sentencia.

 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.