La familia de la joven rescatada de una secta en Perú exige una ley contra este tipo de organizaciones

 

Patricia-Aguilar-Alberto-centro-imagen_EDIIMA20180813_0314_4Alberto Aguilar, padre de Patricia, la chica ilicitana de 19 años rescatada de una secta en Perú, ha asegurado este lunes que están “muy bien, muy felices y encontrándonos”, después de que el pasado viernes regresaran del país andino junto al bebé que la joven tuvo en la selva. La familia asegura que ha vuelto por propia voluntad y que no le van a reprochar nada. “Aquí estoy yo para oírlo, entenderla y no cuestionarla”, ha manifestado su padre.

Aguilar ha asegurado que su hija se mostró predispuesta a volver a España desde el primer encuentro mantenido en Lima entre ambos, celebrado en la capital peruana una semana y media después de ser rescatada de la selva el pasado 5 de julio. El padre viajó hasta Perú para conseguir su liberación.

A preguntas de los medios en Elche, durante una rueda de prensa tras el regreso de Patricia, el padre ha reconocido que empezó a ver el final desde el mismo momento en que “la localizaron y rescataron en la selva”. “En el primer encuentro me dijo que quería volver a España, lo tenía claro”, ha afirmado.

Así, ha relatado que sintió “una alegría inmensa” al saber que su hija estaba con vida y ha detallado que desde el pasado viernes Patricia y su bebé están en el ámbito familiar y con la familia más cercana, “muy bien, muy felices y encontrándonos”. Ha explicado que se irá “avanzando” en su recuperación con el respaldo de los servicios sociales y augura que “todo se superará porque está muy predispuesta”.

“Estamos preparados para escuchar los meses que ha pasado, estoy preparado para oírla cuando quiera ella”, ha indicado Aguilar que ha insistido en que “no ha contado nada relevante, solo comentarios sobre la comida o el río que pasaba por allí”. “Aquí estoy yo para oírlo, entenderla y no cuestionarla”, ha manifestado.

Sobre su nieta, Alberto Aguilar ha señalado que es “una felicidad”: “No paro de mirarla, estoy encantadísimo; la siento como a mi hija cuando era pequeña, estoy encantado”.

La portavoz de la familia y prima de Patricia, Noelia Bru, ha resaltado que la chica ha vuelto por “voluntad propia”, y que aunque al principio no tenía la sensación de ser rescatada, se ha dado cuenta de que estaba “malviviendo en la selva”.

Ha defendido que la familia y los amigos “no le van a reprochar absolutamente nada” porque es víctima de “un adulto se cruzó y ha abusado de ella, al igual que al resto de las víctimas”. Bru ha reclamado privacidad para que Patricia pueda volver a su vida normal.

Ley contra las sectas

La familia ha reivindicado una ley contra las sectas y el establecimiento de protocolos ante casos de desaparición para que se activen de forma inmediata. Noelia Bru ha denunciado que la “total desprotección” ante grupos de “manipulación y persuasión coercitiva” por falta de leyes al respecto.

“Sin leyes estamos perdidos”, ha lamentado y ha pedido formación policial y el establecimiento de protocolos “para este tipo de situaciones”, además de un observatorio para la prevención “en colegios e institutos” y “centros de ayudas a las familias y a las víctimas”.

En ese sentido, la abogada de la familia, Maria Teresa Rojas, ha instado a los cuerpos policiales a actuar “de inmediato” ante cualquier desaparición porque no existe un “protocolo único” que “facilitaría la localización de la persona en el menor tiempo posible y en las mejores condiciones”.

Así, ha relatado que no fue hasta días después de su desaparición, el 7 de enero, cuando se supo que estaba en Perú, por lo que ha indicado que se podría haber ido al aeropuerto y hablar con ella “y haberle evitado el calvario de un año y medio”.

“No se trata de una niña que cuando cumple la mayoría de edad se va”, ha denunciado Rojas, quien ha incidido en que el supuesto líder de la secta contactó con Patricia cuando era menor de edad y se aprovechó de “una vulnerabilidad” para “captarla y manipularla”.

Trata de seres humanos

Sobre el supuesto líder de la secta, Felix Steven Manrique Gómez, la letrada de la familia ha señalado que está en prisión preventiva acusado de un delito de trata de seres humanos por explotación laboral y sexual.

Asimismo, ha detallado que el juzgado número 1 de Elche ha emitido un oficio a Perú para que se informe sobre todo lo ocurrido y que se le imputan los delitos de inducción al abandono del domicilio familiar cuando era menor, inducción al robo y coacciones.

“Mi idea es si de la investigación que se está realizando en Perú podemos seguir también por un delito de trata de seres humanos cuando Patricia era menor de edad”, ha precisado.

La joven ilicitana Patricia Aguilar abandonó el hogar familiar rumbo a Lima en enero de 2017, el mismo día en el que cumplió los 18 años y, desde el principio, su familia denunció que había sido captada por una secta. A principios de julio, la joven fue localizada en la selva, a más de 600 kilómetros de distancia de Lima, con un bebé de poco más de un mes de vida hijo del considerado presunto líder de la secta, que fue detenido.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.