“La naturaleza es sabia y las lágrimas están para algo”, afirman psicólogos para superar duelos por Covid-19

 

fotonoticia_20200411115150_1024
image-644851
   Psicólogos valencianos advierten de duelos de alto riesgo como consecuencia de no poderse despedir de los seres queridos ingresados en UCI por coronavirus o en un sepelio y recomiendan exteriorizar el dolor para poder superarlo: “La naturaleza es sabia y las lágrimas están para algo”.

Así lo ha puesto de manifiesto el decano del Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunitat Valenciana, Francisco Santolaya, en una entrevista concedida a Europa Press para analizar y dar consejos sobre cómo superar el duelo de familiares a los que no se les puede dar el último adiós como consecuencia de las restricciones adoptadas por el Gobierno en esta situación de pandemia provocada por el Covid-19.

Estas medidas gubernamentales y sanitarias contemplan restricciones en el acceso de familiares o amigos respecto de una persona que se encuentre en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por coronavirus, y limita a tres familiares los acompañantes de un fallecido en un entierro.

Los sentimientos de tristeza y de angustia, ha explicado Santolaya, suelen ser normales cuando existe la pérdida de un ser querido, y para superarlos hay que pasar por una serie de ritos de carácter fúnebre que, con el tiempo, ayudan a aceptar esa pérdida.

El “problema” es que durante esta pandemia no existe un proceso “normal” de duelo, puesto que “no hay un acompañamiento de la familia ni tampoco un contexto de apoyo”, ha puntualizado. Esto provoca que puedan aparecer “duelos de alto riesgo”, es decir, “duelos complicados que pueden dar lugar a patologías de carácter depresivo o de un sentimiento de sufrimiento emocional importante”, ha expresado.

“Normalmente hay una serie de fases para pasar un duelo considerado normal”, ha explicado el especialista, y ha nombrado la negación, el bloqueo inicial, una fase de tristeza, de enfado y un proceso final de aceptación.

Sin embargo, en la situación actuación estas fases se ven interrumpidas y se pueden generar unos sentimientos de culpa, de enfado y de irritabilidad “que hay que tratar” con un especialista para evitar esta sintomatología posterior.

En similares términos se explica el doctor José Mazón, director del Instituto Valenciano de Neurociencias (IVANN) y profesor de la Facultad de Psicología de la Universitat de València, quien asegura a Europa Press que, en estos casos, se producen “dos duelos”: de un lado, no poder acompañar en los últimos momentos y, desde ese instante, a la persona ya se le priva del contacto con el familiar, y, de otro, el de la despedida final sin posibilidad de acompañamiento.

A su juicio, lo mejor que pueden hacer los especialistas en estas situaciones es “la escucha”. “Lo que más necesita el paciente es reventar y nosotros acompañarlo en ese proceso; en estos momentos, la persona no tiene capacidad de aceptación, está en shock por el impacto emocional, por lo que la intervención básica en esta primera fase es el consuelo y estar ahí”, detalla, sin descartar consejos de buenos hábitos de higiene, como que se alimente, que trate de descansar y el manejo adecuado de la medicación.

CONSEJOS PARA SUPERARLO

Por su parte, Santolaya ha explicado que lo primero que hay que hacer para poder superar un duelo de estas características es dejar que las personas lloren y expresen sus sentimientos, o bien con la familia, o bien de forma individual.

“Llorar no es malo. Expresar sentimientos de pena es lo más normal del mundo”, ha dicho, para agregar: “Si tengo una persona a la que he querido mucho y ha fallecido, y más en estas circunstancias tan duras, lo mínimo que se merecen es que llore por ellos y, también, que me dejen por ellos”, ha manifestado.

Y a este respecto, ha agregado: “La naturaleza es sabia y las lágrimas están para algo. Tener sentimientos de tristeza y expresarlo con lágrimas ayuda a que haya un proceso determinado. Eso es muy importante”.

Junto a la tristeza, en esta situación de pandemia puede aparecer un sentimiento de culpa en el que se piense si se podía haber actuado de otra manera o si se tomaron las medidas y decisiones oportunas. Pues bien, al respecto, el especialista ha señalado que “uno solo se debe sentir culpable cuando ha cometido actos o ha hecho cosas que han producido muertes o consecuencias graves. Pero en esta situación, nadie tiene la culpa de las muertes. Se actúa lo mejor que se puede”, ha dicho.

Si este sentimiento de culpa no desaparece en un tiempo, “sí se debería acudir a un psicólogo que ayude a superarlo”, ha comentado Santolaya, quien ha recordado que el proceso de duelo suele durar prácticamente un año. “En cualquier caso, un duelo que se prolonga más allá de 24 meses, necesita ayuda de un especialista y un tratamiento”, ha concluido.

PRINCIPALES ATENCIONES

En estos momentos, los especialistas del IVANN están atendiendo, sobre todo, a familias de pacientes ingresados, que llevan tiempo en los hospitales, y con la incertidumbre de si conseguirán superar la enfermedad. Y casos también de médicos, que empatizan con los familiares en el momento de dar la noticia de un fallecimiento o que están contagiados, algún familiar también y, pese a su profesión, no pueden si quiera visitarlos.

Además, en el primer duelo se puede unir la circunstancia de una sentimiento de culpa por creerse causa del contagio del familiar, aunque pueda no estar confirmado. Así, lo resume, el especialista, “hay dos duelos: el momento de apartarse del ser querido, el agravio de no poderse despedir y cuando la última vez que le se ve vivo es cuando entran en urgencias o en la ambulancia y la falta de despedida final”.

La intervención de los psicólogos se hace a dos niveles, cuando la persona está bajo un sentimiento de culpa e impotencia por no poder atender ni ver al familiar y con la incertidumbre de la espera de recibir una llamada del hospital, y el “palo gordo” si se confirma el fallecimiento.

En estos casos, deben “echar mano de todos los recursos para tratar de sacar adelante al paciente, porque cada uno lo lleva de su manera”, pero insiste en recalcar: “El duelo es la pérdida, no necesariamente la muerte y estamos atendiendo a ese primer duelo sobre todo, a una pérdida de contacto e incertidumbre asociada a culpa”.

Y lo más grave, es la falta de despedida que impide que se pueda “cerrar la herida”. “Despedirse es reconfortante, no devuelve al familiar pero emocionalmente supone cierto alivio y hace el duelo más llevadero”. Para reducir ese sentimiento de culpa, admite que es “difícil” en agudo, pero subraya que la principal ayuda es “la escucha”.

 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.