Los trece rescatados de la cueva de Tailandia se recuperan en el hospital de Chiang Rai

4661108 (1)AGENCIASreproducir video Los doce niños y el entrenador rescatados de la cueva de Tailandia permanecerán al menos una semana en observación en el hospital de Chiang Rai para asegurarse de que superan los cuadros ligeros de neumonía que presentaban algunos de ellos y el fortalecimiento de sus defensas.

Ya se les está realizando un completo chequeo. Uno de ellos está siendo tratado por un corte en la pierna derecha y los oftalmólogos se están asegurando de que no tienen ningún problema ocular tras permanecer tantos días en la oscuridad. Aunque mostraron buen estado de salud y ninguno corre peligro, la mayoría de los chicos perdieron una media de dos kilos durante los 17 días que estuvieron atrapados, nueve de los cuales estuvieron sin comida. 

En el hospital de Chiang Rai, los médicos han permitido que los familiares abrazaran la pasada noche al primer grupo de rescatados. Los últimos en salir de la cueva, cuatro niños y el entrenador, estarán un día más que sus compañeros en el hospital como medida preventiva para evitar el contagio de posibles enfermedades. Los familiares deben respetar el protocolo de seguridad con motivo del débil sistema inmunológico de los rescatados por lo que de momento, los familiares de estos últimos podrán verles y hablar con ellos a través de un cristal de la puerta de la estancia del hospital donde se encuentran.

Los jabatos y su entrenador están recibiendo una dieta blanda de arroz y pollo, además de suplementos vitamínicos, y aunque mantienen buen estado de ánimo siguen recibiendo apoyo psicológico.

Un ejemplo de lo que no debe volver a ocurrir

El sábado 23 de junio mientras realizaban una excursión tras el entrenamiento de fútbol, los pequeños junto al entrenador quedaron atrapados en la cueva de Tham Luang debido a las fuertes precipitaciones que se filtraron por la cueva e inundaron el camino que habían realizado. La misión de rescate empezó tras la alarma que dio la madre de uno de los niños al ver que su hijo no regresaba. Los encontraron nueve días mas tarde a cuatro kilómetros de la entrada.

El tiempo corría contra reloj con el aviso de fuertes precipitaciones que podían volver a subir el nivel del agua, imposibilitando el rescate y atemorizando al mundo entero con un fatal desenlace. La dificultad de la operación no facilitaba la situación: los jóvenes, que no sabían nadar, debían atravesar buceando una serie de laberinticos pasadizos parcialmente inundados y con una visibilidad nula durante más de 4 horas de travesía. Se guiaban a través de una cuerda guía colocada a través de los pasadizos. Un buzo, ex Navy Seal Tailandés, falleció durante uno de los trayectos en la cueva plasmando la dificultad de lo que debían realizar.

Dos buzos, uno delante y otro detrás, acompañaron a los rescatados en cada una de las misiones de salvamento. El domingo 8 de junio consiguiron salir los primeros cuatro niño. El lunes 9 los siguientes cuatro. El martes 10, los últimos cuatro. El entrenador, duramente criticado por la socieda internacional por haber llevado a los chicos a la cueva, fue el último en salir. 

El valor y profesionalidad de los voluntarios y del equipo de salvamento, el calor enviado desde todas las partes del mundo y el coraje de los chavales fueron la fórmula que consiguió que hoy puedan estar todos a salvo.

Aunque este suceso ha terminado con un final feliz, el portavoz del equipo de rescate Narongsak Ossottanakorn ha dicho que espera que este incidente sirva como ejemplo mundial para concienciar sobre la importancia de la seguridad.

El drama tailandés, nueva inspiración para Hollywood

Lo ocurrido en Tailandia durante estas dos últimas semanas ya está siendo vislumbrado como futuro proyecto entre grandes cineastas de Hollywood.

Productores de los estudios de cine y televisión Pure Flix ya están moviéndose para entrevistar a los rescatistas con el objetivo de documentarse para una futura película. Además, la esposa de Michel Scott, cofundador de Pure Flix, creció con el ex Navy Seal de la marina tailandesa que murió durante la misión, circunstancia que podría poner de relevancia una más de las caras de esta desventura

“Creo que ha habido un llamamiento mundial que puede inspirar a millones de personas en todo el mundo ” dijo Scott refiriéndose a la magnitud de la cobertura de suceso y los mensajes de apoyo recibidos desde todas las partes del mundo. “Son Tailandeses, occidentales, europeos, australianos: es gente de todos los lugares del mundo los que han ayudado a llevar a estos niños a un lugar seguro” dijo.

Dramas similares han sido anteriormente trasladados a la gran pantalla. “The 33”, protagonizada por Antonio Banderas y filmada en Colombia y Chile, relata el rescate de 33 mineros chilenos atrapados en una mina durante 69 días en 2010.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.