BANCA_QUE_ET_TOCA_980x90

PP y Cs retan a Sánchez tras el batacazo socialista en Andalucía: “Que vaya pensando en convocar elecciones”

4869778Desde el mismo momento de su convocatoria, se señaló a las elecciones andaluzas de este 2 de diciembre como un primer test, la primera cata de las expectativas electorales de los partidos para el ciclo electoral que se abrirá en 2019; máxime cuando especialmente en la vertiente derecha del espectro ideológico PP y Ciudadanos elevaron el contenido de esta campaña a nivel nacional y sus líderes no dudaron en eclipsar a sus propios candidatos, inmersos en un duelo particular por quién lideraría el centro derecha.

Para ellos, ha sido un éxito: la derecha rebasa la mayoría absoluta en Andalucía necesaria para lograr el cambio de Gobierno y presenta la novedad de la irrupción de Vox, un partido de extrema derecha que ha multiplicado por 20 sus votos y entra con 12 diputados y grupo propio en la asamblea andaluza. Por eso, el primer mensaje que sale de esta noche electoral se dirige al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que “vaya pensando en convocar elecciones”.

El ‘efecto Casado’ se apunta el “cambio” en Andalucía

El PP ha cosechado a la vez una derrota y una victoria históricas. Pero la lectura relativa de los resultados luce claramente sobre los escaños y los votos perdidos, ya que ponen a los ‘populares’ cerca de ponerse al frente de una comunidad en la que siempre gobernaron los socialistas.

Nada más prometedor que este balance para la dirección y la estrategia del nuevo presidente del PP, Pablo Casado, quien, lejos de preocuparse por la dispersión en Andalucía del voto desafecto con su partido en Ciudadanos y Vox, cree que está en el buen camino para recuperarlo y ve probado el acierto de las decisiones tomadas desde que se puso en julio al frente del partido.

Y ha añadido que los ‘populares’ empiezan desde esta noche a reivindicar el cambio: “Que Pedro Sánchez vaya pensando en convocar elecciones y vaya asumiendo lo que le dicen las urnas en rechazo a sus políticas sectarias e irresponsables“, ha proclamado en una rueda de prensa desde la sede del PP en Madrid, rodeado de toda su cúpula.

“Considero que este proyecto político ha sido ratificado en estas elecciones”, ha subrayado Casado. A su juicio, los andaluces “han dado la espalda a un pacto entre comunistas y socialistas” y proyecta este resultado como un “fracaso histórico” de Sánchez, sus “políticas sectarias” y sus alianzas con “batasunos” y “podemitas”

De esta forma, ha reivindicado al PP como el partido en el que se deben aglutinar todos los votos “a la derecha del PSOE”. Dicho de otra manera, votar al ‘original’ frente a los ‘sucedáneos’, y “decirle a aquellos que han podido confiar en otras opciones políticas que no encontrarán al PP fuera del Partido Popular”.

Casado ha afirmado que la implicación de su dirección en “todas las citas electorales” proseguirá, como prometió tras el congreso que le proclamó líder del partido, y se encomienda la “responsabilidad de reconstruir el centro derecha y recuperar los votos que se han perdido en los últimos años”. “Iniciamos la reconstrucción de ese espacio y lo hacemos liderando el centro derecha”, ha prometido.

Ciudadanos se apoya en su crecimiento para pedir paso

Este mensaje y otros lanzados por fuentes del PP se dirigen especialmente a Ciudadanos, formación que lanzó la idea de que Juan Marín optará a ser investido presidente de la Junta de Andalucía.

Al margen de esta posibilidad, el presidente de Cs, Albert Rivera, ha celebrado el “revés” que se ha llevado Pedro Sánchez en estos comicios y se ha dirigido al jefe del Ejecutivo, “si nos está escuchando o nos está viendo, allí donde esté, en el avión o en el helicóptero”, para decirle que los andaluces “le han dado la espalda” y para reclamarle que convoque elecciones generales.

El partido naranja, que ha pasado de nueve escaños en el Parlamento de Andalucía a 21 pero no ha logrado el ‘sorpasso’ al PP que algunas encuestas auguraban, se ha apoyado en este ascenso para anunciar su postulación a intentar gobernar la Junta tras 37 años de poder socialista. Tanto Rivera como el candidato, Juan Marín, incidieron en ese mensaje y obviaron la irrupción de Vox con 12 escaños, un partido que podría ser clave en la formación de mayorías.

“Solo desde un proyecto de centro se puede liderar el cambio”, con un proyecto “moderado, sensato y constitucinalista”, ha argüido el candidato en el hotel sevillano donde Cs instaló su cuartel electoral.

Ambos han subrayado que Ciudadanos fue responsable apoyando al PP y al PSOE en distintos gobiernos, tanto en España como en otras comunidades autónomas, y ahora esos partidos “constitucionalistas” tendrían que devolver la cortesía apoyándoles a ellos, con el argumento de que son el único partido que ha crecido.

Vox: “Vamos a propiciar el cambio en Andalucía, la reconquista”

Exultante por un éxito sin precedentes y aún mayor que lo que vaticinaban las encuestas más optimistas para el partido de ultraderecha, el candidato de Vox a presidir Andalucía, Francisco Serrano, ha afirmado en el hotel sevillano donde congregó a sus simpatizantes que su partido va a ser “el que va a propiciar el cambio en Andalucía”, lo que ha definido como “la reconquista”.

“Somos un partido regenerador, no lo que cuentan por ahí de nosotros”, ha defendido Serrano. “Es el momento de decir alto y fuerte que hemos llegado aquí para quedarnos, y que gracias a Vox se ha acabado el día de la marmota en Andalucía”

Vox, con casi un 11% de votos y 12 diputados, ha multiplicado por 20 los votos que sumó hace tres años en las últimas elecciones autonómicas y entra sobradamente con grupo propio en el Parlamento andaluz. “Aquí se reúne hoy la auténtica Andalucía por el cambio, que ya estaba bien de entrar en bucle, nosotros somos los que vamos a propiciar el cambio, la mejoría, la reconquista”, ha proclamado.

El presidente del partido, Santiago Abascal, recibido al grito de “presidente, presidente”, ha señalado que los andaluces “han hecho historia y se han sacudido 36 años de régimen socialista, diciéndole a los españoles que eso también se puede hacer”.

La “batalla por la democracia” del PSOE

A la izquierda, del lado del bloque que ha resultado finalmente perdedor en estas elecciones, PSOE y Podemos se conjuran para dar “la batalla por la democracia frente al miedo” y hacer sonar la “alerta antifascista” ante el vuelco a la derecha en Andalucía y la pujanza de Vox, que podría repetir en el ciclo electoral de 2019 el fenómeno que protagonizaron en 2015 Podemos y Ciudadanos en ayuntamientos, parlamentos autonómicos y el Congreso después de irrumpir con grupo propio en el Parlamento andaluz.

Ha sido el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quien arrostró en las filas socialistas el fracaso de Susana Díaz, quien, pese a ganar las elecciones, ha cosechado el peor resultado de los socialistas en Andalucía, perdiendo 14 escaños y cayendo hasta los 33.

A expensas de un pacto, es posible que Díaz no pueda formar gobierno y se convierta en la primera presidenta socialista que pierde el poder en la Junta de Andalucía, pero antes de eso ha lanzado el guante a ‘populares’ y naranjas para hacer un cordón sanitario a Vox y hacer un “dique de contención” entre constitucionalistas frente a la “extrema derecha”. “Yo al menos lo voy a intentar y que cada partido diga lo que quiere”, ha apostillado.

Desde la sede federal del PSOE, Ábalos ha querido mantener unidas las filas socialistas y asegurar que darán “la batalla por la democracia frente al miedo” y tratarán de garantizar un gobierno autonómico “constitucionalista y europeísta”. Lejos de señalar en público a sus compañeros andaluces, ha señalado a la derecha que “ha abierto la puerta de las instituciones a la extrema derecha”, en referencia a Vox, aunque sin mencionarlo.

En adelanto de lo que pueda venir en próximos días y semanas, el dirigente socialista ha llamado la atención sobre el hecho de que el PP y Cs integren “como propios” los escaños de la extrema derecha, algo que en otros países europeos sería “impensable” porque tienen claras las “líneas rojas”, y condena que Vox hable de “reconquista”, algo que a Ábalos el recuerda a épocas “más tenebrosas”.

Iglesias decreta la “alerta antifascista”

Pablo Iglesias ha reconocido que Adelante Andalucía no ha cumplido las expectativas con las que se presentaba para ser la llave de gobierno y garantizar que en la Junta se mantuvieran políticas de izquierda. Sin embargo, pese a la pérdida de escaños de la candidatura de Teresa Rodríguez, ha evitado la autocrítica y ha culpado a PP, Cs y a la propia Susana Díaz del ascenso de Vox.

En lo que su formación respecta, el secretario general del Podemos ha llamado a los antifascistas a que se pongan en “alerta” ante la irrupción de Vox  y se movilicen para frenar a una fuerza de “extrema derecha, postfranquista sin complejos, neoliberal y machista”, porque la justicia social y la democracia española están “en riesgo”.

“En nombre de Unidos Podemos: Alerta antifascista”, ha comenzado Iglesias su comparecencia. “Nos estamos jugando nuestra democracia”, ha sentenciado más adelante, antes llamar a todas las fuerzas políticas, tanto a las que pactaron con Podemos la moción de censura como a otras con las que tienen “muchas diferencias”, a construir “un dique contra el avance de la extrema derecha” y a ser responsables.

“No nos estamos jugando unos Presupuestos o una legislatura sino el futuro, las libertades y que los avances no vayan atrás”, ha enfatizado Iglesias, que también ha hecho su propio aviso al presidente del Gobierno: “Espero que este resultado sirva para que el PSOE y Pedro Sánchez entiendan quiénes debemos ser sus aliados”.

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.