Puig destaca la eficiencia en el desmontaje de los tinglados usados para el Gran Premio de F1 de Europa gracias a estrategias de economía circular

FOTO_1_ENTREGA_TINGLADOS– La Generalitat participará ahora junto al Ayuntamiento en la rehabilitación de los tinglados 4 y 5 del Puerto de València

València. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado que el desmantelamiento de los tinglados 4 y 5 del Puerto de València por parte de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio se ha producido de forma “eficiente y eficaz” gracias a las estrategias de economía circular adoptadas.

Puig ha asistido, junto a la consellera de ese departamento, María José Salvador, a la firma de entrega de esos tinglados al Ayuntamiento de València, acto al que también ha acudido el alcalde de València, Joan Ribó.

Estas infraestructuras, de titularidad municipal, se ocuparon en 2008 por la Generalitat con motivo de la celebración del Gran Premio de Europa de Fórmula 1. Ahora, la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE) ha desmantelado las instalaciones desmontables que se construyeron entonces para que el Ayuntamiento recupere este espacio en sus condiciones originales.

El jefe del Consell ha destacado que este caso es “un paso adelante en la cooperación entre el Ayuntamiento de València y la Generalitat” en su esfuerzo por “realizar viejos proyectos que estaban paralizados”.

Además, ha explicado, la Generalitat colaborará también con el consistorio para la rehabilitación de este espacio. Para ello, la Generalitat aportará un millón de euros, que se sumará al millón que pondrá el Ayuntamiento financiado en parte, según ha explicado Joan Ribó, con fondos europeos FEDER.

Economía circular

El president ha felicitado a los responsables de Vivienda que han llevado a cabo el desmantelamiento de los tinglados, ya que, ha señalado, “se ha conseguido una eficiencia magnífica ya que teóricamente debía costar más de un millón de euros devolver los tinglados a su estado primitivo y finalmente ha costado 20.000 euros”.

La consellera de Vivienda, María José Salvador, ha explicado que esta diferencia en el coste ha sido posible “a través del sistema por el que se ha optado de economía circular, es decir, que la empresa que se quedaba el contrato podía quedarse todo el material y proceder a su venta”.

Salvador ha definido la actuación como “paradigmática” del cambio de modelo en infraestructuras puesto en marcha por el actual Consell, ya que permitirá, a un coste menor que el esperado, darle a los tinglados “los usos que finalmente la Marina decida”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.