BANCA_QUE_ET_TOCA_980x90

Firmas para paralzar el desahucio de un bar del exterior del Mercado Central

Redacción | En el Mercado Central de Valencia, concrétamente en una de las concesiones de la parte exterior Fallera Follonera, se están recogiendo firmas para evitar el desahucio por parte del Ayuntamiento de la misma. Según comentan sus empleados, el Ayuntamiento les habla de falta de limpieza y cocina irregular, mientras que la concesionaria cree que el nuevo concejal les está persiguiendo. Los miembros del equipo de recogida de firmas muestran los papeles, como que está todo en regla, tanto el apartado de limpieza como el de cocina, al que han optado cambiar por catering.
20161229_124553
image-441830

La parada en cuestión ocupa los puestos 5 y 7 del Mercado Central, fuera del recinto, en la calle María Cristina. Su nombre es Supergourmet Fallera Follonera que tiene la concesión desde el año 2007, desde hacía 30 años se estaba realizando esta actividad. Pero, según nos cuentan, desde el primer momento han tenido problemas con el tipo de trabajo que podían realizar, ya que no han parado de recibir inspecciones por parte de sanidad y el Ayuntamiento, que según comentan,  han ido solventando. Al parecer desde la última reforma del Mercado, no podían ofrecer productos elaborados, es decir, tener cocina, ya que podía perjudicar la estructura del mismo mercado, por ello optaron por no elaborar y traer los productos a través de catering, aunque se siguen manteniendo las cocinas, ahora inactivas.

En 2015 le hicieron una inspección veterinaria por problemas de limpieza y  elaboración alimentos en contra del epígrafe de la concesión, que no autoriza esta actividad. Se trataba de «graves deficiencias» por las que se ordenó el cierre cautelar de la actividad.

No obstante, esas deficiencias fueron subsanadas , tienen permiso de la Generalitat, advierte, aunque se dejó de cocinar, por lo que 19 días después se autorizó la reapertura.

Según el apoderado de la empresa, Diego Molina, los problemas comenzaron a finales del año pasado y por un problema de «manía persecutoria» del actual equipo de gobierno.

20161229_124704
image-441831

 

La sorpresa, sin embargo, vino el 16 de febrero pasado, cuando la Concejalía de Comercio le comunicó la extinción de la concesión y ordenó el cierre de los puestos en 30 días. Los motivos «eran los mismos que ya se habían subsanado, pero la resolución dice que se seguía cocinando».

Como la empresa considera que todo esto es «falso» y que se actúa con este bar de una manera diferente al resto se presentó una querella contra el concejal Carlos Galiana por prevaricación, por parte de la empresa.

Los 10 trabajadores denuncian con una pancarta  la pérdida de sus puestos de trabajo. Ahora han recibido un aplazamiento de la concejalía que les concede quince días para sacar todas las cosas. Pasado ese tiempo se le retirarán las llaves.La empresa,  espera que en los próximos días se resuelva la querella y no haya desahucio.

 

EN https://www.change.org se puede firmar esta petición

 

SUPERGOURMET MERCADO CENTRAL, S.L. tiene en concesión (desde el año 2008 y hasta el 2036) cuatro puestos en el Mercado Central, entre ellos el bar ubicado en las casetas exteriores. Con la entrada del nuevo equipo de Gobierno Municipal, el encargado del Mercado Central comenzó a apuntar que la Concejalía de Comercio iba “a por el bar”, ordenado que vigilara muy mucho los puestos. Así, en septiembre de 2015, se efectúa una inspección de la veterinaria municipal (enviada por la Concejalía de Comercio) que emite un informe indicando supuestas deficiencias y se resuelve (al día siguiente) el cierre cautelar de la actividad.

Las “graves deficiencias” se subsanan en cuatro días y así se comunica a la Concejalía de Comercio, mediante recurso de reposición que se admite, resolviendo la apertura de actividad, diecinueve días después del cierre.

Se indicó a la Concejalía de Comercio que se había subsanado las supuestas deficiencias y que la actividad se ajustaría al epígrafe autorizado (bar sin elaboración de alimentos), ya que el otro motivo del cierre era que en el bar se estaba cocinando sin estar ello expresamente autorizado por el Ayuntamiento, pese a ostentar (la concesionaria) registro sanitario de elaboración de alimentos emitido en el 2009 por la Generalitat Valenciana.

No obstante, hay que indicar que casi ningún puesto del Mercado Central cumple al 100% con el epígrafe autorizado, ya que existe una permisibilidad administrativa, siempre y cuando no se cause perjuicio a tercero. Así, por ejemplo, todas las fruterías venden zumos y macedonias sin que tuvieran autorizado epígrafe para ello, las carnicerías y charcuterías venden vinos y bebidas alcohólicas, y un largo etcétera. Por lo tanto, existió, desde el principio, una desviación de poder y una persecución desmedida con la actividad del bar.

En febrero de 2016, y contra todo pronóstico, la Concejalía de Comercio resuelve la extinción de la actividad y el cierre de los puestos en un plazo de 30 días, POR LOS MISMOS MOTIVOS que se reseñaban en la inspección de la veterinaria municipal y que fueron SUBSANADOS en solamente cuatro días, siendo la primera vez que se toma este tipo de medida por parte de la Concejalía de Comercio. En la resolución de extinción se miente en varias afirmaciones, la más grave indicando que en el bar se sigue cocinando, extremo totalmente falso.

La resolución está recurrida en el Contencioso-Administrativo a espera de juicio y, también por los mismos hechos, a la espera de la admisión a trámite de una querella, por prevaricación, contra el Concejal de Comercio, la Jefa de Servicio y un funcionario.

En el bar trabajan diez personas, casi todas mujeres y cuatro de ellas mayores de 45, con el riesgo de exclusión laboral que supondría el cierre. Sin olvidar la imagen positiva que da el bar al Mercado Central y al entorno, en general, al ser un punto siempre abierto (él único del Mercado Central por las noches), extremos de los que son conocedores en la Concejalía de Comercio.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.