“Demandamos a las autoridades catalanas que condenen la estigmatización de los medios españoles, intentando culparles de una situación que en realidad tiene un origen político. Esta forma de echar culpas a los medios evoca las campañas de Donald Trump y los movimientos de extrema derecha”, denunció Pauline Adès-Mevel, la autora del informe y responsable de RSF por la UE y los Balcanes.

El documento, titulado “Respeto a los medios en Cataluña“, actualiza el publicado el pasado 28 de septiembre -tres días antes del referéndum del 1 de octubre suspendido por el Tribunal Constitucional- y responde a varias denuncias de informadores locales y extranjeros que cubren la crisis c

El informe se nutre de entrevistas a periodistas que “han sido víctima del acoso en las redes sociales por partidarios del Gobierno catalán” y de documentos que sustentan las denuncias de intimidación.

Aunque critica la “drástica” actuación del Ejecutivo español de Mariano Rajoy para evitar el referéndum con la intervención policial, Reporteros Sin Fronteras se centra sobre todo en el entorno de la Generalitat catalana.

“La voluntad del Gobierno regional de imponer su propia narrativa a la prensa local, española e internacional se ha pasado de la raya, al tiempo que las maniobras de intimidación del Gobierno central de Madrid tampoco han ayudado“, expone la autora del informe.