Sanidad plantea hospitales de campaña en La Fe vieja, en el Militar y en Bétera

Hospital-antiguo-la-fe-de-Valencia-22-Small
image-640867
Convoca a los hospitales y clínicas privadas, por primera vez, para coordinar los servicios disponibles. Recluta a personal médico y enfermero jubilado y podrá requisar cualquier espacio público o privado por el Covid-19. Oltra espera hasta el último momento para suspender las actividades en los centros de mayores.

La previsión del aumento de casos positivos por el coronavirus -10.000 en la próxima semana- que planteó ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras decretar el estado de alarma ha activado todas las estrategias clínicas. En este contexto los técnicos de la Conselleria de Sanidad ya estudian ubicaciones para poder instalar hospitales de campaña que permitan ampliar la oferta asistencial frente a la expansión masiva del Covid-19.


Los expertos en logística sanitaria han puesto sobre la mesa un mapa de la Comunidad Valenciana en el que ya hay anotadas tres infraestructuras médicas que pueden albergar tres hospitales complementarios a los casi 30 que posee el sistema público de salud. Se trata de los pabellones de vieja ciudad sanitaria La Fe en Campanar, los casi 90.000 metros del Hospital Militar Vázquez Bernabéu -ubicado entre Mislata y Quart de Poblet-, y los edificios del antiguo psiquiátrico de Bétera.

Aunque todavía no se ha pensado cómo se habilitarán estos espacios que hace años estaban dedicados a tareas sanitarias y cómo será su acondicionamiento y mobiliario, se tiene claro que efectivos militares colaboren con la habilitación de las instalaciones.

Los hospitales de campaña deberán disponer de una estancia aparte para los pacientes que estén a la espera de que se confirmen sus resultados. De este modo se lograrán dos objetivos fundamentales: el primero hacer las estancias más confortables para los enfermos y por otro, liberar las Urgencias y las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI’s) que ya están muy afectadas por la incidencia del coronavirus.

De igual modo, el resto de hospitales públicos de la región están acometiendo una reorganización de sus instalaciones ante el aumento de casos y se están aplazando intervenciones programadas demorables. Se debe tener en cuenta que ayer había crecido un 30% el número de profesionales sanitarios aislados y que los 846 contratos para atender esta crisis ya habían pasado a 1.037 en total.

Por otro lado, los departamentos de salud donde existan dos centros hospitalarios -excepto Castellón- se aglutinarán a los pacientes del Covid-19 en un sólo centro, de forma que se concentrarán en una unidad de enfermería -susceptible de ampliación-.

En cuanto a la utilización de los recursos de la sanidad privada, durante la tarde de ayer responsables de la Conselleria se reunieron, por primera vez desde que se desató la crisis, con directivos de los principales hospitales y clínicas privadas de la Comunidad Valenciana para coordinar sus recursos. Un extremo que fue criticado por el sector clínico privado porque hospitales concesionales -que tratan a pacientes públicos- como Manises, Dénia, Elche o Torrevieja sólo han sido convocados ahora, el día 30 de la crisis y un mes después del primer fallecido en la región -13 de febrero-.

Previamente, la consellera Ana Barceló anunció la aprobación de un decreto por parte del Gobierno Valenciano de medidas extraordinarias de gestión que se mantendrán en vigor mientras dure la alerta sanitaria.

La primera ordena la apuesta a disposición de la sanidad pública de todos los medios y recursos sanitarios privados o en manos de diputaciones, ayuntamientos y mutuas de accidentes y trabajo y de centros y establecimientos. «Durante el tiempo que sea necesario», puntualizó la consellera. Y previa autorización judicial, se podrán habilitar espacios para uso sanitario en locales «públicos o privados» que reúnan las condiciones necesarias para prestar asistencia sanitaria», bien sea para atención ambulatoria, consultas y hospitalización.

Sobre el personal, la Conselleria se reserva el derecho de reclutar, de forma voluntaria, a profesionales sanitarios jubilados, siempre que tengan menos de 70 años. Podrán incorporarse en jornada total o parcial. Además, se podrá suspender temporalmente las exenciones de guardias por razones de edad y las autorizaciones de compatibilidad para el ejercicio de otras actividades.

Otra medida llamativa se halla en que se podrán hacer contratos laborales de duración determinada por obra y servicios a estudiantes de medicina y enfermería en su último año de formación. Las actividades de estas personas estarán supervisadas por un profesional sanitario.

Cualquier profesional sanitario podrá ser requerido para realizar funciones relacionadas con la asistencia o cobertura directa o indirecta según sus competencias, aunque no sean distintas de las correspondientes a su puesto de trabajo categoría o especialidad. También podrán adoptarse medidas de movilidad geográfica en el ámbito de la Comunidad Valenciana.

La vicepresidenta Mónica Oltra decidió ayer suspender la actividad de centros de día y de las residencias de mayores. Una medida que fue criticada por el sector de las residencias porque los ancianos, según el criterio de los expertos, se trata de la población de mayor riesgo y debería haberse protegido antes.

 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.