Suspendidas definitivamente las Fallas 2020

Fallas almacenadas en Feria Valencia donde permanecerán tras la suspensión de las fiestas por el coronavirus Fallas almacenadas en Feria Valencia donde permanecerán tras la suspensión de las fiestas por el coronavirus 13/3/2020

Fallas almacenadas en Feria Valencia donde permanecerán tras la suspensión de las fiestas por el coronavirus
Fallas almacenadas en Feria Valencia donde permanecerán tras la suspensión de las fiestas por el coronavirus
13/3/2020

Es oficial. No habrá Fallas en 2020 con motivo del coronavirus. Así lo ha comunicado la Junta Central Fallera a los colectivos falleros de la ciudad de València a primera hora de la tarde. El Consistorio municipal aplazó las fiestas en marzo con la intención de recuperarlas en la semana del 15 al 19 de julio, pero según ha ido avanzando la pandemia se ha reconsiderado los hechos y se ha visto cómo es es prácticamente imposible que se puedan celebrar con normalidad en pleno verano vistas las circunstancias y la evolución diaria de la enfermedad.

La noticia llega un día después de la suspensión definitiva también de la fiesta grande de La Magdalena (Castelló) y de las Hogueras (Alacant). La incertidumbre se había apoderado en las juntas falleras de los municipios de València tras ver las decisiones tomadas en las otras provincias de la Comunitat y pedían que la Junta Central se pronunciara al respecto.

Algunos municipios ya se habían adelantado a esta decisión suspendiendo definitivamente las fiestas en honor a Sant Josep hace unos días, si bien ahora será uniforme tanto para la ciudad de València como para todos los pueblos de la provincia.

Ahora las comisiones que guardaron sus monumentos deben decidir qué hacer con ellos. Algunos todavía reposan en La Marina de València o en la Feria de València. Mientras los artistas falleros y demás colectivos relacionados con la fiesta fallera a nivel laboral esperan impacientados para ver qué pasará con todas las pérdidas acumuladas; han visto frustradas sus esperanzas de retomar la fiesta en verano y de aligerar la losa de déficit presupuestario para el presente ciclo fallero.

El Ayuntamiento y los distintos sectores de la fiesta acuerdan no celebrar las fiestas en julio ante la evidencia de que la ‘nueva normalidad’ no lo aconseja. Siguen los pasos de los San Fermines, la Tomatina y Las Hogueras de Alicante

El 11 de marzo, dos días antes de que se decretara el estado de alarma y millones de españoles quedaran confinados en sus casas, Valencia lloró por el aplazamiento de las Fallas. El avance del coronavirus había permitido el disparo de once mascletaes en la Plaza del Ayuntamiento y que centenares de monumentos salieran de los talleres para empezar a llenar las plazas. La orden del Ministerio de Sanidad fue estricta y el presidente Ximo Puig la ejecutó. Las Fallas son por definición una celebración de calle, con miles de ciudadanos y turistas tomando la ciudad y actos que pueden llegar a congregar a más de 30.000 personas. Imposible en los tiempos más duros del coronavirus. Pero tampoco en la ‘nueva normalidad’.


El Ayuntamiento de Valencia no quiso cancelar, solo dejó en suspenso una decisión que ya es firme: no habrá Fallas en 2020. Hay solo cuatro momentos en la historia en las que no se ha celebrado la fiesta: en 1886 cuando los falleros se negaron a pagar un canon municipal por plantar sus monumentos, la Guerra de Cuba y la Guerra Civil. A ellos se suma ahora la crisis sanitaria del coronavirus que ha tumbado la fiesta Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

 La determinación debía tomarse a mitad de junio, cuando las fases de desescalada avancen, pero la evidencia de que la fiesta no tendrá sentido sin muchos de sus elementos clave (disparo pirotécnico diario, ofrenda, visitas a los monumentos, mercadillos que nutren de ingresos a las comisiones…) han llevado a que todos los sectores implicados opten por no celebrarlas.

A ello se sume la evaluación de la Conselleria de Sanidad. Ana Barceló traslado ayer al alcalde Joan Ribó que no sería aconsejable celebrar las Fallas en julio. El miedo a nuevos brotes tras la desescalada es evidente. De hecho, los San Fermines han sido suspedidos, las Hogueras, previstas para septiembre, o fueron ayer y la Tomatina de finales de agosto fue cancelada hace semanas.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, el concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, y 12 representantes de la fiesta se reunieron a primera hora de la tarde para “consensuar” y comunicar la cancelación, que será ratificada en una asamblea urgente y extraordinaria de Presidentes.

“Después de valorar todas las opciones entendemos que la incerteza que puede suponer fijar otra fecha se vuelve del todo imposible. Somos conscientes de lo que comporta. No solo por la parte material y económica de la fiesta, sino por la parte material y de sentimientos tan difícil de explicar”, ha escrito el concejal Galiana en una carta al pleno de la Junta Central Fallera.

Galiana también confirmó que propondrá a la Asamblea de Presidentes que las Falleras Mayores elegidas para 2020, Consuelo Llobell y Carla García, puedan “continuar ejerciendo su cargo durante el ejercicio 20/21. Y animamos al resto de comisiones a que hagan lo mismo”.

Han sido las propias comisiones las que han empezaron a señalar que no es realista afrontar la fiesta en plena epidemia. Una celebración a medio gas no dejaría en la ciudad una media de 753 millones de euros y el 15% del turismo de todo el año. Con la inversión del año perdida, algunos monumentos, como parte de la falla municipal que simbolizaba una meditadora con mascarilla, fueron trasladados a los almacenes de Feria Valencia o no llegaron a salir de los talleres de los artistas. Sacarlos de allí supondría un gasto extra que muchas no pueden afrontar. Pero los artistas también han sufrido la crisis y necesitan tener sus locales vacíos, en muchos casos porque han desistido de los alquileres o porque se van a mudar a otros lugares más económicos. Han perdido parte del negocio de todo el año al suspenderse Fallas y Hogueras.

El Ayuntamiento de Valencia anunció que adelantaba el 25% de las subvenciones del año a las comisiones para que pudiera hacer frente a la crisis y pagar sus monumentos, lo que suponía 1,8 millones de euros. La concejalía de Emprendimiento e Innovación Económica sumó además ayudas de 3.000 euros para que los artistas pudieran mantener la actividad.

Además, el consistorio solicitó dos líneas de crédito excepcional del Instituto de Crédito Oficial, una para las unidades de negocio afectadas y otra para las Comisiones Falleras, y pidió a los diferentes organismos dependientes de la Administración General del Estado de bonificaciones y aplazamiento de los impuestos por parte de la Agencia Tributaria a las unidades de negocio afectadas, así como bonificaciones y aplazamiento de las cuotas por parte de la Seguridad Social.

 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.