Tarragona inaugura sus Juegos con el agua del Mediterráneo para enfriar polémicas

4642682Los XVIII Juegos Mediterráneos 2018 de Tarragona echaron a andar este viernes con un aperitivo deportivo y una ceremonia inaugural en el Nou Estadi seguida por apenas una mitad del aforo, pero amenizada con la música y el agua como elemento de unión de los distintos pueblos.

El agua y la escasa presencia de independentistas en la grada contribuyeron a enfriar el tenso clima previo por la presencia juntos en el mismo palco del rey Felipe y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra. Un frío saludo previo entre ambos dio paso a una protocolaria escucha del himno con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, de testigo mudo entre ambos.

La mayoría de aplausos tras el mismo dio a entender a Torra que no jugaba en casa. Pero la polémica política quedó finalmente en un segundo plano para dar paso a la ceremonia. No obstante, la salida de las autoridades al palco estuvo acompañada de Els Segadors, himno de Cataluña.

El Mediterráneo y su agua fueron el nexo de unión de los distintos actos. También la música, con el recuerdo al compositor Pau Casal en varios momentos. Aunque uno de los más aplaudidos fue la interpretación de ‘Mediterráneo’ de Joan Manuel Serrat en la voz de Mariangels López.

Tras el homenaje a los voluntarios, que más tarde volverían a tener su protagonismo, se dio paso al desfile de banderas y delegaciones. Se pudo ver así a Siria, que pese a su dramática situación con la guerra que sufre desde hace siete años ha logrado llevar a 37 deportistas.

También el paso de Kosovo, en su primera competición polideportiva después del reconocimiento por el Comité Olímpico Internacional. Un COI que no es oficialmente el organizador, pero de alguna forma auspicia estos Juegos.

Precedidos de un recipiente con agua, los países salían en orden alfabético por su nomenclatura en catalán, lo que propició que se dieran circunstancias curiosas, como que después de Turquía saliera al césped Chipre, que se llama Xipre en catalán.

Mireia Belmonte, la abanderada

Fue el preludio de la salida de la delegación de España, con Mireia Belmonte de abanderada. Se resarcía así a la badalonesa de que fuera relegada en favor de Rafa Nadal en Río 2016.

Una brigada paracaidista hizo bajar la bandera del cielo a la hierba y luego fue llevada hasta el mastil por los voluntarios en la grada.

Tras el izado llegó el turno de los discuros. El alcalde de Tarragona, José Félix Ballesteros (PSC), citó en su discurso la paz, la concordia y tuvo un aplaudido reconocimiento a los refugiados que cruzan el Mediterráneo.

Por su parte, el presidente del Comité Organizador de los Juegos Mediterráneos, el argelino Amar Addadi, tuvo palabras de agradecimiento a su homólogo del COE, Alejandro Blanco, por su apoyo.

Fue el preludio del discurso de inauguración oficial, realizado por el Rey. Felipe VI recibió el aplauso mayoritario de la grada, en una nueva muestra de apoyo.

El agua que precedía a las delegaciones fue depositada por las voluntarias en un ‘in pluvium’ en el centro de la pista, que simulaba el de las antiguas casa romanas y que servía para recoger el agua de la lluvia. Si los Juegos Olímpicos tienen el fuego como elemento principal, en los ´Mediterráneos es el elemento azul.

Otra deportista española que compartió protagonismo con Belmonte fue la halterófila leonesa Lydia Valentín, encargada de leer el juramento de los deportistas. El seleccionador de balonmano masculino, Jordi Ribera, hizo lo mismo en nombre de los técnicos y oficiales.

A partir de ahí se desarrolló la parte más artística de la ceremonia, en la que el agua siguió teniendo su protagonismo

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.