elle
Rosie Huntington-Whiteley es la portada de la edición turca de marzo. La misma sesión de fotos y portada ya había sido publicada para la versión británica de Elle, en enero de 2017 y en su versión de Bélgica de este mes

La edición turca de la revista Elle se enfrenta a restricciones de venta después de que un comité ministerial determinara que la revista de este mes poseía “contenido obsceno”.

Cuando las penalidades entren en vigor la publicación de moda se venderá dentro de un sobre de plástico, y solo a mayores de 18 años. Se le exigirá que lleve una notificación “Nocivo a los menores” en su portada y no se le permitirá hacer publicidad.

 Según publicó la Oficina del Primer Ministro, las restricciones se están imponiendo después de que algunos artículos y fotos de la edición de marzo se consideraran perjudiciales para la moral de los niños menores de 18 años. El anuncio no era específico sobre qué imágenes habían sido ofensivas.

El editor de Elle en Turquía, Dogan Burda Dergi, no ha recibido ninguna notificación formal de la decisión del gobierno, pero dijo a Bloomberg que tan pronto como la reciban, apelarán.

Dogan Burda Dergi Yayincilik ve Pazarlama AS, que publica la revista Elle en Turquía, es una empresa conjunta entre Dogan Sirketler Grubu Holding y la alemana Burda GmBH. Las acciones de la compañía han bajado un uno por ciento en Estambul, desde que la noticia se hizo pública.