banner-728x90 (1)

Vicent Vila: “El verdadero secreto del Escalante ha sido la calidad de sus espectáculos”

En los ‘Encuentros en el Taplà’, el Taplà es un estupendo espacio gastronómico donde se cultiva la cocina hogareña (tradicional y artesanal), tuvimos la ocasión de conversar con Vicent Vila, director del Centre Teatral Escalante, con motivo de una excelente efemérides: los 30 años de la sala Escalante, los 20 de su escuela de teatro y los 10 de su sala de exposiciones.

La charla con Vila tuvo lugar un día antes del estreno oficial de la obra ‘Contes de les 1001 nits’, con dirección a cargo del propio Vicente Vila y producción de la Diputación de Valencia, lo que permitió, entre unas apetitosas lonchas de jamón serrano y queso de cabra como entrante y el soberbio menú que siguió a continuación, conocer el nacimiento de la obra, el trabajo que realizó Vila a lo largo de sus 26 años al frente del Centre Teatral y el futuro que se avecina a las propuestas del Escalante.

Vicente Vila 9

El equipo de VLC Noticias que compartió mesa y mantel con Vicent Vila estuvo compuesto por Javier Furió, director del medio; José Antonio Garzón, director de Marketing del periódico; José Cuñat, responsable de SEO/SEM; Roberto Fariña, fotógrafo de la redacción y quien suscribe esta entrevista.

..al cabo de los 25, 30 años de haberlo hecho, la gente te dice ‘¡hay aquel Pinocho que hiciste, qué bonito la escena del mar!’…

Jimmy Entraigües: El Centre Teatral Escalante cumple 30 años y tú llevas trabajando en él 26, es decir casi desde los inicios del nacimiento del proyecto y…, un importante trecho de tu vida profesional, ¿qué recuerdas de aquel momento inicial?

Vicent Vila: Pues sí, 26 años, en el año…, ’89 y…, sí, son bastantes años en la sala y…, con la misma ilusión de aquel primer día. Me viene a la memoria que hicimos un Pinocho, con Bambalina Titelles, y el esquema del Pinocho era muy parecido a la historia del montaje de ‘Contes de les 1001 nits’, porque era utilizar actores y marionetas y…, habían 14 puntos del Pinocho y cada escena era con una técnica distinta y…, había una escena de ‘teatro negro’, que era cuando Pinocho cae al mar y aparecen las algas, los peces y todo lo que puedas imaginar y…, bueno el ‘teatro negro’ es lo más sencillo de hacer, lo más simple de preparar y…, había una escena complicadísima con marionetas de 40 hilos, proyecciones…, una cosa muy complicada de hacer y…, la hicimos con ‘teatro negro’ y salió maravillosamente y…, al cabo de los 25, 30 años de haberlo hecho, la gente te dice ‘¡hay aquel Pinocho que hiciste, qué bonito la escena del mar!’ y…, claro uno sabe que fue muy complicado pero muy efectista y la gente lo recuerda con entusiasmo. El teatro negro, siendo sencillo y haciéndolo bien, es muy efectista y sorprendente para el público.

Me dijeron ‘el director se va y si te quieres quedar…’, y yo dije ‘mira, nunca he llevado un teatro’ (…) y le dije ‘bien, vale, si tú quieres me quedo’ y…, ahí estoy, hasta ahora.

Vicente Vila 1José Antonio Garzón: Es que tú vienes de Bambalina Titelles, que fue una compañía de culto y de referencia en Valencia.

V.V.: Pues.., yo creé Bambalina en el año ’81 y en el ’85 creamos la Mostra de  Titelles a la Vall d’Albaida, que sigo dirigiendo y comienza la semana que viene; en el año ’90 hicimos el Museu de Titelles que era el único en toda España pero ahora hay uno más y…, en el año ’89 empezó a decirnos mucha gente ‘oye, que tenéis que ir al Escalante, tenéis que ir al Escalante y hacer una propuesta’ y…, entonces la hicimos y realizamos el Pinocho. Y, a partir de ahí, me quedé allí. Me dijeron ‘el director se va y si te quieres quedar…’, y yo dije ‘mira, nunca he llevado un teatro’ y el diputado me dijo ‘¡pero, hombre tú llevas un festival, has organizado el museo…, tú lo puedes dirigir, tú vales para llevar esto’; y le dije ‘bien, vale, si tú quieres me quedo’ y…, ahí estoy, hasta ahora.

J.E.: Una de las cosas importantes de la sala es que, sin perder su esencia de teatro destinado al público infantil, tiene una programación que atrae al público adulto, con un nivel de primera calidad, que hace que los mayores volvamos a un mundo de fantasía que dejamos hace tiempo.

V.V.: Sí, mira una cosa. Con los escolares hacemos funciones desde 6 meses, que tenemos el ciclo de ‘Menut’ que es en la primavera siempre…, desde 6 meses, que es muy fuerte eso, hasta 18 años y los domingos, que viene el público porque quiere, el 72% del público que asiste a la sala es mayor de 18 años. Es verdad que vienen con la excusa del niño pero muchos novios, parejas, gente que le gusta el teatro acaban siendo un público fiel a la sala. Siempre digo que nosotros no hacemos teatro para niños porque lo ves y dices ‘sí, pero…’. Luego descubres que los adultos se lo pasan pipa con lo que le ofrecemos en la programación.

J.E.: Creo que una de las claves del éxito del Escalante es que su oferta de obras infantiles son propuestas serias e inteligentes que no toman al niño como un simple espectador que solo sirve para cantar, mover las manos desde la butaca o chillar cuando se lo piden. La oferta es variada y con un nivel que atrapa a los niños aunque, obviamente, con obras y títulos destinados para ellos.

V.V.: Claro, hay un tipo de teatro que no es para niños y que va destinado a un público adulto…

José Cuñat: Confieso que asistí a la representación de ‘Les contes de les 1001 nits’ y quedé maravillado. Siendo para niños termina enganchando a los adultos.

V.V.: Pues te aconsejo que vuelvas. Si vuelves en un mes encontrarás a los actores más sueltos, un montaje mucho más asentado y…, han cambiado muchas cosas, verás bastantes cambios que te gustarán.

Vicente Vila 3

J.A.G.: La pregunta sería, ¿es teatro para niños que pueden ver los adultos o es teatro para adultos que pueden ver los niños?

V.V.: Es lo mismo. Cuando hacemos teatro a partir de 10 años, directamente es un espectáculo para adultos. Ahora tendremos un ‘Romeo y Julieta, que viene de Argentina, que ha sido premiado en todo el mundo y que vale una fortuna y uno se pregunta, ¿esto es para niños? El espectáculo está pensado para niños a partir de 12 años y…, ahí no puedes hacer una cosa juvenil, que juegue con la idea de más adulto, más niño…, No. Ahí tienes que hacer  un teatro para adultos directamente y que los trate como mayores y…, entonces disfrutan y viven el teatro. También me gustaría recomendar otro espectáculo, y este lo recomiendo personalmente, que se llama ‘André y Dorine’, yo le he visto dos veces y trata sobre el tema del Alzheimer, y todos, absolutamente todos, los que vimos la representaciones terminamos llorando. De verdad no os lo perdáis, es un espectáculo único y de una ternura y un trabajo en escena excepcional. Creo que la tenemos programada para abril del 2015. Es una obra que dura una hora y cuarto sin texto que se pasa como un suspiro. Me decía el diputado (en alusión a Cristobál Grau) ‘¿esto le vamos a traer a los niños para que lloren?’. ‘Sí, claro. Ya hemos puesto obras en que la gente llora. Cuando hicimos ‘Anna Sullivan’ la gente salía llorando y la hemos traído para que los niños lloren y dijesen ¡ostias!…, cuando puteo a mi compañero de clase es lo mismo que estoy viendo ahí’. Y el diputado dijo, ‘bueno, bueno, pues adelante’.

…tenemos espectáculos con danza contemporánea, con títeres, con sombras, con teatro negro, con proyecciones, con elementos electrónicos…

J.E.: Supongo que en cinco lustros al frente del Escalante habrás visto el tipo de evolución de público que ha tenido la sala y de cómo ir adaptando las propuestas escénicas a un público ya cautivo y a otro que se ha ido incorporando.

V.V.: Sí, sí. Ha cambiado mucho el público. Creo que el teatro infantil y la ópera son los dos géneros que han cambiado y evolucionado más en el teatro. Por una lado la ópera tiene como más dinero y por lo tanto la posibilidad de invertir en recursos y…, el teatro infantil tiene como más fantasía y posibilidades de generar historias que atrapen a los más jóvenes. Todo lo que se introdujo en proyecciones, audiovisuales, electrónica, elementos de danza contemporánea, iluminación digital…, todo eso se introdujo en la ópera y en el teatro infantil y son los espacios donde más se ha evolucionado y donde más se ha avanzado. Nosotros tenemos espectáculos con danza contemporánea, con títeres, con sombras, con teatro negro, con proyecciones, con elementos electrónicos y…, todo, todo, ha funcionado porque los niños como los adultos lo que quieren es un buen espectáculo. Un buen espectáculo siempre funciona y es el secreto del Escalante. El verdadero secreto del Escalante ha sido la calidad, se basa en la calidad de sus espectáculos y…, una obra de calidad el público va a verla. Es barato, es variado, llega a todos los públicos, se prima la calidad de sus contenidos y…, eso el público los agradece llenando la sala. Sí que ha cambiado el público en cuanto  a las nuevas formas de ver y acercarse al teatro pero si tú le ofreces calidad el público viene y disfruta del espectáculo.

Vicente Vila 22

J.C.: Fui a ver la obra con mi niña de 8 años y aunque estaba hablada en valenciano la niña salió encantada  y con el deseo de repetir; incluso le dijo a otros niños que estaban detrás de ella hablando, “por favor, callaros que quiero ver la obra”. ¡Nunca había hecho una cosa así! Me quedé sorprendido.

V.V.: Bueno, ése es el objetivo. Cuando un niño, una niña, entra en el mundo del teatro y se mete en lo que está viendo es porque, de alguna manera, la obra se apoderó del niño. Si le das un buen espectáculo y que sea comprensible para su edad, el niño termina enganchado a lo que ve y disfrutando de la obra.

Por suerte en Valencia contamos con una profesión muy, muy buena y muy importante…, lo que pasa es que ahora no hay trabajo.

Javier Furió: Sorprende que el sector de los actores y las compañías valencianas estén pasando un momento muy difícil y que tengan que salir fuera en busca de oportunidades cuando tenemos excelentes profesionales. El Escalante siempre apostó por compañías y profesionales valencianos en sus espectáculos y los resultados siempre han sido de primera calidad. Ya no cabe el decir que no hay buenos actores valencianos o que los espectáculos no son de entidad.

V.V.: Por suerte en Valencia contamos con una profesión muy, muy buena y muy importante…, lo que pasa es que ahora no hay trabajo. La crisis ha sido muy dura con el sector. Mira, hace 30 años todos éramos amateurs y no había profesión. Éramos todos actores jóvenes, directores jóvenes, actrices jóvenes… Han pasado 30 o treinta y pico de años y…, ahora hay gente mayor y gente joven. Cuando haces un reparto dices ‘vamos a coger dos o tres jovencitos, un señor mayor, una señora mayor…, vamos a buscar que tenga color esto que estamos haciendo y que no sean jovencitos haciendo de mayores’. Esto ahora se puede hacer, lo que pasa es que han fallado las grandes productoras que daban trabajo como pueden ser la Generalitat y la televisión y ahora los actores están todos desesperados y recurriendo a la imaginación y a proyectos emergentes como pueden ser Russafa Escènica o la propuesta que hacen desde El Cabanyal para poder seguir creando. Son cosas que están muy bien y que son loables pero…, sirven para matar el gusanillo y poder presentar trabajos pero…, no dan para comer o vivir de la profesión. La situación es muy compleja para unos profesionales que tienen una larga trayectoria y para los jóvenes que quieren iniciarse.

Vicente Vila 21

J.E.: En vuestro caso tenéis la suerte de tener siempre la sala llena y con trabajo para los profesionales de aquí.

Vicente Vila 10V.V.: En el caso del Escalante es que forma ya parte de las ‘familias’, de padres y madres y abuelos que viene con sus hijos y sus nietos, de la gente que viene en grupo. Siempre pongo el ejemplo de los cines Albatros (los cines Albatros cerraron sus puertas en 2010 tras cumplir 25 años), la gente iba allí y decía ‘¿qué película hacen?’ y otro decía ‘pues tal película pero ya empezó’. ‘Bueno’, decían, ‘nos metemos en esta otra, me da igual’. Como la gente que va a misa y dice ‘yo voy a misa a la Catedral’ y otro le dice, ‘¿pero qué sermón hacen?’ y el primero responde ‘me da igual’.

J.A.G.: Lo que quieres decir es que la gente tiene confianza en el propio espacio porque tiene una trayectoria que la avala.

V.V.: Sí, claro. La programación y la línea de la sala hacen que el público ya confíe en lo que va a ver.

J.F.: También ya es una sala tematizada y el público ya la tiene como referencia.

V.V.: Eso también es importante. Queríamos que la sala fuera una referencia por sus espectáculos y por la variedad de sus contenidos.

J.A.G.: Y cuenta con una programación que se mantiene en cartel durante bastante tiempo y…, creo recordar que comentaste en rueda de prensa, que tenías un promedio de aforo muy alto.

V.V.: Luego también, económicamente…, si nosotros tenemos ‘Contes de les 1001 nits’ con ese despliegue de medios, y eso vale un dinero, y hacemos ochenta representaciones, el precio por representación es más económico que cuando contrato una compañía con tres actores. Y si dentro de dos o tres años se vuelve a reponer, el precio va a ser mucho más barato porque la producción ya está pagada.

J.C.: ¿Todo se ha hecho para la obra inaugural?

V.V.: Sí, sí, absolutamente todo. El texto, la música, las máscaras, el maquillaje, el vestuario… Todo se hizo para ‘Contes…’. Es preferible no ponerle música enlatada a la gente teniendo compositores aquí. Se ha hecho todo original y nuevo para la obra.

…esta obra, concretamente, es una fantasía mía que tiene muchísimos años. Más de treinta.

J.A.G.: ¿Y cuánto tiempo cuesta preparar un proyecto como ‘Contes…’, es decir dese su concepción hasta que se levanta el telón?

V.V.: Bueno, pues…, esta obra, concretamente, es una fantasía mía que tiene muchísimos años. Más de treinta. Estuve dándole vueltas a la obra desde hace más de treinta años, por lo cual estuve comprando todos los libros, cuentos y tebeos que he visto de ‘Las 1001 noches desde hace años y…, he visto todas las películas que han salido y durante tanto tiempo me he preguntado, ¿por qué nadie hace ‘Las 1001 noches’ y…, claro, hasta que me he metido y me he dado cuenta de lo complejo que resulta atrapar el mundo que encierra el libro.

Vicente Vila 6J.F.: Pues da como un poco de vértigo llevar una historia con tantas versiones, tantas lecturas y tan reconocida.

V.V.: En principio sí que es complicado porque el tema, el núcleo central de la historia, de que Sherezade…, pues que un señor cada día se casa, como decimos nosotros, con una y al otro día la mata es…, un poco duro y más si le quitas que ‘se casa’ pero era una excusa muy buena para contar muchas historias y, entonces eso lo dulcificamos pero…, aun así la primera escena de las sombras y ves que matan…, hmmm, claro…, muchos dirán ‘¿y esto es para niños?’.

J.C.: Los niños se dan cuenta pero no lo ven como algo que les impresiona.

V.V.: Bueno, era mejor hacerlo con sombras porque el blanco y negro siempre es menos real. Creo que en esos aspectos hemos cuidado mucho la información que llega al público infantil pero sin negarles lo que ocurre realmente.

J.E.: Nos gustaría saber si otra de las maravillosas obras que surgió del Escalante volverá: ‘l’Home invisible’. Creo que fue todo un éxito y un trabajo fantástico.

V.V.: Gracias. Sí, sí. Vuelve ‘l’Home invisible’ y me alegra que haya gustado tanto pero, ¿habéis visto el ‘Cyrano de Bergerac’?

J.C.: No, no.

J.A.G.: No.

J.F.: No.

J.E.: No tuve ocasión de verlo en su momento. Creo que fue hace dos o tres años.

V.V.: Pues…, tenéis que verlo que os encantará. Vuelve el ‘Cyrano…’ en enero y os lo recomiendo. Creo que al público le encantará y es un trabajo soberbio. No os lo podéis perder.

Roberto Fariña: ¿El ‘Purgarcito’ que tenéis programado es el mismo que se vio en el Teatro Talía?

V.V.: Sí, el mismo. Cuando la programé me decía el diputado (en alusión a Grau), y el diputado parece que no se entera pero sí que se entera de todo…, me decía ‘pero esta obra ya la hicieron en el Talía ¿y la vas a volver a programar?’ Y le dije, ‘sí’. ‘¿Y eso? ¿Después de hacerla ellos la haremos nosotros?’, me preguntó. ‘Sí’, le dije. ‘Primero, de esa obra se hicieron tres funciones y no fue ni Dios y esta obra tiene que verla Valencia. Si nosotros la traemos y le metemos siete funciones, a 300 espectadores, son 2.100 espectadores ¡Que al menos la vean 2.000 espectadores, que se merecen verla! La verdad es que en sala Escalante se ha hecho mucho teatro bueno desde el principio. Ahí se han junto varias circunstancias, una de ellas y muy importante es el apoyo de la Diputación, eso es fundamental, pero el hecho de que haya habido una persona tanto tiempo, aunque sea yo, que se puso como objetivo aprovechar la propia producción valenciana y luego el público saliendo de la sala y diciendo ‘esto es genial’…, y la crítica, la prensa, y los medios apoyando el trabajo ha servido para que el Escalante sea un punto de referencia.

J.F.: El Escalante también ha visto pasar muchas compañías valencianas y desde su sala habrán salido muchos profesionales de la interpretación, la música, los decorados…

V.V.: …Nosotros cumplimos treinta años de del teatro pero cumplimos veinte de la escuela de actores y…, una escuela durante veinte años hace mucho por el teatro y…, además cumplimos diez años de la sala de exposiciones. Nosotros siempre hemos metido actores de nuestra escuela en nuestras producciones y los monitores de nuestras exposiciones son de nuestra escuela, es decir, hay una retroalimentación muy importante y que funciona muy bien.

Yo he trabajado con ocho diputados tanto del PSOE, como del PP y de Unió Valenciana  y te puedo asegurar que he trabajado cómodo.

J.A.G.: En todos estos años habrás conocido diversos responsables sobre tu trabajo desde la Diputación, ¿has podido trabajar libremente, has podido sacar los proyectos adelante?

V.V.: Yo he trabajado con ocho diputados tanto del PSOE, como del PP y de Unió Valenciana  y te puedo asegurar que he trabajado cómodo. Todos los proyectos del Escalante, que se presentan a las subvenciones, siempre, siempre se han apoyado por unanimidad. Una vez, cuando creamos la sala de exposiciones, un diputado, que entonces era de Izquierda Unida, se abstuvo de votar y dije ‘yo retiro ese punto de la orden del día’ y la diputada, era una mujer, me dijo ‘¿por qué?, si la propuesta sale, con nosotros solo la propuesta sale adelante’, y le dije ‘no, porque él dice que se abstiene por que no conoce bien el proyecto y yo tengo un mes hasta la próxima comisión para explicárselo’. A los pocos días se lo explico y cuando se realizó la siguiente votación, votó a favor.

Vicente Vila 14

J.E.: ¿Y cuál es el sello que deja el Escalante en estos treinta años y cuál es el sello que dejará en los próximos años con un teatro que se transforma y debe adaptarse a los tiempos que corren?

Vicente Vila 23V.V.: Pues…  Los treinta años que llevamos tendrán la misma marca de lo que va a venir. Buscar lo que no hace nadie, lo novedoso, lo difícil, nosotros no podemos hacer una cosa que sea lo comercial solamente, para eso están las compañías privadas y los teatros privados. Lo que tenemos que hacer es lo más difícil todavía y…, hay cosas que todavía no hemos hecho, como por ejemplo clásicos españoles en verso. Eso hay que hacerlo. Tenemos un Siglo de Oro que habrá que hacerlo. Tenemos autores valencianos, muy importantes, que no hemos hecho. Una de las cosas más importantes es también saber conectar con lo que le pueda interesar al público o que pueda llamar la atención del público. A veces el público no lo sabe y le propones algo y dice, ‘¡oye, vamos a ver esto!’. Ahí contamos con la complicidad del público que viene y que conoce que lo podemos sorprender.

Trabajar en un sitio que hay recursos y trabajar con un equipo excelente  y saber que hay posibilidades de hacer cosas es un regalo de la vida.

J.E.: ¿Y a nivel personal, a nivel de director y creador de historias?

V.V.: Pues…, la verdad es que ha sido trabajar. Trabajar en un sitio que hay recursos y trabajar con un equipo excelente  y saber que hay posibilidades de hacer cosas es un regalo de la vida. Yo siempre me he preguntado por qué me pagan tanto. Me refiero a que estoy feliz en mi trabajo y los recursos que tengo y no lo siento como un esfuerzo que tiene una retribución. Tener posibilidades, contar con un equipo humano sensacional y hacer teatro es un verdadero sueño. A nivel personal me siento muy gratificado.

J.E.: Vicent Vila, muchas gracias por acompañarnos en esta comida informal, de tertulia y conversación viva, y contarnos la celebración de estos treinta años del Escalante y el trabajo que realizas desde tus funciones.

V.V.: Gracias a vosotros y espero que los lectores también vengan a festejar a la sala nuestro aniversario disfrutando de toda la oferta que tenemos pensada y diseñada para el público. Esa es nuestra intención, que la gente disfrute y se lo pase bien y vean buen teatro. Espero que la entrevista sirva para que los lectores conozcan un poco más nuestro trabajo y.., allí les esperamos. Gracias.

VLC Noticias / Jimmy Entraigües. Fotos: VLCNoticias

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

One Response to "Vicent Vila: “El verdadero secreto del Escalante ha sido la calidad de sus espectáculos”"

  1. Pingback: Vicent Vila: “El verdadero secreto del Escalante ha sido la calidad de sus espectáculos”

Leave a Reply

Your email address will not be published.