ACNUR preocupado por el intento de legalizar las devoluciones automáticas desde Ceuta y Melilla

© J. Palazón. Jugadores de golf en Melilla, ajenos a las personas que tratan de saltar la valla.

© J. Palazón. Jugadores de golf en Melilla, ajenos a las personas que tratan de saltar la valla.

La Agencia de la ONU para los Refugiados expresa su preocupación ante la propuesta de España de legalizar las devoluciones automáticas de las personas que tratan de cruzar las vallas fronterizas en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Según esta iniciativa, una persona que intenta acceder a Ceuta o Melilla de forma irregular y sin la documentación requerida, sería rechazada automáticamente y no tendría derecho a las garantías legales previstas en la legislación nacional y de la Unión Europea, como el derecho  a solicitar asilo.

Ambas ciudades españolas son las únicas fronteras terrestres entre la Unión Europea y África. Desde 2013 se ha registrado un aumento en el número de personas que llegan de forma irregular a través de esta ruta. A su vez también ha habido un incremento en la proporción de las personas que vienen de países asolados por la guerra, la violencia y la persecución, como Siria, la República Centroafricana o Malí. En 2013, unas 4.200 personas entraron en las dos ciudades autónomas de forma irregular (por tierra y mar). En lo que va de año, más de 5.000 personas han llegado a Ceuta y Melilla, entre ellas 2.000 personas que han huido del conflicto en Siria,  el 70% de las cuales son mujeres y niños.

Como respuesta a estas llegadas, el Gobierno español ha propuesto una enmienda a la actual ley de extranjería, que sería aplicada exclusivamente a las fronteras de Ceuta y Melilla. Esta propuesta introduce el concepto de “rechazo en frontera” y tiene como objetivo la legalización de la práctica actual de devoluciones inmediatas. Esta práctica no daría la oportunidad de pedir asilo a quienes huyen de la persecución y los conflictos.

ACNUR subraya la importancia de que se permita el acceso al territorio para aquellas personas en necesidad de protección internacional. La Agencia de la ONU para los Refugiados entiende la complejidad de la gestión de las fronteras de Ceuta y Melilla, sin embargo destaca que el Gobierno debería garantizar que cualquier iniciativa legal cumple con sus obligaciones internacionales, en particular con la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, de la que España es parte.

Además, ACNUR reitera su preocupación por el creciente uso de la violencia en la frontera para disuadir la entrada de inmigrantes y solicitantes de asilo. Este año se han documentado varios incidentes violentos y se ha incrementado el número de informes sobre devoluciones automáticas en las ciudades autónomas. El más reciente tuvo lugar el pasado 15 de octubre en la valla de Melilla durante el intento de entrada de unas 200 personas, en el que las imágenes grabadas mostraban el uso de violencia por parte de las autoridades fronterizas.

ACNUR hace un llamamiento a las autoridades españolas al objeto de que garanticen que no se ejerce la violencia en las fronteras y que éstas son gestionadas respetando plenamente los derechos humanos y la legislación en materia de refugiados. ACNUR ofrece su apoyo a las autoridades españolas en eta tarea.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.