Pese a los recientes golpes que recibió en Medio Oriente por la ofensiva de la coalición internacional y de las fuerzas iraquíes y sirias, el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) no perdió su brutalidad.

En las últimas horas circuló un video difundido por el grupo terrorista en el que hace alarde de la despiadada ejecución de un prisionero, acusado de espionaje. La víctima fue detonada con una bomba colgada a su cuello.

El asesinato tuvo lugar en la península del Sinaí, en Egipto.

El prisionero de ISIS lleva una bomba colgada del cuello

El rehén del Estado Islámico fue ejecutado luego de ser acusado de ser un informante del Ejército egipcio.

Otros 11 hombres fueron asesinados por la misma acusación.

En las imágenes se pueden observar a un yihadista de ISIS escotando al prisionero. Cuando se detienen, le cuelga un explosivo en el cuello y se aleja. Acto seguido, se produce la brutal explosión que despedaza el cuerpo de la víctima.

El video de más de 16 minutos también incluye brutales y escalofriantes imágenes de las otras ejecuciones. La mayoría son por medio de decapitaciones.

El Estado Islámico tiene presencia en la región desde noviembre de 2014, cuando Ansar Bayt al Maqdis prometió lealtad al grupo terrorista.