Educación asegura que “habrá solución” para la joven enferma que pide profesor a domicilio para cursar Bachillerato

 

fotonoticia_20180426143245_800Lucía destaca la importancia de seguir formándose: “A veces es muy duro y cuesta continuar pero hay que hacerlo”

VALÈNCIA, El conseller de Educación de la Generalitat Valenciana, Vicent Marzà, ha asegurado que su departamento está trabajando con “diferentes borradores” y que, antes de que se inicie el próximo curso, “habrá una solución sobre la mesa” para Lucía Moreno, una joven de 16 años que sufre una enfermedad rara y que pide seguir teniendo atención de profesorado a domicilio para poder cursar Bachillerato.

Marzà se ha referido así al caso de la joven valenciana que este miércoles ha acudido junto a su madre, Mercedes Roncero, a la sede de la Conselleria de Educación para entregar las casi 200.000 firmas que ha recogido a través de la plataforma Change.org con el fin de reclamar a la administración que la menor pueda seguir teniendo un profesor a domicilio el próximo curso, cuando finalice la educación obligatoria, y poder cursar así Bachillerato.

La madre de Lucía –a la que se le diagnosticó hace cinco años distrofia simpático refleja, una afección degenerativa muy dolorosa– ha manifestado a los medios que tener profesores en casa el próximo curso es para la menor “una ilusión a corto plazo y una necesidad”.

Ha añadido que la niña lleva “una vida muy complicada” y sale en pocas ocasiones de casa, debido al dolor, y ha considerado que, “ya que no hay investigación en España de esta enfermedad, al menos que tenga educación, que es lo mínimo que puede tener cualquier chaval de esta edad y más con las notas que ella saca y lo bien que aprovecha los recursos que damos todos los españoles”.

“LOS VACÍOS ESTÁN PARA LLENARLOS”

Mercedes Roncero ha explicado que existe un vacío legal pero que hay comunidades, como Madrid, donde sí hay una normativa que permite la atención domiciliaria. “Los vacíos están para llenarlos y por eso estamos trabajando, no solo por Lucía sino por el resto de chicos que también necesitan estudios para seguir adelante y normalizar entre comillas su vida”, ha aseverado.

En términos similares, la propia Lucía ha defendido ante los periodistas que “granito a granito se pueden conseguir muchas cosas” y ha destacado la importancia de seguir formándose. Aquí ha comentado que, aunque no tiene decidido qué quiere ser, se considera “más de letras”.

La joven ha declarado que su día a día es “muy complicado”. “A veces es muy duro y cuesta continuar pero hay que hacerlo”, ha asegurado.

Por su parte, preguntado por esta cuestión, el conseller de Educación, Vicent Marzà –que ha asistido a la inauguración de la Fira del Llibre– ha detallado que la administración estaba “trabajando diferentes borradores de soluciones” y ahora con las aportaciones de esta familia “llegaremos seguro a un acuerdo y para antes de empezar el curso habrá una solución encima de la mesa, para que entre todos demos una solución con criterio”.

“No puede ser que no hubiera soluciones previstas para este tipo de situación”, ha dicho Marzà, que ha agregado que “está muy claro que el gobierno anterior no había tenido la voluntad de regular eso, más bien al contrario”.

“La norma que hay es de 2006 y dice que no se tiene que atender a la gente que termina la ESO y empieza bachiller. Agradecemos que (la madre de Lucía) haya hecho todo este trabajo de concienciación, de respaldar a mucha más gente. Hoy ha presentado las firmas en Conselleria, la ha atendido el director general de Política Educativa y le vamos a comunicar que vamos a trabajar conjuntamente para ponerle solución”, ha apuntado.

Marzà ha recordado que “precisamente en el marco de la política de educación inclusiva” que está marcando la Conselleria, el objetivo es que “todo el mundo tenga acceso a la educación y se eliminen esas barreras”.

“Y lo hemos hecho aumentando en más de 2.000 profesores, los que atienden a desdobles, educación inclusiva, especial, ahora hay que revertir los años de dejadez del gobierno anterior que tenía una mirada excluyente y no inclusiva respecto a la educación”, ha reprochado.

La petición lanzada por la madre de la joven Lucía y que ha recogido 195.000 firmas también se dirige al Ministerio de Educación, al que solicita que regule la atención domiciliaria del profesorado para que jóvenes con enfermedades prolongadas o crónicas pueden recibir clase a domicilio después de la ESO.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.