Más de la mitad de las reclamaciones contra las suministradoras de electricidad tuvieron que ver con discrepancias en la medida de los consumos y en la facturación y cobro, mientras que en el caso del sector gasista, el 45 % de las quejas estuvieron relacionadas con problemas en la medición del consumo y la facturación.

Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en el sector eléctrico la calidad de suministro acumuló el 12 % de las quejas, y en el gas destacan también las reclamaciones por la deficiente atención al consumidor, en el 13 % de los casos, incluidos los incumplimientos en la hora de las revisiones periódicas.

20180816-14518555wLas comunidades autónomas en las que los consumidores presentaron mayor número de reclamaciones, en términos relativos, fueron Galicia en el sector eléctrico, con el 7,5 %, y Murcia en el sector del gas natural, con el 7 %.

Del total de reclamaciones presentadas durante 2017, el 40 % en el sector eléctrico y el 35 % en el sector del gas natural fueron consideradas como procedentes por las empresas, y por lo tanto resueltas de manera favorable para el consumidor.

Mientras, el 56 % y el 62 %, respectivamente, se consideraron improcedentes o desfavorables.

El canal más utilizado por los consumidores para efectuar una reclamación fue el telefónico (el 78 % en el gas y el 61 % en la electricidad), seguido del presencial.

En el caso de consumidores domésticos con derecho a precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC), los comercializadores de referencia recibieron menos reclamaciones que los comercializadores en el mercado libre.

De forma similar, en cada grupo empresarial la comercializadora de referencia recibió menos reclamaciones que las comercializadoras en mercado libre, según ha expuesto la CNMC.