El Ayuntamiento de Alicante no quiere demoler el ‘puente rojo’