El BCE aplaza la subida de tipos hasta junio del año que viene ante el empeoramiento de la economía

5265094El Banco Central Europeo (BCE) mueve ficha por el empeoramiento económico que vive la economía de la zona euro, afectada por el creciente desafío que suponen -entre otros motivos- las tensiones en el comercio mundial, las vulnerabilidades mostradas por algunas economías emergentes y la incertidumbre del Brexit. Por ello, el Consejo de Gobierno del organismo ha decidido por unanimidad retrasar por segunda vez este año una eventual subida de tipos de interés, que no se producirá antes de mediados de 2020.

Las cosas no van bien tan bien en Europa como estaba previsto, pero el organismo no ve cerca el peligro de una recesión, por lo que no ha sacado su artillería pesada, aunque sí ha mostrado al mercado sus intenciones. “Varios miembros del Consejo de Gobierno han planteado la posibilidad de bajar los tipos, otros la posibilidad de reiniciar el programa de compras de activos o extender la orientación a futuro”, ha reconocido el presidente de la entidad, Mario Draghi.

El banquero italiano ha señalado en rueda de prensa en Vilna (Lituania), donde se ha reunido este jueves el Consejo de Gobierno de la entidad, que el BCE está “decidido a actuar en caso de que haya contingencias adversas” y que permanece “listo para ajustar todos sus instrumentos como sea apropiado” pese a que las condiciones actuales “no son comparables” a la situación de hace siete años, cuando Europa se situaba al borde de la ruptura del euro.

Draghi ha advertido que “los riesgos siguen inclinados a la baja“. El banquero italiano ha reconocido que “la información más reciente indica que el viento en contra global sigue lastrando las perspectivas de la zona euro” pese a que los datos del primer trimestre han sido “algo mejores de lo esperado”.

Todo lo anterior lo ha reflejado el supervisor en sus nuevas previsiones de crecimiento para el próximo trienio: las ha rebajado tanto para 2020 como para 2021 hasta el 1,4%, pero para este año las ha aumentado una décima, hasta el 1,2%, lo que -de producirse- significaría un frenazo de la economía europea, que se expandió un 1,8% el ejercicio anterior. La inflación, mientras, será del 1,3% este año, del 1,4% el que viene y del 1,6% en 2021.

El BCE discute si cobrarle más a la banca por guardar su dinero

Draghi ha asegurado que la decisión de retrasar, al menos, seis meses la subida de los tipos de interés refleja “el aumento de la incertidumbre” por “la creciente amenaza del proteccionismo y el Brexit“, así como las vulnerabilidades de los mercados emergentes. De hecho, el banquero italiano ha señalado que la política monetaria del BCE está lejos de la normalización porque el resto del mundo está también lejos de la normalidad.

En este punto, el presidente del BCE ha reconocido que el Consejo de Gobierno ha discutido una bajada de la tasa de interés de depósito, la que aplica a los bancos por el exceso de reservas, que está en el -0,4% ahora. Es decir, que los miembros del BCE han valorado cobrarle aún más a la banca cuando, según Draghi, la subida de tipos comenzará precisamente aquí, dejando de penalizar a las entidades financieras por su liquidez.

Una vez más, el banquero ha reiterado que son necesarias medidas en ámbitos más allá de la política monetaria para poder alcanzar todos los efectos beneficiosos de esta, volviendo así a reclamar a los gobiernos e instituciones de la zona euro acelerar sustancialmente la implementación de las necesarias reformas estructurales para aumentar la resiliencia y reducir el paro, así como impulsar la productividad.

Pagará hasta un 0,3% a la banca si le pide dinero prestado

Con respecto a la nueva ronda de operaciones de financiación a largo plazo con objetivo específico (TLTRO-III), que se celebrarán de forma trimestral entre septiembre de 2019 y marzo de 2021, el BCE ha decidido que el tipo de interés para cada operación se fijará en un nivel 10 puntos básicos por encima del tipo medio aplicado a las operaciones principales de financiación del Eurosistema.

Además, para aquellas entidades cuyos préstamos elegibles superan un valor de referencia, el tipo aplicado a las TLTRO-III será inferior. En concreto, se podrá situar en el tipo de interés medio de la facilidad de depósito más 10 puntos básicos. Actualmente, la autoridad monetaria tiene fijada esta tasa en el 0%, por lo que los bancos tendrían que pagar un 0,10% por la liquidez que pidan prestada al BCE.

No obstante, para aquellos bancos cuyo volumen de préstamos supere un valor de referencia, el interés aplicado a cada ronda de TLTRO III será más bajo: como máximo, podrán financiarse a un tipo de interés que esté 10 puntos básicos por encima del tipo de interés medio aplicado en el Eurosistema para la facilidad de depósito. Actualmente, el BCE tiene fijada esa tasa en el -0,4%, por lo que se podría pagar un 0,3% de interés a los bancos por pedir prestado a Fráncfort.

El objetivo del instituto emisor es “ayudar a preservar las condiciones de los préstamos bancarios y apoyar la actitud acomodadiza de la política monetaria”, según ha explicado el BCE en un comunicado. En la rueda de prensa, Draghi ha reconocido que las condiciones de financiación se han vuelto “ligeramente más estrictas” en las últimas semanas.

 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.