El debate a cuatro en RTVE acentúa los bloques de derecha e izquierda con momentos tensos

5159922El debate a cuatro de RTVE entre Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP), Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos) se ha convertido en una batalla con momentos tensos y broncos a cuenta de Cataluña, el modelo territorial, el feminismo y la violencia de género, en la que el candidato socialista no ha desvelado la incógnita que mantiene durante toda esta campaña: con quién pactará tras el 28A.

Han quedado evidenciados y acentuados los bloques, a izquierda y a derecha, que se enfrentan en estas elecciones generales 2019. Los más claros en cuanto a alianzas han vuelto a ser Rivera, para tender la mano una vez más a Casado; e Iglesias, para ofrecer a Sánchez formar un gobierno de izquierdas.

Sánchez ha recibido duros golpes por parte de Casado y de Rivera, como era de esperar a juzgar por el desarrollo de la campaña. En algunos momentos- principalmente en todo lo referente a Cataluña y al desafío independentista- PP y Cs han formado un bloque compacto con similar discurso e idénticos ataques al presidente del Gobierno, que ha tratado en todo momento de mostrar que ambos- Casado y Rivera- son “lo mismo”, a su juicio. El socialista ha cargado contra el ‘popular’, que ha estado mucho menos vehemente de su tono habitual en esta campaña, y contra el líder de Ciudadanos, protagonizando ambos- Sánchez y Rivera- algunos de los momentos más intensos del debate.

Para todos los públicos

Casado y Rivera han exigido al presidente del Gobierno que diga públicamente si piensa indultar a los dirigentes responsables del ‘procés’ si son condenados y Sánchez les ha respondido insistiendo en que respeten la separación de poderes y dejen trabajar al Tribunal Supremo.

Dentro del bloque de izquierdas, Sánchez ni ha rozado a Iglesias y le ha lanzado más de un guiño al “empatizar” con él por el espionaje, además de agradecerle el apoyo recibido en sus diez meses de gobierno. Sí ha querido dejar claro, cuando Iglesias ha mencionado la persecución de la ‘policía patriótica’ a su formación, que “las cloacas del Estado se fueron por el desagüe con la moción de censura“.

El candidato de Unidas Podemos solo ha subido el tono contra el candidato del PSOE para preguntarle insistentemente, hasta en cuatro ocasiones, si tratará de forma un pacto con Rivera, sin obtener respuesta. “Es muy elocuente su silencio”, le ha dicho. Iglesias también ha querido venderse como el que consiguió que el Gobierno socialista subiera el salario mínimo interprofesional.

Para todos los públicos

El líder del PSOE sí se ha referido a su relación con el partido naranja en otro momento del debate en RTVE para afear a Rivera el “cordón sanitario” que ha establecido contra el PSOE pero no contra la “ultraderecha”, le ha echado en cara, sin citar a Vox. El socialista sigue sin descartar la búsqueda de un pacto con Rivera tras los comicios, a pesar del rechazo manifiesto de éste hacia su partido.

Para todos los públicos

El debate ha puesto de manifiesto que en esta recta final de la campaña Rivera aumenta sus dardos contra Casado, al que le ha espetado que “el milagro económico del PP está en la cárcel” enseñando una fotografía Rodrigo Rato entrando a prisión. El líder del PP, que ha preferido fijar los ataques contra Sánchez, ha mostrado cierta perplejidad ante la doble estrategia de Rivera hacia el PP: guiños para gobernar juntos, por un lado, y golpes directos, por otro. Las pullas de este martes pueden augurar mayor intensidad lo que queda de campaña en el bloque de centro derecha, que compite en no pocas plazas.

Este debate a cuatro, que se repetirá este martes en Atresmedia, ha servido para que los cabezas de lista insistan en las ideas fuerza que están lanzando para afianzar a sus fieles y convencer al alto número de indecisos, centrados cada uno en la búsqueda del voto útil. Todos ellos han ocupado su tiempo en vender algunas de las propuestas que están desgranando en campaña, a pesar de que algunos temas han quedado olvidados en sus discursos.

Ataques a rivales y aliados para erigirse como el voto útil

Durante este debate a cuatro, Sánchez ha cargado principalmente contra las “derechas” y el “trío de Colón”. El presidente y candidado socialista ha sido especialmente duro con la corrupción del PP y ha dicho que los españoles deben elegir entre “futuro o involución”. Ha llamado a hacer una enorme “moción de censura” en las urnas “contra la desigualdad, la corrupción y la crispación como forma de hacer política”.

Para todos los públicos

Casado considera que el PSOE es un partido que “pone en peligro la unidad del país” y que Sánchez es “el candidato favorito de los que quieren romper España”. “Soy la única alternativa a Sánchez de este plató“, ha dicho, tratando de pescar el voto útil contra el PSOE. El candidato del PP se vende como el “valor seguro” frente a un Gobierno del PSOE con “batasunos e independentistas”. Ha dicho “no aceptar lecciones de honestidad” del PSOE, al que ha echado en cara el caso Filesa, para decir: “Yo ya he pasado página de cualquier conducta irregular”.

Por su parte, Rivera ha lanzado sus ataques más duros contra Sánchez, que se “arrodilla” ante los que “escupen España” y “dan un golpe de Estado en Cataluña”– mostrando una fotografía de la reunión de Sánchez con el president Quim Torra- aunque también ha tratado de venderse como el centro entre “la vieja izquierda y la vieja derecha”. En un ataque directo a Iglesias ha aconsejado a los ciudadanos que “se guarden la cartera” si gobiernan Sánchez e Iglesias porque irán “a saco” con una subida de impuestos.

Iglesias, que ha instado constantemente en el debate a no insultar y a reducir la “sobreactuación”, ha centrado sus intervenciones en propuestas más concretas y se ha erigido, Constitución en mano, como la única garantía del progreso social y como una “necesidad” para un verdadero gobierno de izquierdas. Ha pedido una única oportunidad para gobernar, “una sola”, y ha dicho: “Y si después de cuatro años no hemos conseguido cambiar las cosas, no nos voten nunca más”. Ha insistido en su discurso contra los poderes establecidos, para preguntar: “¿Si la política no sirviera para cambiar nada, por qué las empresas energéticas se gastan tanto dinero en tener a políticos en sus consejos de administración? ¿Por qué se compraron a José María Aznar y a Felipe González?”

A la salida, lo habitual de estas citas, todos satisfechos, aunque Iglesias ha lamentado no obtener respuesta de Sánchez a la pregunta de con quién prefiere pactar, si con él o con Rivera. En 24 horas los cuatro tendrán otra oportunidad de confrontar y de devolver golpes en una campaña que ha quedado paralizada por los debates y que apunta a aumentar, aún más, su intensidad los cuatro días que queda de pelea electoral hasta el duelo definitivo.

 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.