El dispositivo del Consell para el plan de seguridad en el consumo lo forman 45 policías

Los agentes van a realizar inspecciones para comprobar el cumplimiento de las normas de seguridad de los establecimientos y de los productos | El dispositivo de seguridad se desplegará por toda la Comunitat Valenciana, con un mínimo de 18 inspecciones diarias

El director general de Seguridad y Protección Ciudadana, Manuel Roca, ha mantenido esta mañana una reunión con el subdelegado del Gobierno en Castellón, David Barelles, para abordar el inicio del Plan de Seguridad en el Consumo de cara a la Navidad.

Esta campaña, que se inicia hoy, y se extenderá durante el mes de enero, cuenta con un total de 45 efectivos de la Policía de la Generalitat, que realizarán inspecciones diarias de control en centros comerciales, jugueterías, bazares, tiendas todo a cien, polígonos con centros de mayoristas y otros establecimientos, para comprobar las normas de seguridad de los establecimientos y de los productos.

2e1ax_timeless_entry_665e3353c5a0a1298b58f0408e39e998_XL

En la fase previa, que se comenzó a principios de este mes, se desarrollaron jornadas de formación y especialización, dirigidas a la Policía de la Generalitat y a Policías Locales. Además, se produjeron diversas reuniones de coordinación en las tres provincias.

Según Roca, el objetivo consiste en “aumentar la seguridad del consumidor en una época en que las compras se multiplican, especialmente respecto a aquellos productos o artículos cuya falta de calidad o control pueden resultar peligrosos para la integridad de los consumidores”.

Este dispositivo de seguridad, que se desplazará por toda la Comunitat Valenciana, realizará un mínimo de 18 inspecciones diarias y se lleva a cabo en coordinación con el resto de fuerzas y cuerpos de seguridad.

Asimismo, se van a aumentar las verificaciones de artículos incluidos en las redes de alerta del Instituto Nacional de Consumo y en la de la Conselleria de Economía.

El director general ha explicado que, durante los controles, la Policía de la Generalitat comprobará que los establecimientos cuenten con permiso de apertura, licencia, cumplimiento de horarios, hojas de reclamaciones y etiquetado de los productos, entre otros, y detectarán puntos de venta ambulante ilegal y mercadillos callejeros.

“Con este dispositivo -ha continuado- se pretende informar al ciudadano y al comerciante del uso o consumo de productos o artículos que pueden suponer algún riesgo, especialmente los dirigidos a menores, facilitándoles información así como teléfonos de contacto”.

Algunos de los productos o artículos sobre los que se va a prestar especial atención, son las guirnaldas luminosas de interior, punteros láser, películas pornográficas vendidas en centros de distribución no autorizados, así como artículos y juguetes eróticos vendidos en máquinas automáticas. También se comprobarán y verificarán las catanas y pistolas de aire, armas prohibidas, artículos de depilación y planchas de pelo que pueden producir quemaduras al usuario, entre otros.

Finalmente, ha recordado que las pasadas navidades la Generalitat realizó la Campaña de Consumo Seguro con “un balance positivo”, ya que se inspeccionaron 435 establecimientos tipo bazar y multiprecio, en los que se intervinieron más de 10.400 productos que no cumplían los requisitos que exige la ley.

VLC Noticias | Redacción

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.