El Ministerio del Interior reconoce que no hay dinero para rehabilitar el Cuartel de Zapadores

Vicent Sarrià denuncia que Rajoy ya ha aprobado tres presupuestos generales sin dinero para terminar las obras del Cuartel de Zapadores, con el silencio cómplice de la Alcaldesa

 

El concejal socialista Vicent Sarriá ha denunciado hoy que el Ministerio del Interior ha reconocido por escrito que no dispone de dinero en los presupuestos generales del estado para llevar a cabo la licitación de las cuatro fases que todavía están pendientes para rehabilitar el Cuartel de Zapadores.

cuartel-de-zapadores

El concejal socialista ha lamentado la situación de abandono en que se encuentran las instalaciones del Cuartel de Zapadores, donde se ubica el Cuerpo Nacional de Policía, cuyo proyecto de rehabilitación sigue paralizado al no haber incluido el gobierno de Rajoy ninguna cantidad en los tres presupuestos generales que ha aprobado y ha solicitado al Ayuntamiento una  inspección por parte de los servicios de Disciplina Urbanística y bomberos para que informen sobre la caótica situación y las condiciones de inseguridad en que trabaja en su interior, para dictar al Ministerio de Interior las órdenes de ejecución y las sanciones que procedan por el incumplimiento de sus deberes de mantenimiento de estos edificios.

Sarrià ha lamentado que la Alcaldesa y los dirigentes de su partido, fueran absolutamente beligerantes contra el gobierno de Zapatero porque no iniciaba las obras de rehabilitación,  cuando todo obedecía a una estrategia de obstaculización, retrasando durante casi tres años la licencia municipal, para que la rehabilitación no se iniciara y poder mantener su estrategia de  permanente victimismo.

Ahora, el Ministerio del Interior reconoce, tal como consta en la contestación que se adjunta,  que no hay presupuesto para la:

  • Fase 2. Rehabilitación de edificio principal que tiene fachada a la calle Zapadores)
  • Fase 3. Rehabilitación del edificio H con el paso subterráneo que conecta el aparcamiento con el edificio de nueva planta.
  • Fase 4. Aparcamiento subterráneo con acceso de vehículos y rehabilitación del antiguo polvorín.
  • Fase 5. Edificio multiusos de nueva planta.

Para Sarrià esta situación de abandono de un edificio protegido debe solventarse cuanto antes licitando las obras de rehabilitación del centro, cuyas únicas actuaciones, ha comentado, se llevaron a cabo con presupuestos del anterior gobierno socialista, tras la paralización del proyecto sin actuación alguna en los ocho años de gobierno de Aznar (1996-2004), y ha recordado que la  licencia para el cuartel de Zapadores, se solicitó en abril de 2009 y se otorgó tras 32 meses, poco antes de las elecciones generales por el boicot de la Alcaldesa, que estaba más cómoda en el discurso del enfrentamiento con el gobierno de Zapatero, que en defender las medidas positivas para la ciudad”, y ello a pesar de que los presupuestos generales del estado de 2010 contemplaban 5,5 millones de euros para poder iniciar las obras.

Sarrià ha culpado a Barberá de la paralización que sufre la ciudad y la ha  instado a  abandonar su “huelga de silencio”   y a trabajar por el interés general de la ciudad, los meses que le quedan de Alcaldesa, porque la herencia que está dejando es un listado de problemas sin resolver, por su mala gestión y  sumisión ante los incumplimientos de Fabra y Rajoy. “Los errores de Barberá y su empeño por obstaculizar cuando no se sigue su estrategia personal, están perjudicando los intereses de los ciudadanos” ha señalado Sarrià.

 

ANTECEDENTES

1.- Convenio Urbanístico y modificación PGOU

El 1 de febrero de 1996 se firmó un convenio urbanístico entre el Ayuntamiento de Valencia y la Dirección General de la Policía (Ministerio de Justicia e Interior) para la ubicación y establecimiento de las condiciones urbanísticas adecuadas de las instalaciones del cuerpo Nacional de Policía, en el antiguo Cuartel de Zapadores  (aprobado en sesión plenaria del 28-04-1995).

El convenio establecía dos aspectos principales. Por un lado la modificación puntual del PGOU para adaptar las calificaciones del suelo y la estructura a las previsiones de la Dirección General de la Policía, por lo que con fecha 11 de noviembre de 1997 se aprueba la “modificación puntual del PGOU en el ámbito delimitado por las calles Zapadores, Avda. Dr. Waksman y calle Planas”, con nuevos viales, zonas verdes y aperturas de calles. La superficie es de 26.287 m2 y mantiene dos edificios protegidos como Bien de Relevancia Local, uno en forma de “H”  y otro ubicado en la calle de Zapadores.

Por otro lado, la Dirección General de Policía (Ministerio de Justicia e Interior) se comprometía a la cesión gratuita al Ayuntamiento de Valencia de 7 parcelas destinadas a viales, zonas verdes y edificables con una superficie total de 12.930.- m2.

2.- Cesión de parcelas

La Junta de Gobierno Local del 13 de mayo de 2005 aprueba un “Acta de Acuerdo de ejecución del Convenio Urbanístico de 1 de febrero de 1996” entre el Delegado de patrimonio del Ayuntamiento de València y el Director General de Infraestructuras de la Secretaría de Estado de Seguridad en representación del Ministerio del Interior por el que se formaliza la cesión de las parcelas, pero manteniendo la cesión formal de 3 de ellas al momento en que se lleven a cabo las obras en el Cuartel, ya que ocupan servicios que deberán ser trasladados a las  nuevas dependencias.

De esta manera, siendo ministro  José Antonio Alonso en el primer gobierno de Zapatero se desbloquea el convenio  urbanístico firmado en febrero de 1996, también con gobierno socialista, y tras ocho años de paralización, sin realización de actuación alguna, en el gobierno de Aznar 1996-2004, y sin que desde el Ayuntamiento de Valencia se reclamara el inicio de las obras.

 

3.- Proyecto y licencia de obras

A partir de este momento el Ministerio del Interior redacta el proyecto de rehabilitación del Cuartel de Zapadores por un importe global de 28.130.888.- euros solicitando licencia municipal el 3/04/2009, con el objetivo de poder licitar las obras de una primera fase valorada en 6.088.463.- euros.

Esta primera fase consiste en la rehabilitación de cubiertas del edificio 2 (bloque H); ejecución de edificio técnico de instalaciones generales del complejo; cerramiento definitivo del recinto  y obras de la urbanización interior.

A partir de ese momento comenzó una carrera de obstáculos y trabas municipales al otorgamiento de la licencia de obras, que básicamente se centraron en tres:

  • Exigiendo la cesión de las tres parcelas pendientes como paso previo al inicio de las obras, a pesar de que se acordó previamente que serían cedidas cuando se rehabilitara el edificio donde se reubicarían los servicios que ocupaban.
  • Cuestionando que en el interior de la parcela, y al existir edificios protegidos con nivel 2 se pudieran aparcar vehículos de la Policía por el mal efecto visual al patrimonio.
  • Posibilidad o no de conceder una licencia global y permitir las obras en varias fases.

La licencia, finalmente se otorga sin reparos en ninguno de estos tres aspectos, mediante resolución 487-I del 4 de noviembre de 2011, a escasos días de las elecciones generales.

De esta manera, se consigue que el Gobierno de Zapatero no pueda iniciar las obras de rehabilitación del Cuartel de Zapadores ante la negativa municipal a otorgarle la licencia municipal.

En este sentido podríamos manifestar que se trata de un procedimiento prácticamente idéntico al seguido con la rehabilitación y ampliación del Museo de Bellas Artes, basados en una estrategia de la alcaldesa para evitar a toda costa las inversiones del gobierno de Zapatero en nuestra ciudad, para poder seguir manteniendo su discurso victimista y las ofensas de los socialistas a Valencia.

También lo intentó con el Plan E, que supuso la realización en nuestra ciudad de 160 proyectos en los barrios con una inversión superior a los 230 millones de euros, con permanentes salidas de tono sobre el tamaño de las vallas que anunciaban los proyectos o negándose a inaugurar ni uno solo de ellos. Pero estos proyectos se adjudicaron y pagaron puntualmente sin necesidad de paralizar obras y los disfrutan los vecinos desde hace varios años.

 

4.- La adjudicación de la primera fase de las obras

La ejecución de la primera fase de las obras tenía consignación en los presupuestos generales de 2010,  y se adjudicó por un importe de 5,5 millones de euros, y se iniciaron al poco tiempo de concederse la licencia de obras.

 

5.- La situación actual

Con el gobierno de Rajoy, los presupuestos generales del estado para 2012; 2013 y 2014 no han incluido cantidad alguna para poder licitar el resto de fases del proyecto, por lo que la situación de ruina de las instalaciones es  más que evidente.

VLC Noticias | Redacción

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.