El líder de Cataluña dijo a la cadena británica BBC que la región declarará su independencia en cuestión de días.

En su primera entrevista desde el referéndum independentista, el presidente catalán Carles Puigdemont dijo que su gobierno procedería con la separación de España “al final de esta semana o al principio de la próxima”.

Cuando se le preguntó qué haría si el gobierno español interviene y toma el control del gobierno de Cataluña, Puigdemont dijo que sería “un error que cambia todo”.

Las autoridades españolas insisten en que harán todo lo que esté en sus manos, junto con la justicia, para impedir la independencia de Cataluña.

Puigdemont reveló que en la actualidad no hay contactos entre el gobierno de Rajoy y la Generalitat de Cataluña.

El lunes, Puigdemont reunió de forma extraordinaria a su gobierno para analizar el escenario abierto tras el referéndum del domingo, suspendido por el Tribunal Constitucional.

La reunión se produjo en un momento de máxima tensión con el Ejecutivo español y con la puerta abierta a una posible declaración unilateral de independencia.

En una comparecencia en el Palacio de la Generalitat (sede del Gobierno catalán), Puigdemont anunció el domingo por la noche que en los próximos días “trasladará” al Parlamento catalán los resultados de la votación del 1 de octubre, de acuerdo con las leyes de “desconexión” aprobadas en la cámara catalana con el rechazo de la oposición.

Según datos del Gobierno catalán, en la consulta popular participaron 2.262.424 personas, con un 90% de votos a favor del Sí a la independencia frente a un 7,8% de papeletas en contra.