El SPPLB presenta alegaciones a los presupuestos municipales al no garantizarse la operatividad de la Policía

La falta de presupuesto para comprar uniformidad para los policías está generando, según asegura el sindicato SPPLB (Sindicato de Policías Locales y Bomberos) que los propios policías deban comprarse en muchas ocasiones prendas como gorras, pantalones, camisetas interiores, guantes e incluso calcetines, al no darles el Ayuntamiento ni una sola prenda en todo el 2013.

Si para atender las necesidades de la uniformidad de la policía son necesarios cerca de un millón de euros, este año al final solo se les desvió de la partida genérica de vestuario para todo el Ayuntamiento, al no tener la policía partida propia para este menester, la escasa cantidad de 180.000, lo que supuso que solo se atendió la demanda de las prendas que estaban muy deterioradas o rotas. De hecho, por parte de la propia Jefatura se comunicó al departamento  de Compras y Almacenes del Ayuntamiento la “lamentable y grave situación en la que se encontraba la uniformidad” y lo que ello suponía de merma para la propia imagen.

policia-local-2---recurso

Cerca de 100 motoristas de las unidades de Distritos y GOE con cascos viejos o deteriorados, sin las necesarias protecciones y con una repercusión directa en sus accidentes e importantes costes no solo económicos, son otras de las desagradables consecuencias.

En el parque móvil, si bien se incrementa en 100.000 euros la partida, ésta dará para 20 scooters si llega, pero la realidad es que desde hace unos años aquí el parque móvil se ha reducido en 50 coches patrulla.

En el capítulo de inversiones estas son “0”, la misma que la del año pasado, ello conlleva que los chalecos antibala se queden sin renovar, que los controles de drogas brillen por su ausencia, que no hayan conos, ni señalización, ni linternas que salvaguarden la seguridad de los agentes a la hora de realizar los controles, o incluso que la señalización se realice con cintas de balizamiento de propaganda al no tener si quiera cinta señalizadora ante accidentes o actuaciones que exigen delimitar un área concreta.

Revólveres de más de 30 años, y defensas de madera, seguirán durante el 2014 formando parte de la PLV la cual, tal y como dice el Concejal de Policía “es de la mejor dotada de España”. Y donde algunos policías preocupados por su seguridad llegan incluso a comprase su propia pistola cediéndosela al Ayuntamiento para poderla llevar de uniforme.

No existe previsión para hacer frente a los servicios extraordinarios ni realizados durante el 2013, ni si quiera para los del 2014, por lo que asistencias judiciales o refuerzos organizativos de mandos quedaran pendientes y aumentando la deuda, y lo más grave los eventos especiales se realizaran con el cada vez más reducido servicio ordinario, retirándolo de sus funciones habituales para realizar eventos.

Para el SPPLB lo más preocupante son aquellas cuestiones que puedan afectar a la seguridad de los agentes, como los viejos revólveres, las viejas motocicletas y furgonetas, las protecciones de los motoristas, los chalecos, la señalización, linternas…  y en todo caso lamentar la imagen que algunos agentes deben de soportar con sus viejas gorras, polos, gastadas chaquetas.. Porque a este Ayuntamiento no le importe la imagen que se traslada a la ciudadanía como consecuencia de la falta de interés en este sentido.

El Sindicato profesional espera que se atienda sus alegaciones ahora que están a tiempo, y sobre todo que no tengamos que lamentarnos después por pérdidas irreparables de las cuales algunos serian responsables directos.

VLC Noticias | Redacción

 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.