El Valencia CF pasa por encima del Dinamo en el exilio chipriota (0-2)

Definitivamente, este Valencia CF juega a otra cosa de la mano de Juan Antonio Pizzi. En el exilio decidido a última hora -Voro tuvo que notificar a los jugadores que el partido se jugaba en Nicosia en el mismo aeropuerto-, el Valencia CF, vestido con la Senyera, dejó la eliminatoria casi decidida ganando 0-2, con el segundo gol en el descuento gracias a un detalle de calidad de Sofiane Feghouli quien, definitivamente, demuestra encontrarse en estado de gracia.

El encuentro comenzó con un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de los enfrentamientos callejeros producidos en las últimas semanas en Kiev. Además, ambos equipos lucieron brazaletes negros en señal de duelo.

El planteamiento de Pizzi fue ejecutado de forma impecable por sus pupilos en la primera mitad, con la presión al Dinamo muy arriba, obligando a los ucranianos a jugársela con pases largos que acababan en su práctica totalidad en pies valencianistas. En la segunda parte, con el Dinamo de Kiev ya mermado de fuerzas, los blanquinegros optaron por un juego rápido y vertical que terminó de desmontar al rival. En ello tuvo mucha culpa la entrada en escena del chileno Edu Vargas, que formó con Feghouli una pareja ofensiva letal.

Keita, que volvía a jugar tras su debut liguero en Sevilla, tuvo una destacada actuación, un lujo que completó a la perfección el trabajo de Parejo y Míchel en la media. En defensa, Mathieu y Ricardo Costa secaron a los atacantes ucranianos con una velocidad y efectividad que recordaron al tándem Giner – Camarassa en sus mejores tiempos.

Feghouli marcó el segundo gol valencianista en el minuto de descuento. Foto: VCF

Feghouli marcó el segundo gol valencianista en el minuto de descuento. Foto: VCF

El ‘pero’ estaba, en los primeros 45 minutos, en el ataque, con ese último pase al que le fató una vez más la precisión que, el año pasado, aportaba Canales -cuando jugaba, claro-. Esto provocó que los valencianistas no gozaran de demasiadas ocasiones claras, aunque el portero rival tampoco estuvo muy fino. Así, a la media hora de partido, un disparo de Míchel de golpe franco rebotaba en un defensa mandando el esférico a córner. Fue la mejor ocasión de una primera mitad dominada de cabo a rabo por el Valencia CF. El Dinamo sólo tuvo un centro-chut que llegó manso a Diego Alves.

Se llegaba al descanso con el empate a nada inicial pero con buenas sensaciones sobre las posibilidades valencianistas, más aún conociendo las buenas segundas partes que suele firmar el Valencia de Pizzi. Sin embargo, las huestes del argentino salieron al césped en la reanudación sin cambio alguno, con la tarea de acelerar el desgaste ucraniano para después dar el mazazo definitivo.

Y así fue. Entró Edu Vargas por un casi inédito Alcácer, para aportar velocidad y verticalidad al ataque ‘ché’. Comenzó un acoso y derribo de la meta ¿defendida? por Shovkovskiy -de hecho fue sustituido en el 54 por Rybka- y a los pocos minutos, el portero suplente del Dinamo se erigía en protagonista al despejar, en una gran intervención, un remate del chileno a centro de Jonas.

Repetiría el portero ucraniano ante otro remate de Keita, que de repente se convirtió en el gran baluarte del Dinamo, precisamente en el mejor momento de los valencianistas. Pero los de Pizzi no cejaron en su empeño y, fruto del mismo, en el ’78 llegaba el primer gol valencianista que aportaba algo de justicia a lo visto sobre el césped. Parejo, que marcó jugada ensayada al saque de un córner, se la puso perfecta a Edu Vargas que, por fin, se adelantó de cabeza a los defensas ucranianos para mover elmarcador del GSP Stadium de Nicosia.

Edu Vargas revolucionó el partido en la segunda parte. Foto: VCF

Edu Vargas revolucionó el partido en la segunda parte. Foto: VCF

No sería la última del internacional chileno, que se convirtió en la peor pesadilla de la defensa del Dinamo. A punto estuvo de marcar el segundo en una jugada en que mandó al palo otro cabezazo para acabar recibiendo un golpe del portero Rybka que le dejó momentáneamente en el suelo.

Edu Vargas celebró su segundo gol valencianista en menos de una semana. Foto: VCF

Edu Vargas celebró su segundo gol valencianista en menos de una semana. Foto: VCF

Se gestaba -y era de justicia- el segundo gol valencianista, un tanto que dejara la eliminatoria lo más inclinada posible a favor de los de Mestalla. Pero se hizo de rogar y así, hubo que esperar al tiempo de descuento -seis minutos a criterio del árbitro- para disfrutar del detalle de calidad de la noche. Feghouli, en un gol de un auténtico ‘dandy’, marcó el segundo que deja las cosas muy bien para que el Valencia CF se clasifique para octavos de la Europa League.

Una noche completa para los intereses valencianistas.

FICHA TÉCNICA

Dinamo de Kiev (0): Shovkovskiy (Rybka, m. 54), Danilo Silva, Dragovic, Vida, Makarenko, Miguel Veloso, Vukojevic, Gusev, Belhanda (Garmash, m. 73), Lens (Kravets, m. 83) e Ideye Brown.

Valencia CF (2): Diego Alves, Joao Pereira, Ricardo Costa, Mathieu, Bernat, Javi Fuego, Parejo, Keita, Míchel (Feghouli, m. 67), Jonas (Barragán, m. 88) y Alcácer (Vargas, m. 59).

Goles: 0-1. M. 78: Vargas. 0-2. M. 90: Feghouli.

Árbitro: Liran Liany (Israel). Amonestó a Danilo Silva del Dinamo de Kiev, y a Jonas del Valencia CF.

Incidencias: Partido de ida correspondiente a los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League, disputado en el GSP Stadium de Nicosia (Chipre). Minuto de silencio por las personas fallecidas producidas en los enfrentamientos en Kiev. Los jugadores de uno y otro equipo lucieron brazaletes negros en señal de duelo.

VLC Noticias | Redacción. Fotos: VCF

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.