Empeora la situación de desplazamiento en Ucrania

Mientras la crisis ucraniana se acerca a su primer invierno, ACNUR está acelerando los preparativos para asistir a los desplazados más vulnerables con el fin de ayudarles a afrontar unas condiciones invernales que se esperan muy duras.

b_400_275_16777215_0___images_stories_2014_Octubre_ucrania

El continuo conflicto en el este del país, así como el consecuente colapso de los servicios, sigue obligando a más gente a huir de sus casas. La necesidad de ayuda humanitaria está aumentando especialmente en los alrededores de Donetsk, Kharkiv, Kiev y en las regiones de Dnipropetrovsk y Zaporizhzia. Se estima que a fecha de ayer, 23 de octubre, la cifra de población desplazada interna en Ucrania ha aumentado a 430.000 personas, unas 170.000 más que a comienzos de septiembre.

Alrededor del 95% de los desplazados proceden del este de Ucrania y están concentrados en Donetsk y Kharkiv, así como en Kiev y otras ciudades. En todas estas zonas ACNUR ha estado distribuyendo asistencia humanitaria de emergencia a los más vulnerables y está previsto entregar más ropa de abrigo y mantas en las próximas semanas, así como 400.000 metros cuadrados de lonas de plástico reforzadas para reparar tejados en el este de Ucrania.

Aunque la mayoría de los desplazados están viviendo en alojamientos de alquiler o con familiares y amigos, se estima que entre 14.000 y 18.700 personas están alojadas actualmente en centros colectivos.

A medida que se aproxime el invierno una de las prioridades más urgentes será garantizar que estos centros estén adecuadamente acondicionados y que se repartan mantas térmicas y ropa de abrigo a aquellos que más lo necesitan. ACNUR tiene previsto reformar 40 centros colectivos en las zonas donde se están produciendo más llegadas.

Los programas de ayuda económica en efectivo suman unos 250.000 dólares y se han puesto en marcha con la colaboración de las autoridades locales para apoyar a las personas más vulnerables, muchas de las cuales no han recibido pensiones o ayudas sociales debido al conflicto. Hasta ahora unas 1.600 personas en las regiones de Kiev, Lviv y Vinnytsia se han beneficiado de este programa que se ampliará a otras zonas de Ucrania.

En las últimas dos semanas, Ucrania ha dado pasos importantes para proteger y asistir a las personas desplazadas con nuevas resoluciones por parte del gobierno sobre registro y asistencia. Unas 16.000 familias fueron registradas la semana pasada y ACNUR espera que se establezca en las próximas semanas un organismo central para el registro completo y a tiempo de las personas desplazadas.

El lunes el parlamento ucraniano adoptó una ley –desarrollada con el apoyo de ACNUR y la sociedad civil- acerca de los derechos y libertades de las personas desplazadas internas en la que se amplían una serie de derechos específico para estas personas, ofreciéndolas protección ante la discriminación y el retorno forzoso así como asistencia en cualquier retorno voluntario. La ley también simplifica el acceso a distintos servicios sociales y económicos.

ACNUR espera que una rápida implementación de esta legislación ayude a que los desplazados internos encuentren un refugio seguro, trabajo y acceso adecuado a los servicios. La ley obliga al gobierno a comenzar a desarrollar una política de integración para personas desplazadas internas, lo que se espera que conduzca a una mejor planificación para asistir a las personas en necesidad.

Mientras, en la Federación Rusa, más de 207.000 ucranianos han solicitado el estatuto de refugiados o el asilo temporal desde comienzos de este año según el Servicio Federal de Migración de la Federación Rusa. Además, unos 180.000 ucranianos han solicitado otras formas legales de estancia en Rusia, como permisos de residencia temporales o permanentes. Un número mayor de ucranianos está llegando a Rusa bajo el régimen de visado libre que existe entre los dos países.

Muchos ucranianos que están llegando a Rusia se están alojando con parientes, amigos, en pisos privados, con familias de acogida o alquilando sus propios apartamentos. Las autoridades rusas han adoptado bastantes regulaciones para facilitar la estancia temporal de los ucranianos que llegan a su territorio. ACNUR espera que se conceda un trato similar a los refugiados de otros países también.

A fecha de finales de septiembre más de 6.600 ucranianos habían solicitado asilo en países de la UE en comparación con las 903 solicitudes registradas durante todo 2013. El país de la UE que ha recibido más solicitantes de asilo ucranianos ha sido Polonia (1.632), seguido de Suecia (841). Además, 581 ucranianos han solicitado asilo en Bielorrusia este año. (ACNUR/UNHCR)

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.