BANCA_QUE_ET_TOCA_980x90

JIM no quiere distracciones

Juan Ignacio Martínez, entrenador del Levante, ha asegurado que su equipo no puede distraerse pese a la ventaja que mantiene respecto al descenso y ha comentado que hasta que no se logra el objetivo hay que estar despierto: “No podemos distraernos, viene un rival (Real Betis) que tiene un poder ofensivo importante y para ellos es una final. Pero para todos y ahora más porque los márgenes de error son menores. El objetivo hasta que no lo tienes alcanzado y conseguido, evidentemente, no puedes presumir de ello y en eso estamos nosotros”, ha dicho.
El técnico ha desvelado que no hará cambios respeto al once que ganó la última jornada al Espanyol: “Es lógico, porque el equipo estuvo muy bien, no variará mucho del equipo que jugó en Barcelona”, subrayó.

Juan Ignacio ha valorado la mejoría física y anímica de Botelho después de la sanción: “Me alegra que estéis viendo su avance en el aspecto físico y psicológico, él lo ha pasado mal y es bueno que vaya entrando en la dinámica, perfectamente puede entrar en una convocatoria cuando esté bien”. Además, el entrenador valenciano confesó que ve a Arouna Koné recuperado para jugar ante el Betis: “Ya sabéis que lo hace todo con prevención y está entre algodones. Él tiene muy buenas sensaciones”.

VLCCiudad / Redacción

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

One Response to "JIM no quiere distracciones"

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.