La Asociación de Vecinos y Vecinas de El Cabanyal – Canyamelar se harta de las promesas del ayuntamiento

La Asociación de Vecinos y Vecinas El Cabanyal – Canyamelar ha reaccionado de forma enérgica ante las manifestaciones realizadas recientemente por responsables del equipo de gobierno de Rita Barberá en relación con la restauración de la nave industrial de la calle Mariano Cúber, esquina calle Vicente Brull -de propiedad municipal desde 2009-, declaraciones en las que se condiciona, según la asociación vecinal, dicha restauración -se baraja la posibilidad de transformarlo en un espacio de trabajo colaborativo (CoWorking), tal como propone un taller de arquitectura de la UPV- .

El edificio esquinero entre las calles calle Mariano Cúber y Vicente Brull, de propiedad municipal.

El edificio esquinero entre las calles calle Mariano Cúber y Vicente Brull, de propiedad municipal. Fachada.

La asociación vecinal se pregunta, para empezar, si de tales declaraciones debe intuirse que sin la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez hasta el Paseo Marítimo -origen y foco central del conflicto entre el colectivo vecinal y el ayuntamiento- no habrá restauración de este inmueble municipal que, dicho sea de paso, está ubicado a un kilómetro de distancia respecto a la zona afectada por tal prolongación. Igualmente, se pregunta  “para cuándo piensa la alcaldesa de esta ciudad, empezar a cumplir la Orden del Ministerio de Cultura que le insta a modificar el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI)”.

Cabe recordar, en este punto, varios hitos que, en el orden judicial, se han ido sucediendo en los dos últimos años respecto al ya famoso PEPRI:

  • El 28 de junio de 2011, el Tribunal Supremo desestimó el recurso de casación del Ayuntamiento de Valencia sobre la suspensión cautelar de la Orden Ministerial.
  • El 5 de julio de 2012, la Audiencia Nacional desestimó el recurso contencioso administrativo presentado por el Ayuntamiento de Valencia en febrero de 2010 y avaló la Orden del Ministerio de Cultura.
  • El 12 de noviembre de 2012, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestimó el recurso de reposición presentado por el Ayuntamiento y Generalitat  Valenciana contra la resolución del TSJM de 12 de enero sobre la demanda de incidencia de ejecución de sentencia.

A la vista de todo ello, a criterio de la asociación vecinal no existe “absolutamente ninguna excusa legal” en virtud de la cual seguir incumpliendo el mandato de la Orden Ministerial que obliga al equipo de gobierno de Barberá “a ponerse a trabajar en la adaptación del PEPRI, para que no produzca el expolio del patrimonio histórico-artístico del Cabanyal – Canyamelar”, por más que esté pendiente de resolución un último recurso de casación presentado por el ayuntamiento de Valencia ante el Tribunal Supremo y contra la sentencia de la Audiencia Nacional. Este trámite legal “no es excusa para el incumplimiento de la sentencia que avalaba la legalidad de la citada orden, no existiendo ninguna suspensión cautelar de la misma”, aclara la A.VV. El Cabanyal – Canyamelar.

El edificio esquinero entre las calles calle Mariano Cúber y Vicente Brull, de propiedad municipal.

El edificio esquinero entre las calles calle Mariano Cúber y Vicente Brull, de propiedad municipal. Vista al completo.

“Tampoco es excusa -continúa la asociación vecinal- estar pendiente de la resolución del recurso presentado en el Tribunal Constitucional por el Consejo de Ministros y con el aval unánime del Consejo de Estado, admitido a trámite el 14 de abril de 2010, contra la ley de Medidas de protección y Rehabilitación del Conjunto Histórico de la Ciudad de Valencia, que no pretendía otra cosa más que burlar La citada Orden Ministerial y la declaración de BIC del barrio del Cabanyal”.

Solar de el Cabanyal con enseres abandonados en plena calle.

Solar de el Cabanyal con enseres abandonados en plena calle.

“Con todo ello queremos poner de manifiesto la falta total de credibilidad del equipo de gobierno del ayuntamiento de Valencia -sentencia el comunicado de la A.VV. El Cabanyal – Canyamelar- de llevar adelante la regeneración, rehabilitación y revitalización de nuestro barrio. Cualquier acción en positivo por su parte, siempre aparece condicionada a la posibilidad de destruir una parte importantísima del mismo, cuya desaparición acabaría por poner en cuestión el valor patrimonial del resto”.

Aspecto de la calle San Pedro, este verano.

Aspecto de la calle San Pedro, este verano.

La regeneración urbanística, la rehabilitación arquitectónica y la revitalización social y económica del barrio precisan según este colectivo, de “una rehabilitación política de quien nos gobierna, capaz de poner en marcha una política de rehabilitación para El Cabanyal-Canyamelar”.

Tercera edición de los ya famosos 'Sopars a la Fresca', esta vez en la plaza de la Iglesia del Rosario.

Tercera edición de los ya famosos ‘Sopars a la Fresca’, esta vez en la plaza de la Iglesia del Rosario.

Los vecinos del Cabanyal-Canyamelar aseguran en este comunicado seguir en el empeño que hasta la fecha han demostrado, esto es, rehabilitar “puntualmente edificios en aquellos casos que la arbitraria casuística municipal así lo permite” y “propiciar la regeneración y dignificación del espacio público”. En este sentido, desde la vuelta de las vacaciones estivales se han celebrado hasta tres veces la iniciativa conocida como ‘Sopar a la Fresca‘, la última de ellas en pleno corazón del barrio, en la plaza de la Iglesia del Rosario junto a un infrautilizado Teatro Musical, “cuyos escasos espectadores -asegura la asociación vecinal- quedaron asombrados al salir de su espectáculo la pasada noche del viernes, viendo cómo un nutridísimo grupo de vecinos, más de 200, disfrutábamos de la noche con una animada cena al aire libre, en una de las más desaprovechadas y degradadas plazas de nuestro barrio”.

VLC Noticias / Redacción. Fotos: A. VV. El Cabanyal – Canyamelar

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.