La deuda de la Comunitat Valenciana se ha reducido en el primer trimestre del año debido al bloqueo del anterior Gobierno central al FLA

La deuda de la Comunitat Valenciana se ha reducido en 754 millones de euros durante el primer trimestre de 2018 debido principalmente al bloqueo del anterior Gobierno central al FLA, que no activó hasta el mes de mayo. Por ello, el descenso del endeudamiento es un dato coyuntural que se regularizará durante el segundo trimestre del ejercicio.

Como se desprende de los datos sobre la evolución de la deuda de las comunidades autónomas que ha publicado el Banco de España, a 31 de marzo el endeudamiento de la Comunitat Valenciana era de 45.433 millones de euros, 754 millones menos que en el trimestre anterior. De estos 754 millones, 570 corresponden a amortizaciones de deuda y los restantes 184 millones derivan de la reducción en operaciones a corto plazo de la Generalitat Valenciana y su sector público (pólizas, confirming, factoring y otros).

El anterior Gobierno central bloqueó durante los primeros meses del año la activación del Fondo de Liquidez Autonómica, que no se recibió hasta mayo. Este retraso ha provocado que la Generalitat tuviera que atender los vencimiento de deuda del primer trimestre con cargo a anticipos a cuenta de la liquidación de 2016, que el Gobierno no abona hasta julio. Son 1.568 millones de la Comunitat que el Ejecutivo central retiene durante dos años.

En concreto, el Ministerio de Hacienda transfirió a la Comunitat Valenciana en febrero un anticipo de 415 millones y en marzo otro de 155 millones, ambos para cubrir vencimientos de deuda que había que atender en el primer trimestre. Además, en marzo se transfirieron también 145 millones en anticipos que se han destinado a pagar a los proveedores de la Generalitat. De este modo, en total, entre enero y marzo, la Comunitat Valenciana ha recibido anticipos por valor de 715 millones, a los que se suman otros 69 millones que se recibieron en abril y que se destinaron también al pago a proveedores.

A fecha de hoy, la Comunitat Valenciana ha recibido 784 millones en concepto de anticipos a cuenta de la liquidación de 2016, lo que supone el 50% del total de la liquidación.

Esta situación se dio también en el ejercicio 2017, ya que el anterior Gobierno central retrasó hasta mayo la activación del FLA y los vencimientos tuvieron que atenderse con anticipos.

El 81,4% de la deuda en manos del Estado

Mientras no entre en vigor un nuevo sistema de financiación que acabe con la actual situación, la Comunitat Valenciana seguirá estando infrafinanciada y tendrá que incurrir en déficits porque, pese a gastar por debajo de la media, es la autonomía que menos recursos recibe del sistema.

El anterior Ejecutivo incumplió el compromiso de que en 2017 habría un nuevo modelo de financiación, abocando a la Comunitat a seguir con el actual modelo de dependencia del FLA, que son préstamos a devolver con intereses, en lugar de recibir los recursos que le corresponden a través del sistema. Esta situación genera un incremento del endeudamiento. De hecho, fruto de esta situación prolongada durante años, a 31 de marzo de 2018 el porcentaje de deuda de la Comunitat que está en manos del Estado supone ya el 81,4%.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.