La EMT expedienta a varios conductores por utilizar el móvil, comer y hablar y expulsó a uno por conducir ebrio

31 de diciembre de 2012 | Sección: Actualidad,Marítim,Portada | Por: pacovarea | @garaballa

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia ha abierto varios expedientes disciplinario e incluso avisando del incumplimiento de la norma a distintos conductores de la compañía por utilizar su móvil, comer o hablar mientras conducía sin apenas prestar atención a su labor al frente del volante de un autobús público, con el consiguiente peligro que ello conlleva”, según han afirmado responsables de la EMT a VLC Ciudad. Los casos más frecuentes son los de sanciones por hablar.

Los conductores sancionados lo han sido porque usuarios de las líneas de transporte lo han comunicado a la oficina de atención al consumidor y, en otras ocasiones, las menos, por parte de la empresa que opta por realizar un apercibimiento y sí es reincidente le abre expediente, según han manifestado. Otras fuentes agregan que el expediente disciplinario aplicando directamente tiene lugar normalmente cuando el caso sale a la luz pública.

Cabe recordar que éste digital publicó la expulsión de un conductor al que la Policía Local detectó conduciendo con una tasa de alcohol superior a la permitida en un control montado ex profeso en la avenida de Primado Reig debido a quejas sobre él que ya tenían y por sus antecedentes.

La entidad se ha expresado en estos términos tras conocerse el último caso que se ha conocido públicamente a través de un periódico de la ciudad incluyendo una foto del trabajador de la empresa, donde se le ve haciendo uso de su teléfono móvil mientras conducía el bus.

Cabe destacar que los propios sindicatos han alertado a sus afiliados en los folletos internos de que debían de dejar esas prácticas cuando estuvieran conduciendo por contravenir la ley.

La EMT ha lamentado “profundamente y condenado este tipo de actuaciones que atentan contra la seguridad de los pasajeros y de los usuarios de la vía pública.

El hecho ocurrió en un bus de la línea 2 Malvarrosa-Campanar

El hecho, según la nota oficial de la EMT,  tuvo lugar el pasado 4 de diciembre cuando un usuario captó en imágenes como un conductor de la línea 2 de la EMT hacía uso de su teléfono móvil, sin apenas prestar atención a su labor al frente del volante de un autobús público, con el consiguiente peligro que ello conlleva”.

Apenas un día después, la Oficina de Atención al Cliente (OAC) de la EMT de Valencia recibió un correo electrónico detallando y denunciando lo sucedido.

“De manera automática, y como se procede habitualmente una vez recabados todos los datos necesarios, se tramitó la queja y se remitió al departamento correspondiente para que tomara las medidas oportunas.

Así, y dentro de los 20 días laborables que EMT tiene fijado como compromiso para dar respuesta a todos los escritos recibidos, el pasado 27 de diciembre, se le remitió al usuario un correo electrónico en el que se le detallaba el procedimiento seguido, así como la apertura de un expediente disciplinario al conductor, reiterándole de nuevo disculpas por la actitud de éste.

La EMT afirma ser “consciente de la responsabilidad que tienen los 1.153 conductores que forman parte de la plantilla de la entidad”.

VLC Ciudad/Redacción

Descarga el ePub para e-book Este es el enlace corto.

Comments are closed.