La jueza concluye que a Casado le “regalaron” el máster a modo de “prebenda o dádiva” por su “relevancia política”

4686949La titular del Juzgado de instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, ha concluido que existen “indicios” de que el presidente del PP, Pablo Casado, obtuvo su máster de Derecho Autonómico como “regalo académico” a modo de “prebenda o dádiva” por su “relevancia política”, por lo que ha elevado la causa al Tribunal Supremo al ser diputado y, por tanto, aforado.

“Los hechos expuestos indiciariamente podrían revestir en relación con el sr.C.B (Pablo Casado Blanco) caracteres de delito de prevaricación administrativa y cohecho impropio“, señala la jueza.

En la exposición razonada (pdf.) hecha pública este lunes, la magistrada argumenta que el exdirector del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos, Enrique Álvarez Conde, imputado en este caso y en la causa primera sobre el máster de Cristina Cifuentes, dirigió, en connivencia con otras profesoras, “una serie de actuaciones tendentes a lograr que un grupo concreto y escogido de alumnos obtuvieran el título de máster sin efectivamente cursarlo, sin mérito académico alguno y regalándoselo a modo de prebenda o dádiva”.

Sólo benefició a alumnos con una posición relevante en el ámbito político, institucional o que mantenían vínculos estrechos de amistad o de carácter profesional con él, de modo que el resto del alumnado del máster de esa edición sí curso con normalidad el mismo”, dice la jueza.

Por todo ello, concluye que al existir indicios de que Casado pudiera “verse favorecido con este regalo” y para su “total esclarecimiento” resultan “necesarias” unas diligencias de investigación que ya sólo puede acordar el Supremo por el aforamiento de Casado.

La jueza insta al Supremo a “oír como investigado” a Casado

Así, la magistrada insta a “oírle como investigado” y requerirle para que aporte “cuanta documentación conserve del máster”, no solo los trabajos que permitieron su calificación en cuatro asignaturas, sino “cualquier documento, como correo electrónico o acuses de recibo, que evidencien que fueron efectivamente elaborados en el curso académico 2008-2009, y remitidos o entregados en dicha fecha para su calificación”.

También considera necesario requerirle que aporte el ordenador portátil antiguo en el que se encontraban archivados los trabajos presentados con el fin de que “la policía judicial se informe de la antigüedad de los documentos informáticos archivados como tales trabajos y si han sufrido modificaciones a partir del 20 de marzo de 2018”.

Casado obtuvo el título tras cursar cuatro de las 22 asignaturas del máster- la URJC le convalidó 18 materias- con la presentación de cuatro trabajos y sin ir a clase ni presentar un Trabajo de Fin de Máster (TFM), cuando era diputado autonómico en Madrid.

La jueza ya imputó a tres compañeras de la promoción del presidente del PP en el curso 2008-2009 por los delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa, dos de ellas antiguos altos cargos del PP: María Mateo Feito, con dos cargos en el Ministerio de Empleo y Economía, durante la etapa de Mariano Rajoy; y Alida Mas Taberner, subsecretaria de la conselleria de Educación de la Generalitat valenciana, durante la presidencia de Francisco Camps. Uno de los testimonios más relevantes hasta ahora ha sido el de la tercera alumna imputada, María Dolores Cancio, que ha confesado ante la juez que nunca fue a clase ni entregó ningún trabajo, aunque esto no le impidió obtener el título de posgrado. Estas tres alumnas lograron el título con las mismas condiciones de convalidación de asignaturas que Casado.

En su exposición razonada, la juez afirma que “ninguno de los alumnos del grupo ordinario, que acudían regularmente a clase”, recuerdan a Casado en las mismas y que en la ficha técnica del máster “consta con claridad” que la modalidad era “presencial”.

“No consta rastro documental ni de los trabajos ni de su remisión a la universidad”

La jueza dice que median “poco más de quince días” entre la comunicación por el vicerrector del acuerdo de reconocimiento de créditos (9 de febrero de 2009) de 18 asignaturas y la calificación de tres de las cuatro restantes (26 de febrero de 2009). En este punto, la magistrada hace referencia a las explicaciones de Casado en las que reconoció que fue evaluado conforme a trabajos, sin examen o práticas y añade: “no consta rastro documental ni de los trabajos en sí, ni de su remisión a la universidad por correo postal, electrónico o de otro tipo”.

A la magistrada le parece “sorprendente” que Casado dijera en una entrevista que “entregó los trabajos en mano, a puerta fría” en el Instituto de Derecho Público cuando no había acudido “nunca” a clase.

Insiste en la necesidad de que la policía judicial pueda corroborar que los trabajos que Casado “exhibió” en la rueda de prensa del pasado 10 de abril “se elaboraron efectivamente en ese año académico 2008-2009”, para descartar la “manipulación o elaboración posterior”.

La exposición jurídica hace referencia a que Casado dijo ante la prensa que “hizo lo que le pidieron” pero no especifica “quién se lo pidió” y, ante las declaraciones del líder del PP de que en ese momento “era solo un estudiante anonimo, veinteañero o que era muy poco”, la juez recuerda que era diputado de la Asamblea de Madrid y presidente de Nuevas Generaciones del PP.

Este mismo lunes, Casado ha vuelto a comparecer para descartar la dimisión y decir que está “muy tranquilo” porque hizo lo que se le pidió.  Niega haber recibido regalo alguno e insiste en que lo “hizo todo correctamente”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.