BANCA_QUE_ET_TOCA_980x90

La tensión entre Rusia y Ucrania aumenta en el estrecho de Kerch al retener Moscú a tres barcos ucranianos

descarga (36)La tensión entre Rusia y Ucrania por el estrecho de Kerch, que comunica el mar de Azov (al norte) con el Mar Negro (al sur) junto a la península de Crimea, sigue en aumento este lunes, un día después de que la armada rusa apresara a dos patrulleras y un remolcador ucranianos que supuestamente habían entrado ilegalmente en sus aguas.

Moscú ha reconocido que abrió fuego contra los navíos, hiriendo a seis de sus tripulantes, dos de ellos de gravedad, pero ha asegurado que actuó dentro de la legalidad. Este lunes, las autoridades rusas han reabierto el paso del estrecho, pero no ha liberado ni los barcos ni a sus tripulantes, tal y como le exige Ucrania.

Por su parte, el Parlamento ucraniano ha aprobado este lunes la propuesta presentada por el presidente, Petró Poroshenko, de imponer el estado de excepción en una parte del país a partir del 28 de noviembre y por espacio de 30 días.

La iniciativa no incluiría movilización de tropas, ni total ni parcial, y tampoco introduciría cortapisas a los derechos fundamentales de los ciudadanos. Además, no se aplicará a toda la geografía nacional, sino en diez regiones costeras o limítrofes con Rusia -incluidas Donetsk y Lugansk, escenario de un conflicto armado desde 2014- y con Moldavia, y en el propio mar de Azov, las más amenazadas por una posible agresión del país vecino.

“El estado de excepción no significa la declaración de guerra. Se introduce exclusivamente para reforzar la defensa de Ucrania en el marco de la creciente agresividad por parte de Rusia”, ha dicho, añadiendo que tampoco se trata de renunciar al arreglo político-diplomático en el este del país.

Reuniones de emergencia de la OTAN y el Consejo de Seguridad

El incidente ha hecho sonar las alarmas en las cancillerías de todo el mundo. Turquía, país costero del mar Negro, Alemania, Francia y China, entre otros, han mostrado su preocupación por los recientes acontecimientos.

La Unión Europea (UE) ha condenado el uso de la fuerza por parte de Rusia y ha exigido que libere los barcos y a sus tripulantes, y el Consejo de Seguridad de la ONU ha convocado una reunión de urgencia para decidir sobre la situación. Los socios europeos pertenecientes este último organismo han pedido este lunes la liberación de los marineros y de los buques ucranianos capturados.

Francia, Holanda, Polonia, Suecia y el Reino Unido han instado a Moscú a “restaurar la libertad de paso en el estrecho de Kerch” y han urgido a todas las partes a “actuar con la máxima moderación” para reducir la tensión “inmediatamente”.

Estos países han reiterado además su “total reconocimiento de la integridad territorial, independencia y soberanía de Ucrania en sus fronteras reconocidas internacionalmente” y llamaron a Rusia “a asegurar acceso sin restricciones a los puertos ucranianos en el mar de Azov”. 

La OTAN: “No está justificado”

La OTAN ha señalado que el uso de la fuerza militar por parte de Rusia contra buques ucranianos en el estrecho de Kerch “no está justificado”, tras recibir detalles de primera mano de las autoridades de Ucrania.

“No hay una justificación para el uso de la fuerza militar contra barcos y personal naval ucranianos”, ha indicado el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, al término de una reunión extraordinaria de la Comisión OTAN-Ucrania, a la que asistieron los embajadores de los 29 países de a Alianza y su homólogo ucraniano.

La representante de Estados Unidos en Naciones Unidas, Nikki Haley, ha calificado el incidente de “indignante violación del territorio soberano de Ucrania” por parte de Rusia, y una “violación de las leyes internacionales”.

Disputa por el tránsito por el estrecho

El incidente naval del domingo es el más grave ocurrido hasta el momento en la zona. Rusia asegura que su armada actuó “en estricto cumplimiento de la legalidad internacional y nacional” y ha calificado lo sucedido como una “peligrosa provocación” orquestada por su vecino, mientras Ucrania asegura que sus barcos se encontraban en aguas neutrales y regresaban a su base en Odesa.

Los barcos apresados continúan retenidos en el puerto de Kerch sin que hayan sufrido daños.

Moscú y Kiev firmaron en 2003 un acuerdo sobre el uso del estrecho de Kerch y el mar de Azov que permite la circulación de buques comerciales mientras que los navíos militares tienen que informar a la otra parte.

Pero desde que Moscú inauguró en mayo un puente sobre el estrecho para unir la península de Crimea, anexionada unilateralmente en 2014, con el territorio ruso, el tránsito de los buques ucranianos se ha vuelto más difícil.

Moscú ha establecido un reglamento de concesión de permisos y un horario de tránsito que según Kiev perjudica el comercio con sus puertos en el mar de Azov, Mariupol y Berdyansk. Además, las autoridades rusas han redoblado las inspecciones de los buques ucranianos, por lo que Ucrania denuncia un bloqueo comercial de facto para debilitar su economía y dificultar su control sobre el este del país.

Moscú apoya a los rebeldes prorrusos en el este de Ucrania, precisamente la región que comunica con el Azov.

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.